Thursday, December 18, 2008

Retraso

Quiero, admiro, respeto, procuro, agradezco, consecuento, aliento, cuido, atesoro, gozo, glorifico, celebro, correspondo, atiendo, considero, convido, bendigo, disfruto, estimo, elevo, venero, felicito y urjo a toda la gente que me escribe y envía sentidos correos. O aún mejor:



Me envía su alma en archivo bmp. Esta de arriba es la de Libélula púrpura.

Pero debo confesar que soy un poco lento para responder y menos organizado, así que pido una disculpa a quien sigue esperando respuesta y le envío desde acá un abrazo caluroso y no sudoroso en esta época de fríos, además de un vaso grande de paciencia que deberá tomar como agua de tiempo. Porque tengo otra confesión aún peor. Hace poquito llegué a contemplar la posibilidad de crear una respuesta genérica así como las que usa mi mamá cuando me manda mensajes de su celular:

Yo: ¡Feliz cumpleaños mamá, te mando mil abrazos!

Ella: Te quiero besos
-------------------
Yo: ¿Hola, estás en casa?

Ella: Te quiero besos
-------------------
Yo: Mami, me agarraron y estoy en la delegación con mis manitas llenas de sangre...

Ella: Te quiero besos
-------------------

Yo: No puedo contestar, estoy en una junta, mándame un mensaje porfa.

Ella: Te quiero besos
-------------------

Pero no, después de leer sus correos compruebo una vez más que son únicos y merecen una respuesta única. Así que denme tiempo no sean así. Además luego traen consigo curiosidades como esta:




El scan de cuando sacaron el blog en la revista Tú y que yo nunca vi, nomás conocí de oídas.

¡Gracias!

Monday, December 15, 2008

Oh Mickey dónde estás cada vez me gustas más hey Mickey!

Aquí cerquita de mi trabajo venden un cachito de paraíso metido en una botella.



¡Miguelito embotellado!

Mis experiencias con el Miguelito son algo tardías pues de pequeño no me permitían comer esas deliciosas y aciditas porquerías. Cuando entré al kinder envidiaba a una niña que a modo de lunch llevaba dos sobrecitos de Salim y Chilim y un frutsi de Uva la muy puerca y suertuda. Yo en cambio llevaba una cantimplora de leche con chocolate que también me gustaba pero carecía del encanto de lo prohibido que desbordaba el Frutsi de uva que no me dejaban tomar porque alegaban era pura pintura.

Y era cierto porque la niña terminaba el recreo con unos bigotitos rojos y la nariz llena de morados mocos después de pasarse el recreo haciendo caras de placer-horror por lo acidulado del Salim y Chilim.* La pobre debe haber muerto de una gastritis a los tres años. Entonces yo tenía dos y medio y me habían metido al kinder para que no enchinchara porque mi mamá esperaba a mi hermano y no hallaba cómo decirme que siempre ya no iba a ser hijo único. Y se hacía la occisa como si yo no me diera cuenta que esperaba tamaño bebé tamal de cuatro kilos mi hermanito tan lindo él cómo lo quiero.

Pero ya luego me emancipé y empecé a comer rica basura como el Miguelito. Y henos aquí, juntos al fin. Se lo quería echar a un montón de sandía que consigo en la esquina pero como ya me urgía estrenarlo, se lo tuve que poner a unas de esas zanahorias baby monstruo que venden en la máquina.



Se ve guácala, pero sabe rico.

*El Salim y el Chilim eran básicamente unos ricos sobrecitos de ácido citrico y destapacaños con limón, cuya imagen en internet es inencontrable, pero que viven en el inconsciente colectivo y cuya sola mención genera salivación en el público mexicano.

Monday, December 08, 2008

Concierto miedo

La semana pasada, después de años de espera, Oasis, la banda que cambió la música mundial y tocó la vida de generaciones de mexicanos, volvió a entregarnos el precioso regalo de su arte magistral.

Y por eso nos fuimos a ver a Gloria Trevi.

Jesús me ampare de la música pretenciosa y gente que canta colgada del micrófono haciendo pucheros y balbuceando letras dolorosas en semi estado de ebriedad porque son muy sensibles y han sufrido mucho y el mundo no comprende lo grandes artistas que son y tienen que ahogar en alcohol la pena de vivir en un mundo tan lleno de gente insensible.

Y la gente bruta que los va a ver y llora y jura que el profeta les cantó y les cambió la vida y luego escribe posts al respecto. Yiag. Y lo mismo va para los fans de Madonna y los de Radiohead.

Por cierto, resulta que siempre sí me invitaron al concierto de Madonna.

Ay estuvo súper, lloré todo el concierto, en una súper diva, una reina, nadie como ella porque Madonna es Madonna.

Yiag.

He aquí unas fotos.




Ese es el escenario. No me salía completo, discúlpenme.



Esta es la gente, que estaba haciendo unas olas futboleras que enchinaban el cuero y lo hacían llorar a uno. También a Madonna, que los miraba desde un hoyito mientras yo me salí a tomar las fotos. Y a Perez Hilton que estaba sentado en la primera fila.



Este señor de pelos chinos, venía con su hermana y llamó a todas sus amistades y parientes diciendo:

¡No sabes qué lugares nos tocaron!

Y en eso desaparecieron. Y ya nomás los alcancé a ver filas atrás, haciendo cara de tristeza y decepción porque no los iba a salpicar el sudor de Madonna.



Aquí más gente por un ladito. Nomás que no se alcanza a ver su emoción porque no sé usar el zoom.



He aquí yo desde el bar, sin tomar una gota de alcohol.



Aquí ya todo era caos y gritos y Madonna enseñando el piernón en ese coche tan elegante. Resulta que hace 15 años mi papá me llevó a su concierto. Era yo un mozuelo, un pequeño bebé. Papá dijo entonces que ella estaba muy flaca, porque el no entiende de mujeres atléticas y musculosas. Pero debo decir que hoy vino más repuestita que aquella ocasión.



Unas muchachonas haciéndole segunda como encueradas, pero con unas mallas color carnita porque estaba muy fuerte el chiflón y Dios no lo quiera les vaya a dar un enfriamiento y luego quién baila.



Traía unas pantallas que estarían muy buenas para jugar al Xbox. Nada más que yo no juego al Xbox.



Provocando a unos monjes.



Tocando la guitarra, porque Madonna es rock.



Bailando porque Madonna rocks.

Y ahí se me acabó la batería y luego nos fuimos al Four Seasons mientras la gente se iba a fiestas post-Madonna sin Madonna.