Monday, June 01, 2009

Pesadilla saramáguica

Cuando escuchaba eso de "Ensayo de la ceguera" me preguntaba si se referían a un ensayo de esos escritos que hay que entregar en la escuela, o más bien hablaban de un ensayo con la maestra del kinder que iría más o menos así:

"A ver niños, ora sí, cuento tres y todos cierran sus ojitos..."

Pero un día me regalaron el libro y supe por fin que es Ensayo "sobre" y no "de" la ceguera. Lo malo es que lo guardo con mucho cariño pero no lo he leído jamás. Aunque debería hacerlo después de lo que sucedió el jueves.

El sol se había puesto ya y revisaba los detalles de una presentación que teníamos al día siguiente con unos clientes de Miami. Iba y venía de un lugar a otro practicando mi inglés con acento cubano, cuando de repente, comencé a ver manchas de luz. Asumí que era el fosfeno resultante de haber visto una luz muy brillante y seguí en lo mío. Pero entonces, recordé que no había una sola luz o mente brillante a mi alrededor.

¿Sería un desmayo? ¿Cómo son? ¿En los brazos de quién caería? ¿Me encuerarían? ¿Robarían mis zapatos? ¿Despertaría con un beso de amor? ¿Traigo mis calzones de desmayar? Sin decir a nadie volví a mi lugar para observarme un rato. Miré a mi alrededor buscando la falla, pero no me dolía nada ¿Sería un infarto? ¿Aneurisma? ¿Glaucoma? ¿Coma diabético? ¿Hipertensión? ¿Migraña? ¿Vertigo de Meniere? ¿Tumor cerebral? ¿Moriría en la agencia? ¿Traigo mis calzones de desmayar?... No eran el tipo de luces que aparecen cuando baja la presión. Miré mis manos. Ahí seguían ¿Por qué en las películas la gente mira sus manos cuando pierde la conciencia o se está transformando en lobo? Entonces intenté leer y un escalofrío recorrió mi espina.

Vivía la pesadilla más horrible que alguien como ustedes y yo puede experimentar. En lugar de ver toda la página y leer el texto de un golpe y como un relámpago, sólo distinguía una palabra a la vez. Todo lo demás era una nube borrosa de luz. Leer era un suplicio y de repente comprendí a aquellos mis compañeritos burros que leían... Ra-za-pu-jan-te-de-nues-tra-me-ri-ca-he-cha-de-ba-rro-co-ci-dal-sol... Y como no comprenderlos si me estaba volviendo uno de ellos ¿Qué sería de mí?

Entendí entonces que había perdido la visión periférica, esa que es tan difícil de explicar porque nadie sabe que tiene visión periférica hasta que la ve perdida. Me levanté de un salto y corrí a un espejo a comprobar mi teoría. Y ahí estaba, frente a mí. Podía verme claramente, pero sabía que algo andaba mal, hice pruebas con mis dedos y efectivamente, mi campo visual se había reducido en suficientes grados como para volverme en otra cosa que no soy yo. Regresé a mi lugar y seguí trabajando en mis pendientes, regañándome a mí mismo por no botarlo todo e irme al hospital o al castillo de Balmoral.

Y de repente, pasó.

Todo era normal, pero yo seguía enojado conmigo por no escuchar a mi cuerpo escultural y salir corriendo de inmediato. Sentía mi tiempo perdido y refunfuñé en mis adentros hasta que por fin me salí.

Una vez en mis aposentos, me pregunté que debía hacer. Mi vista había vuelto a su naturaleza perfecta y me sentía bien, pero comprenderán que siendo un prodigio de salud y belleza, esto no me parecía poca cosa y mi médico opinó lo mismo. Así que aunque a deshoras, me encaminé a la sala de urgencias.

Elegí el Hospital Español porque es el único que tiene gelatina sabor morcilla -mi favorita- además de las ricas variedades de chistorra, paella y chorizo, que en caso de ser internado, harían mi estancia más llevadera...

Esperen. Ahorita les cuento de mi aventura en el hospital...

34 comments:

Nena said...

Continúa!!!!!

Nena said...

Cuando me daba migraña también perdía la vista por una hora mas o menos, a duras penas podía distinguir luces fuertes. Era horrible...

nerdencabaret said...

wooo no mames es ierto!! yo ya llevaba varios días en ascuas preguntandome si asté ya había perdido la vista o al menos había ganado unos cuantos amigos imaginarios y otras cosas más peludas

pero presumo que las cosas ya están mejor dado que ya se le lee así como pos chido

*aLicE* said...

Uhh... el Hospital Español es bien cheeedo... el mobiliario es asi como de 1970, y las habitaciones deprimentes...

Mejor váyase a una de caché como el Ángeles... ahi las regaderas lo bañan a uno asi solitas, sin q tenga usté la necesidad de frotarse jaboncito...

Y respecto a la ceguera... querido Gonzalo, bienvenido a mi mundo!! Te comparto mis lentes...

Cuidese!! Y acuérdese siempre de llevar sus calzones para desmayar... que de mal gusto sería no llevar calzones adecuados para la ocasión!!!

Jijiji... Saludiiines!!

Sara Ache said...

Ay que rico. Yo tambien quiero hospital español.

Anna said...

quierooo conocer que paso en el hospital..
y si un par de galenos gallegos gaturros... te sacaron los ojos para trasplantarselos a isabel pantoja..
joder... cuantas veces no habra muerto esa mujer..
saludos y besos hospitalares!

Alaska said...

No vuelvas a olvidar tus calzones de desmayar, son importantes!!! jajaja

Esperaré la continuación...

NTQVCA said...

Me quede atorada escuchando un ingles con acento cubano e imaginando como son los caloznes de desmayar.

el ishmail said...

no ma-mes... qué miedo.

Por cierto... vean la película "Las cenizas de la luz"... lloré más que con Bambi.

Marco said...

Que miedo ... los problemas en los ojos me dan mucho mucho miedo ... Espero estes bien.

Acidita said...

Será que yo no tengo calzones de desmayar??

Tengo problemas con aquello de los oclallos (leáse ojos) porque yo mesma tengo un problemilla. Buuu.

Cuídese mucho!! Y a su cuerpo escultural hagale caso, ése normalmente no se equivoca.

Ek said...

Ya ves TODO lo que te pasa por no postear? Primero caen las siete plagas en el mundo, y tiembla y bla. Y ahora la maldición cae sobre ti por tu egoismo al no compartir con los humanos un poco de tu sabiduria!

Que te mejores!

Y...como son esos calzones de desmayar?

obtusa said...

No Gonzalo! que onda con eso y como eres que nos dejas aqui pensando! acabanos de contar ya no dejes de postear!

Anonymous said...

...prodigio de salud y belleza jejeje...

Saludos!!!

Claudia

Eduardo / Joselite said...

yo tambien me desmayé el otro día subiendo el cerro del muerto. Eran tiempos de influenza y la gente que me vio penso que me dió un ataque ocasionado por el virus.

Lo que pasó es que se me bajó la presión por que no había desayunado nada y además perdí condición.

Un amigo me agarro a cachetadas y todavía me duele la nariz. Me desperté diciendo "me quedé dormido!" como cuando me levanto para el trabajo y ya voy tarde.

Bien padre.

Pero no es influenza.

¿y luego que paso?

Guzky said...

Yo entro en pánico cuando suceden hechos inexplicables como ése...como cuando me dio parálisis facial...jeje. Saludos y cuídate. te llevaremos flores.

Caminante said...

De ahora en adelante seras conocido en los libros de fisiología como el paciente GF.

Anonymous said...

Síntoma de migraña... o de alguna exótica enfermedad a la cual le pondrán tu nombre. ¡¡Qué afortunado!!

Dana

rafita said...

lo siento, pero si ese malestar te sienta a escribir, bien por el!!!!


rafita

rafita said...

Y que onda con la segunda parte????

Vivienne said...

no manches ke miedooooo... menos mal ke al parecer todo va mejor o no kiero ni pensar cuantas horas tardaste escribiendo eso con una vision limitada...

Hoy si traigo mis calzoncillos de desmayar... (solo por curiosidad como son los tuyos)

Eduardo / Joselite said...

Por cierto...

NO PERMITAS QUE TE LLEVEN AL HOSPITAL.

Descubrirán que eres un ser inmortal, y si te abren o algo destruirán la inocuidad de tus órganos internos, te van a desmembrar y venderte en partes para hacer, relojes de marfil con tus huesos, abrigos con tu piel, pinturas rupestres con tu saliva y tacos de moronga con tu sangre.

Te lo digo por experiencia.

Yalicita said...

Ya quiero leer la historia del hospital, no nos tengas en ascuas.

Seguramente lo de la pérdida de la visión periférica fue tu castigo por engavetar el libro de Saramago. Ve a leerlo lo más rápido que puedas, no vaya a ser que después te encuentres viendo todo blanco.

Saludos desde Managua

Sole said...

Ya se te esta haciendo costumbre tardar cada vez mas en escribir tu blog

Sole said...

Me uno a la petición popular de que describas tus chones de desmayar =), que todo este bien

urs said...

¿Y luego? :D

Este es otro voto a favor de que describas como son esos calzoncillos ^^

Saludos!

Katherine Love said...

http://lovesexykat.blogspot.com/

cris said...

jajajajajajajaja

y tu sin tus chones para desmayar . . . continua por favor, por cierto se me antojó la chistorra . . .


y si ya es hora, de que leas ese ensayo . . .

:)

Anonymous said...

Seguro es migraña pero puedes salir al patiesito del Español y acariciar gatitos...mientras cantas bajito. espero estes mejor!

rafita said...

jajaja
yo quiero gelatina de morcilla!!!

melissa said...

estoy aki en el trabajo aburridota entre y entre a tu blog a veer si ya te dignaste a escribir algo y nada!
y nomas me voi una miiisera semana de vacaciones y encuentro dos mega blogs, q tienes contra mi gonzalo eeh??
pero te perdono
haa q le vamos a hacer, asi soi yo ;)

Djorek said...

Presente

No leas ensayo sobre la ceguera, te lo platico, un tipo un dia pierde la vista inexplicablemente, luego todo el mundo y finalmente la recuperan poco a poco. (listo, te ahorre hojas y hojas de aburrición!)

Anonymous said...

sip....eso suena a migraña....yo tambien veo no mas una palabrita y el resto como si estuviera viendo bajo el agua

van tuan said...

dự án chung cư vinhomes nguyễn trãi là một quần thể đô thị hiện đại chung cu vinhomes nguyen trai được trang bị nội thất tinh tế thiết kế vinhomes nguyễn trãi sang trọng vinhomes nguyen trai đẳng cấp kết hợp cùng tiện nghi vinhome nguyen trai cao cấp vinhomes nguyễn trãi là điểm đến lý tưởng vincom nguyen trai đầy đủ cho người tiêu dùng vincom nguyễn trãi có bán giày nam các loại giày công sở nam đẹp nhất.Công ty thiết kế nội thất hàng đầu tại hà nội, chuyên thiet ke noi that