Tuesday, January 06, 2009

A Chuchita la bolsearon

Ya, feliz año, y Navidad y buenos propósitos y viva México y la Revolución Cubana y el Imperialismo yanqui y soy de lo peor porque no les conté de mis navidades ni mis años nuevos, todo en plural quién sabe por qué pero todo en plural porque fueron muchas todas ellas.

El otro día salí a la calle y como siempre los Reyes Magos mexicanos comprando sus regalos a la mera hora y atiborrando las tiendas y vaciando los cajeros automáticos, y como yo necesitaba de unos cuantos pesos para sobrevivir, ahí me tienen buscando uno por los rincones, pero todos sin efectivo o con unas colas tremendas llenas de Reyes Magos con cara de angustia. Pero entonces muy inteligente yo, encontré un Liverpúl, que es como los mexicanos le llaman al Liverpool y en mi profunda sabiduría intuí que dentro de tan surtida tienda departamental habría un cajero atiborrado de dinero fresco.

Metíme entonces y dicho y hecho, un cajerote me esperaba sonriente. Pero antes del cajero, estaban las grasientas y deliciosas galletas de Mrs. Fields, las mismas que acaban de quebrar en Estados Unidos, pero que en México seguirán siendo un boyante negocio gracias a mí y mientras no se me ocurra hacer una dieta porque podría comer sus galletas de chocolate blanco y macadamia todo el día y están a punto de abrir una sucursal Gonzalo.


¡Gracias señora Fields! Tan dientona ella.

Así que llegué al cajero con mis galletas en la mano igualito que la señora Fields, metí la tarjeta y me la regresó porque era de esos que te hacen el tramite nomás metiéndola un ratito. Entonces ya estaba yo con dos galletas en una mano, una tarjeta en la otra, mi mochila en la espalda, un pantaloncillo apretado y maricón que no me deja meter nada en las bolsas porque parece que me agarró muy duro la celulitis en las chaparreras y la boca y cachetes llenos de ricas boronas. Así que con el dedo embarrado de chocolate blanco y macadamia, hice mi solicitud y escuché como el dinero papaloteaba hacia mí.

Y así por la ventanita salió un fajo gordo y sucio de billetes que acabarían agarrados de algún calzón en un table dance, los pobres. Y cuando me dispuse a tomarlos, debí darme un segundo para desocuparme una mano. Y en eso estaba, cuando vi al dinero desaparecer ante mis ojos dejando tras suyo sólo un silbido. La puerca máquina se lo había tragado. Pedí auxilio y después de que todo el Liverpúl con acento en la "u" se enteró de mi hazaña y se me quedó viendo como un malandrín que vive de fingir robos y acusar al cajero, me dijeron que no podían hacer nada y que llamara a mi banco y que lero lero candilero.

¿Qué tal que tuviera hijos y fuera el dinero para comprarles una muñeca descabezada y un mendrugo de pan?

¿O que pagara renta y fuera para mi renta?

¿O que comiera y fuera para mi comida?

¿O que tal que NeoSkin no hubiera cerrado y dejaran pagar en cómodas mensualidades y yo debiera una y el dinero fuera para no andar con media pierna peluda?



Y con riesgo de parecer un mail cadena, cuídense de los cajeros automáticos porque si no te apuras huyen con tu dinero. Pasen la voz.

15 comments:

Un Rosado Pimiento Rockero said...

Ay chuchita, te bolsearon
jajaja

pss ni modo, a pelear con el banco.

Gabriela está en trancisión. said...

Uh!
Si te dijera todo lo que a mi madre le ha pasado con esos cajeros y esos Liverpúls y esos bancos!
HAHAHA
Pero mi mamá SIEMPRE le gana los pleitos a los bancos.
Besos

Sol said...

Apenas fui al cajero y cuando estaba sacando el dinero la persona con la que iba me dijo. no tardes en tomar el dinero porque lo regresa y nunca lo recuperas. No lo tome en serio. Pero creo es verdad =( lastima que no estuviste ahi para escuchar su consejo.

Caso Patologico said...

Primero, neoskin cerró; segundo, no había pago en mensualidades. Por tanto es imposible que ocuparas el dinero perdido de esa manera, favor hacer la corrección a tu relato :D

Saludos!
Mario

*aLicE* said...

Awwwww corazooon!!! Ya ves? Por andar come y come galletas engordadoras rellenas de grasa y celulitis... pobecito...

Por eso yo saco dinero en los Supers... me compro unos chicles de a $5.00 pesos y ahi saco money... mejor y (creo) no te cobran comisión...

Beso navideño!!! Y plis dime si recibiste mi maiiil!!!

Frida said...

Cuando iba en la universidad peleé contra un cajero por un billete de 200 pesos, él me ganó, en el banco me hicieron llenar un formato y nomás perdí el tiempo porque nunca me devolvieron nada, y como yo si como ese fin de semana el termino de "estudihambre" se hizo realidad para mí : (. ¡Suerte con el banco!

Anonymous said...

a mi nada màs no me dan el dinero completo (generalmente) siempre faltan 100 o 200 asi se hacen ricos creo, por eso Diocito los castiga y hace que se vallan a la quiebra.

Anonymous said...

PARA CASO PATOLOGICO:

INFORMATE BIEN ANTES DE HACER TUS COMENTARIOS PARA CORREGIR A GONZALO. NEOSKIN CLARO QUE TENÍA PAGOS EN MENSUALIDADES, YO CREO JAMÁS PRENDES TU TELE Y RADIO, YA QUE CONSTANTEMENTE ANUNCIABAN ESE TIPO DE PROMOCIONES.

Sad Cecile said...

pero tenías tus galletas :)
Saludos, querido Gonzaliuz

z.z.z. said...

jajaja me reí muy en fuerte con lo de los pantalones!!

malditos cajeros, teniendo tanto dinero y además te roban el tuyo! a mi uno me dio tres billetes rotos...rotos!!!!

pero ps el sabor a macadamia nadie te lo quita jaja feliz 2009

Sole said...

Y quien se quedará con ese dinero? los que van a rellenar el cajero? o los del banco? o se lo queda el cajero? ¿alguien sabe?

jpax said...

En mi ranchito nomás hay Aurrerá, los cajeros se tragan tu plástico para luego regurgitártelo, te hablan de usted y el dinero no se va, se queda ahí viéndote, y si te tardas más, te pitan. Y lo más cercano a Neoskin es un paquete de 3 de Gillette.

Salve, don Gonzalo.

esminombrenainka said...

nada como el cajero de bancomer en Coyoacàn ...
que asi de la nada empieza a sonar tit tit tit
"se acabò su tiempo"
como si de un concurso se tratara...
¬¬
lo comprendo por la gente que va a hacer su maestrìa al cajero...
pero yo no me tardo nada nada nadita...

y què paso con tu lana??

El kiwicin! said...

no mamar! que miedo!
encontre tu blog y no dejo de reir!
saludos!!!

Edgar said...

La señora Campos, tan dientona ella jejeje.