Tuesday, April 14, 2009

De zarzamora a mujer

No pregunten porqué, pero el otro día viajaba en el micro con una bolsa de zarzamoras.

El otro día iba a ver a mi abuelita en un microbús. Como todo personaje fantástico que visita a su abuelita, llevaba una bolsa de zarzamoras, pitufresas y pitufibayas que había recogido en el bosque y que por pura comodidad, senté a mi lado en un lugar vacío.

Cuando llegó el momento de bajar, sucedió lo peor. Un lobo La bolsa tenía un hoyito traidor y por él filtróse el jugo carmín de las zarzamoras hasta el asiento de plástico formando un rojísimo charco que parecía ser cualquier cosa menos jugo de zarzamora.

Tenía mucha prisa y no pude limpiar, así que pido una disculpa a la siguiente persona que llegó a sentarse y pensó que alguna pobre había pasado de niña a mujer sentada en el microbús y lloró un poco asqueado y harto desconsolado por esa pobre mujer que en realidad era una zarzamora.

Lo siento, pero no puedo dejar de usar el transporte público ¿Dónde más voy a vivir experiencias mágico frutástico musicales?

30 comments:

alexnike90 said...

Mala onda para la persona que sento en ese asiento despues de que te retiraste. xp

Juanitos Blog said...

Se me antojaron las zarzamoras. Quiero zarzamoras, ahora me voy a sentir muy frustrada por no tener zarzamoras a la mano.

silvia said...

Mejor a la otra llevale panquecitos, son un clásico y no escurren jugo.

Milau said...

Jojojó, ¿¡cómo que no tuviste tiempo de limpiar?!
Qué bárbaro!

sanbond said...

jajajajajajajajja

emilmen said...

jajaja, a lo mejor pensaron que eran rastros de sangre y recogieron la evidencia, atraparan al asesino del microbus? su rasgo caracteristico es el olor a zarzamora..

NTQVCA said...

Ay! como me he reido de esta desgracia!

Sole said...

No puedo creer que no hayas limpiado, digo, podrias haberte bajado en la siguiente parada y no dejar tan desagradable sorpresa para los finisimos usuarios del microbus. Guac!!!!

-®- pIpO -®- said...

Espero tu victima se pase por aca, si no probablemente habras creado un trauma.

Eduardo / Joselite said...

Re triste pero que bueno que no tenias unas guanábanas por que entonces si... El eyaculador precoz del transporte publico.

*aLicE* said...

jajajajajajaja q risa Gonzalo!!! jajaja... pobre personita a la q le tocó... jejeje...

Ahhh hubiera matado por ver la cara del desafortunado...

Salu2!!!!!!!!

Nena said...

Señorita Alejandrita un día dejó una de esas 'manchitas' en el sillón blanco de la sala de nuestra amiga Tere, ji.
Por cierto, sigues sin conocer a señorita Alejandrita!

Besitos, yo leo tu blog seguido eh', así que postea mas.

Plaqueta said...

Jajaja, niña a mujer. Eso es TAN de la Anexa.

Chefis! said...

llegar a tu destino con una mancha así, debe ser la mera onda

Reiki said...

ya que pasado... pobre cristiano el que se sento sin fijarse

YO SOY EL QUE YO SOY said...

No podía sentarse sin fijarse, la zarzasangre era muy evidente, ya perdónenmeN ji ji. Los quiero mil.

Anonymous said...

¡Jaaaaaá!

Uy, llegué tarde para mi dosis de zarzamor y eso de "los quiero mil", ya no me tocó.

melissa said...

jajajajajajajajajajajajajjajajajajajajajajajajajaja

ya me canse de escribir jajaja
pero sigo riendome
jjajajaj

Yalicita said...

No se que le pasa a mi google reader que no me aviso de esta entrada, snif, snif, vengo a leerla casi una semana despues.

urs said...

Uy, pobresito del asiento, se quedó sin vida útil por sabrá-Dios cuánto tiempo. Quedó ahí, maculado por la inocencia de un usuario que no reparó en la fatalidad de un hoyito traicionero y ese juguito zarzamórico. Pero al menos eso se nota, quién sabe sobre qué sustancias imperceptibles se sienta uno estos días.

Saluditos ^^

Eco said...

Eso me recuerda a cada vez que me he sentado en el maldito autobus y me he quedado con un chicle que no era mío (sep, en el trasero). Por eso cada vez me importa menos de que me llené y más en la técnica correcta de lavado para quitarlo.


Que feo... No me imagino al pobre camionero teniendo que limpiar eso... La vez que yo vomité en el camión por lo menos lo hice en mi playera, para no molestar a nadie je je je

翼のおれたエンジェル said...

La historia continúa así: una chavita de secundaria se sienta en la zarza-sangre, llega a su escuela y las otras chavas le avientan toallas femeninas, lo cual desata que ella desarrolle poderes telekinéticos y en venganza haga su propia masacre el día de su graduación.
Demasiado Stephen King.
Saludines,
Angelín

Katz said...

Jaja, imaginate al chofer cuando vea eso jajaja, va a poner un baño en el pesero xD

*aLicE* said...

jijiji... ahhhhh... como dijeron por ahi aarrrriiibita... mejor llevale panquecitos o una piña... esa por lo menos tiene la cascara durita, jejeje..

Gonzalooo ya no te nos desaparezcas tanto!!!

Anonymous said...

sos un genio, no te gustaría venirte a trabajar con nosotros?

F.

Tumeromole said...

Si no ibas a limpiar, hubieras puesto un poco de papel higiénico sobre la mancha... para darle más drama a la historia imaginaria "niña a mujer".

melissa said...

al igual q angelin
yo pense q lo peoor q pudo haber pasado con tu zarzasangre es q una muchacha adolescente o joven o joven madura, en fin una mujer se hubiera sentado alliii
xq en un hombre seria obvio q se sento en algun lugar y se mancho
pero una mujer!!
es lo peor q has hecho en tu vida Gonzalo!!

melissa said...

y ya escribe algo new porfaa

estoy aburrida, recurro a uno de los mejores entretenedores ( te imagine sumido-y no solo la panza- en una alberca de tenedores) del internet y nada!!

rosalba said...

ja ja! solo a ti te pasan esas cosas gracias por compartirlas! imaginate que tal transformación le suceda a alguien en un ruta 100! cuanta humillación reunida en unos cuantos segundos!! y que la ñora bigotona desconcida de a lado le dijera: "Felicidades m´jita..." what a nightmare!

Anonymous said...

eres tu