Monday, July 27, 2009

Son las 3 de la mañana y quiero Doritos Nachos

Y me los voy a dar porque nunca me niego nada y soy mi consentido y quiero quedar bien conmigo porque me gusto mucho y quiero pedirme que nos vayamos a vivir juntos. No me vayan a decir, tengo miedo de mi respuesta. Pero creo que ya es tiempo, hemos salido por un rato y algo me dice que yo y yo seremos muy felices.

-Ouch, pensé que podría postear mientras comía Doritos, pero debí terminarlos antes. La Mega Bolsa de Doritos es una falacia-

Y hablando de falacias, cómo me incomodaba la palabra falacia cuando pequeño por su similitud con "felacio". Tan incómodo como debe ser un niño de cinco años que sabe lo que es una felación y le incomoda hablar del tema.

Eso les contaba a Tamara, Jorge Pedro y Mario, con quienes fui de gira hoy por Azcapotzalco. Qué feo y qué bonito es. Como el fellatio, que resulta horrible o maravilloso según quien lo practique o en quien esté pensando uno. Yo no tengo hijas, pero cuando las tenga, sépanse que sólo van a dar besos en el cachete. Pero en fin, ya les contará Tamara de las bellezas chintololas y les mostrará fotos de sus verdes paisajes. Esto es sólo una probada...


Tomando la foto del lugar donde "Se pintan niños". No se impermeabilizan.



Adivinen quién es.

Y cuando pensé que el día había terminado, me regalaron eso que tanto me obsesiona últimamente...


No una, no dos y no tres, cuatro manzanas cubiertas de chile y chamoy. Pero esperen, no son manzanas, son "grapples", manzanas con sabor uva. Porque todos hemos soñado con manzanas sabor uva de la misma forma que soñamos con plátano sabor espinazo en salsa verde. Y como el día no había terminado, fui al súper de medianoche para encontrarme con esto:


Jugo con Yoghurt Gerber ¿No suena increíble y delicioso? Su textura debe ser tan delicada y cremosa como su sabor, dulzón y aterciopelado, una caricia al paladar. Pues no, es ácido, insípido y aguadón, una prueba más de que los de Gerber no se esfuerzan porque los bebés nunca se van a quejar.

¡Protestad, bebés del mundo!

Monday, July 13, 2009

Olvídense de Paris




... y del mundo y de sus fans. Hay alguien a quien afectó más que a nadie la partida de Michael Jackson:



¡La señorita Teschmacher!

La pobre, como un servidor, tiene una fijación oral. Pero ella es un caso grave, pues encuentra chichis en cualquier cobija y las lleva hasta su sala de Roche Bobois que haría llorar a Philippe Bouix de saber en que terminó su minimalista y funcional diseño. Ella prometió ser muy fuerte cuando Cachu, pero con lo de Michael simplemente no pudo más y volvió a las andadas:

.

Así que me fui al centro, porque en el centro hay una solución para todo. Y lo que encontré fue que ahora en el metro hay unos "Centros de Monitoreo":


Supongo es para atrapar a los torteadores furtivos y consignarlos ante la autoridad. O que respondan como hombres y te pongan casa por los favores recibidos.

Pero lo que más me impresionó fue esto:


"Los mexicanos, raza brillante que gusta de monitorear los centros de monitoreo"

Friday, July 03, 2009

Muero por postear

Y otros mueren cuando dejo de hacerlo...

¡Oh Dios hambriento de posts, calma tu ira, aplaca tu rigor, no señales con tu flamígero dedo a más glorias del pasado, confórmate con éste tu hijo, tu cordero en salsa de arándano que entrega su sacrificio!

Perdimos a Michael, a Farrah y a Cachu. Pero la vida tiene que seguir. Y qué mejor que seguir con imágenes que revelan una parte íntima, oculta y hasta ahora desconocida de una de sus celebridades favoritas:





Yo.

Aquí tienen mi tomografía, con bellas y exclusivas imágenes de mi chiclocentro. Y hablando de chiclocentros, hay unos chicles cuyo sabor me fascina y no puedo dejar de mascar y si estuviera en la secundaria me acarrearían multiples reportes y visitas a la dirección y chicles pegados en la frente.

-¿Por qué las maestras amenazan con pegar el chicle en la frente? ¿Alguien lo ha visto suceder en realidad?-

El caso es que venía yo muy fresco un día a comprarle chicles al señor del puesto:

-Qué tal buen hombre, haga usted favor de darme unos Trident Sandía-Yerbabuena y conserve el vuelto de este doblón de oro.

-Uy, desos chicles no hay, ya los descontinuaron. Pero tenemos Melón-Zarzamora.

¿¿¿Qué???

Apenas habían inventado un chicle que no sabía a Maestro Limpio, favorito de los campeones besadores y salen con que se descontinúa. ¿Desde cuándo se descontinúan los chicles? ¿Y a quién se le ocurrió eso de Melón Zarzamora? ¿Por qué no Chilaquiles-Plátano o Papaya-Pepino o Jícama-Chocolate?

¿Qué tienen en la cabeza las empresas chicleras? Lo que tengo yo, lo pueden ver en la foto de arriba. Y para rematar, siguen vendiendo el horrible sabor Fresa-Limón que sabe como los sobacos del diablo, pero más ácido.

A pesar de todo soy el hombre más afortunado sobre la tierra, pues haciendo uso de toda mi influencia política y poder extra sensorial, mandé a por el último cargamento de Trident Sandía-Yerbabuena sobre la faz de la tierra.

Helo aquí.



Ya me acabé unas cajas. No se les ocurra pedirme que deberé convidarles uno sabor Maestro Limpio.