Monday, August 18, 2008

Patrulla

Siempre había querido subirme a la parte trasera de una patrulla, pero soy tan buen criminal que nunca me han agarrado y tan bonita oportunidad se me ha escapado como agua de las manos. Me preguntaba si eran enrejadas como en las películas gringas, o si por ser mexicanas tenían de esa herrería garigoleada que le gusta poner a la gente en sus ventanas para protegerse de los maleantes.


Como esa, tan bonita y elegante.

Y entonces caminaba a eso de las cuatro de la mañana el otro día, o la otra noche o para ser más exactos, la otra madrugada, cuando entre la oscuridad tan llena de sombras y gatos y muertos revividos sentí una presencia detrás mío. Rápidamente noté que no se trataba de un ánima bendita del purgatorio sino de un coche muy silencioso que detenía su marcha conforme se acercaba.

Me encontraba en una calle particularmente solitaria, así que discretamente desenfundé mis chacos y me preparé para lo peor. El coche se detuvo a mi lado, abrió su ventana y de su interior una vocecilla dijo:

Joven, es usted del rumbo? ¿A dónde se dirige?

Era una patrulla con la torreta apagada. La torreta es esa cosa azul y roja que prende y apaga sobre el techo del coche. Y entonces respondí:

No soy del rumbo, el rumbo es mío, todos los rumbos lo son.

A lo que el policía repuso:

Si de favor me muestra una identificación?

Tomé mis chacos, los puse entre mis piernas y con cuidado saqué de mi bolsillo una credencial de elector, la misma que he trabajado en una orillita hasta volverla tan filosa que puede cortar fácilmente queso manchego o una yugular. La puse en su mano y la revisó cuidadosamente. En cuanto me la devolviera, asestaría el golpe fatal y saltaría a la azotea más cercana, pero entonces él dijo:

Esta zona es muy peligrosa, ocurren muchos delitos, debe tener cuidado.

Y remató diciendo:

Súbase, lo llevamos.

?

Esa misma cara hice yo, pero era mi oportunidad, por fin conocería la parte trasera de una patrulla. Así que lleno de ilusión, tomé mi credencial-arma blanca, enfundé mis chacos y abrí la puerta que ya me esperaba sin seguro. Me recibió una superficie blanca, sin bordes, una cálida burbuja cual útero materno. Un útero materno en el que descansaban unos taquitos de nopal que seguramente eran su cena o la de algún maleante al que habían ya paseado.

Los hice a un lado y me senté. El material era uno de esos plásticos super resistentes, seguramente anti-balas, a través del cual no podías distinguir nada y que lo cubría todo, desde el techo hasta el asiento. Supuse que habría dos opciones, o tratarían de matarme y encostalarme, o efectivamente me llevarían a casa. Y así lo hicieron. No podía creer tanta amabilidad. Incluso me habían confiado sus taquitos de nopal. Los mismos que no toqué ni con el pétalo de una rosa.

Y sin hacer más preguntas, me dejaron sano y salvo en casa.

28 comments:

Mata said...

Primerooo!!!!

Katia said...

Segundaaaaa
Que bueno hace días que no escribías novio mío, sólo mío
Absolutmaente Katia

chilangelina said...

Y nadie te va a creer.
Como cuando le ofreci mordida a un tamarindo y no me la acepto. Nadie me cree.

melissa said...

presente

Luis Frost said...

se me hace que quieren lavar su imagen

Master Chief Is A Punk said...

Y no les invitaste un café y unas donas?
presente!
y 6°, creo.

nerdencabaret said...

jojojo y donde quedaron esos prepotentes que se bajan de la patrulla, te empujan contra lo primero que encuentran y te amenazan sin siquiera saber si juan te llamas... chale ya no los hacen como antes...

Diego said...

mmm... se me hace que eres como la mariposa de Bart
"nadie sospecharía de una mariposa" ja ja ja
A mi me detienen en la calle, basculean mi mocla, hacen que ponga todo lo que llevo en mis bolsas y lo revisan sin dejar de insinuar que de seguro hay droga escondida por ahí, pura culeres de tira prejuicioso y puto (por no decir que no tenían nada de amables).
una vez tuve que tirar un café porque el culero lo probó para ver si no tenía alcohol, y estaba a 10 min de un jarocho

todo porque se me hace rarísima la invitación que te hicieron y más que la hayas aceptado, yo inmediatamente hubiera pensado en "oh, subirme a una patrulla, MUERTE, MUERTE MORTAL, estos por fin se dieron cuenta que conspiro contra el sistema, no debí suscribirme al sitio de la jornada",
pero supongo que está chido tener esa clase de... "atenciones" de esos "servidores públicos"

http://www.lastfm.es/user/dartavaritya

ERevank said...

que buena onda los polis... yo con chacos no le daba a ventón a naiden son requetepeligrosos y sumamente pmortales.

rafita said...

que miedo con los ptrulleros, como te animaste a subirte, solo tu puedes hacer divertida un historia asi. Que bueno que volviste a escribir, todos los dias estamos revisando esperando tu post por eso estamos comentandote rapido y tienes cinco comments enmedia hora

RockA said...

Así las cosas...
Puse mis manos una contra la otra, las amarre bien juertotote con un rosario y las pinte con espray dorado. Camine día y noche, siguiendo la sombra del sol hasta un día de marzo. En el cual me encontré frente a un gran santo, arropado por pieles de humanos. Al verlo me dije -¡Seguro este tipo no pasa frío, no hay mejor calor que el del ser humano!-. Así que le colgué mi dije de manos en espera que a Gonzalo nunca le hagan daño...

Oración fuerte a Xipe Totec

K. said...

No cabe duda que usted está tocado por la gracia mi estimado ami ... mmm conocido ¿del metro? bueno, amigo (lo estimo igual que si de varias vidas pasadas le conociere, joder).

Una situación muy similar me acaba de contar otra persona con la que platiqué hace poco, pero a él le sucedió en Ginebra, Suiza; a lo que sus interlocutores comentamos: "oh bueno, es que en Europa ... se trata sin lugar a dudas de otra cultura, ¿ustedes harían lo mismo ante un ofrecimiento igual de un policía mexicano? pfff ... que va, me echo a correr", etc.

En mi caso, no fuí tan afortunado: la primera vez que estuve al interior de una patrulla de policía no me fué ofrecida a consideración tal posibilidad. Estaba afuerita de un Oxxo tomando unas cervezas junto con un par de amigos de la prepa, para refrescarnos ante un calor de perros (no, en serio, para eso y nada mas ... al menos esa vez), me acabé una con mis amigos y pensé - "que diablos, me echo otra", llevaba dos tragos y pasa una patrulla doblando la esquina a lo que respondí con gesto de "ojos pelados torciendo la nuca hacia el frente y tomando la chela de hidalgo" mientras daba la media vuelta para meterme al establecimiento para ver si me escondía entre las papas o de plano me encerraba en el baño para empleados hasta que la amenaza pasara.

Pero mientras emprendía la huída la patrulla se estacionó chirriando llanta, los dos oficiales se bajaron como en episodio de Miami Vice, fajándose el cinturón con los casquetes y el arma de segunda mano y el mas grande y mamey de los dos me tomó por la cintura para después efectuar la maniobra-llave de lucha (hartamente humillante para moi) de agarrarme por la cintura del pantalón - calzón y depositar mi huesuda anatomía de un empujón dentro de la unidad.

De los amigos con quienes cometí la OSADÍA de echarme una chela un día de verano uno se hizo guey, el otro se metió a regañadientes conmigo en la parte de atrás. Ya adentro me empezaron a interrogar: "¿dónde vives, a que se dedica?" (me encanta que utilicen el lenguaje formal e informal sin consideración ni motivo) y enseñanzas morales: "ya ves, por hacerte el machito" luego me preguntaron: ¿que edá (edad)tienes? en ese momento vi entre las rejas que me separaban de mis captores mi rostro núbil, chapeado y todavía redondo de niño-adolescente reflejado en el espejo retrovisor (y pensé oh salvación): 17, respondí.

Era una mentira, porque tenía 18 ya bordeando 19, pero me salió bien la jugada porque mascullaron: chínnnn ... fuuuta madre hay que ir al tribilín y la chingaaada.¿Ya lo dejamos que se vaya?

Touché, pensé.

Pss ni pedo. ¿Hay algúna persona de la que dependas que haiga que informar?.

¡Híjos de su puta madre!, repensé.

Mi amigo (el muy inútil) por fin participó de la conversación: psss ¿que onda, cuánto va a ser o que? ... Naaaah joven, así no es la cosa , y así media hora. Hasta que por fin: pus que, ¿cuánto traes? Después de revisar nuestras bolsas y sacar dos canicas un clip y un quarter (como en caricatura) nos resignamos al viacrucis juzgado - tribilín - separo.

Ya me extendí, la historia termina cuando dí de mordida unos discos de Korn Y Blind Melon, que me había prestado un amigo y llevaba para entregarle ese mismo día en mi mochila. A mi no me creen que me los aceptaran los polis, es que supongo, eran roqueros.

Tan Tan, un gusto leerle de nuevo y saludos!.

Ana said...

A mi hace como 1 semana un policleto me acompañó hasta mi casa como 4 cuadras. Al principio pensé que llevábamos el mismo rumbo, ya cuando me acercaba a mi edificio tuvo a bien decirme: "Servida señorita, ya no salga tan de noche a la calle", y pus yo me metí a mi casa sin entender bien. Acaso un "servidor público" me sirvió??????
Wórales!

Creo que es epidemia! O es un plan siniestro para acercarse a nosotros,para que ya que les hayamos agarrado confianza nos vuelvan a decepcionar y entonces ellos se rían de nosotros y algunos reciban Oscares por sus magistrales actuaciones.

urs said...

Jaja, dijeran por ahí 'grandilocuente' tu post... y el de k. también x) un saludo!

día said...

Escribes tan bien que nos haces pensar que es muy facil, leer tus posts es como cortar mantequilla con tu credencial filosa

Anonymous said...

oye, entonces si nos vas a cumplir eso de postear cada 35 comments?

al menos ya vamos a la mitad

cris said...

jajajajajajaa, diablos, que buenoq ue fue para eso, que bueno que no como a mi te suban por faltas administrativas como beber de banquetazo una cerveza!!!


biablos!

por cierto.

katia: es tu novio pero el es mio que quede claro


mil besos

Shofaz said...

Lo mejor fue que te confiaron sus taquitos de nopal! No a cualquiera eh... debes sentirte orgulloso.

Un Rosado Pimiento Rockero said...

ehm...para empezar, no tenías por que enseñarles tu identificación, tenemos una garantía constitucional por la que no puedes ser molestado en tu persona o documentos.....
pero al final resultó bien que te llevaron a casa, yo tambien lo he hecho, nos han dado ride a mis amigas y a mi al metro un domingo que ibamos saliendo del teatro y asi....esos polis son chidos!

Elizabeth said...

Que suerte la de Ud. =) y tambien que suerte para todos tus fans :P

Un saludo Gonzalo y Presente ;)

Ginger said...

No se porque, peroo te creo!

Presente

ミナちゃん said...

LOLs..siempre con tus gozanloaventuras!! No andes en la calle tan noche Gonzaloboy, puede aparecer un maleante y dejarte en bancarrota... o una violadora (yo me apunto) y arrancarte la virginidad (haha osea la que no es abusada)...Cuidate, ten una linda semana, espero tu próximo post!

Anonymous said...

hola gonzala maricona

Anonymous said...

orales con tu relato, podria pasar como ciencia ficción...

Anonymous said...

oye gonzalo, estaba revisando tu blog.
Algunas de tus fotos y también la de tu perfil, te pareces a un monito que sale en un comercial de barcel, uno donde el prooducto son los Takis...
Igualito....
JAJAJAJAJ

ka! said...

Eso no existe! ...pero pos, sí, me queda claro qtodos los rumbos son tuyos.

Bueno b said...

arrriesgado

saludos
brianda

Mu said...

No puede ser posible que un post me divierta taaanto!! Increíble, ya me hiciste el día