Monday, June 30, 2008

La bodad de Javier y Mellina

Me caen gordas las trajineras, creo que nada bueno puede salir de navegar en agua puerca y son emisarias de maleficios catastróficos. Pero aún así y nomás porque Tamara me dijo que era para celebrar el examen de Emilio, acepté subirme a una. Las propulsa un señor con un palo que entierra en el lodo para empujar el bote y que la fuerza de la física nos lleve muy lejos. Pero la fuerza de la física no coopera y la trajinera va más lenta que un ajolote. Los ajolotes son unas sabandijas que nadan en las aguas turbias y verdosas y pasan corriendo a toda velocidad mientras tú te desesperas en la profunda lentitud de la trajinera. Pero son unas sabandijas muy milagrosas y medicinales, porque hasta las hacen jarabe de esos que todo lo curan.

Nota para el delegado en Xochimilco: Trajineras motorizadas.

Me daban ganas de meter las manos al agua puerca y remar para que avanzara más rápido. No lo hice. Nos acompañaron un montón de blogueros que yo no supe eran blogueros hasta el final. De haberlo sabido antes, hubiera sido más efusivo porque bien que los recuerdo comentando aquí, pero sus caras nomás no me eran familiares, pues yo esperaba que fueran igualitos a como son en sus fotos comentadoras.

Así como buscar a Krusty con un globo:



Y encontrar al guapo Pete.



Tamara tomó un montón de fotos de nuestro recorrido. Y después de horas de diversión, fuimos a una pulquería. Siempre me pregunté porque las pulquerías están cubiertas de azulejo. Entonces fui al baño y lo averigüé. Pensaba aprovechar para refrescarme un poco y recobrar la compostura después del viaje en trajinera. Supuse que en el baño de caballeros encontraría los implementos necesarios, toallas calientes, agua de colonia, brillantina y un mocillo entregándote todo en las manos.

Pero cuando llegué no había puerta, ni baño, ni nada, sólo un abrevadero de azulejo metido en una minúscula esquinita para que los parroquianos soltaran el pulque que se habían tomado. Y en eso, un sonido extraño llamó mi atención. Y antes de cualquier cosa debí correr, pues ante lo concurrido del mingitorio, un borracho estaba orinando en la pared y sus jugos amenazaban con caer como una ola sobre todo aquel que no corriera.

Y corrí.

Llegando a Xochimilco vimos un letrero anunciando la bodad de Javier y Mellina y pensamos sería una pareja de gangosos. Discapacitados guturales, quise decir. Nunca lo averiguamos. Pero el mundo es un pañuelito y nos los encontramos casándose y quitándose la liga en plena trajinera. Tan pantanoso el amor.


En lugar de la foto del guapo Pete, apareció ésta, donde me regañan en alemán por robar su imagen y su ancho de banda que les sale tan caro y que es un delito de lesa humanidad. Y como es muy grave y horripilante, ahí lo dejo para que no se les olvide que leen el blog de un criminal.

Ich darf nicht bei ULOC klauen
Ich darf nicht bei ULOC klauen
Ich darf nicht bei ULOC klauen
Ich darf nicht bei ULOC klauen
Ich darf nicht bei ULOC klauen

17 comments:

Elizabeth said...

oh! ya vi las fotos =)

saludos gonzalo y presente ;)

Master Chief Is A Punk said...

^^ Pulquerias, Trajineras,Toda una aventura, lo mejor, la correccion a una frase "politicamente correcta" gangoso.. jeje

Saludos
y ya me estoy acostumbrando a comentar ^^

katia said...

No te imagino en una pulqueria, Pero en fin que bueno que te divertiste.
Tu siempre admiradora Katia.
cibernética
Tamara es tu novia?
Tonces no eres gay,
que alivio

Anonymous said...

aunqe no, quizá quiza te gusta el arroz con popote.
Espero y no

Anonymous said...

Gonzalo:

Que pedo con tus FANS FROM HELL, urge que les pongas un moderador de comentarios

Anonymous said...

yo digo que eres gay y que cuando entraste al ba~o fuiste a ver que es lo que te podias meter conquistando a alguno de los srs que visitan las pulquerias, que asco me das

donchamagoso said...

chale.. Las pulquerias son detonantes para crear lubrrriss completas de anécdotas sobre leones etílicos, guacareadas sorpresa y uno que otro descorazonado pudiendole clemencia al destino y más botana al que atiende... Y las trajineras... Pues más o menos... Menos mal que nadie cayo al pantano y fue devorado por hambrientos ajolotes poseídos por el vengativo espíritu del murciélago que se comió ozzy... Buenas vibras!!

urs said...

Ni me he subido a una trajinera, ni he entrado a una pulquería y por lo que describes no me pierdo de mucho, son de esas cosas que no se me antojan xD
Tenías que descubrir por qué motivo alguien escribe una palabra tan coloquial de esa manera, me he quedado con la duda y no termino de creer que son gangosos, jaja.
Saludos

Sad Cecile said...

Jajajajajaja
Discapacitados guturales...
qué cura!
por cierto, también había aserrín en el piso?
Saludotes y que viva la libertad de expresión en este blog.

Luis Frost said...

es que no mames, yo todavía no supero lo del baño de la pulquería y eso que no tuve que huir. ¿no tienes pesadillas con eso?

ela said...

yo digo que no quites a los anonimos sin blog para que todos podamos comentar, (pero que tal con el anonimo que se mete a ligar al baño y cree que todos son como el)

Anonymous said...

Igualito que Venecia, porque allá tambien navegas en agua puerca y apestosa y tambien tienen su señor que empuja la trajinera (Góndola) con un palo, y allá las callejuelas huelen a orines solo que el hedor no sale en las fotos y todos decimos:"pero que hermosa es venecia", asi que a darle el valor que tiene lo nuestro, que aqui tambien hace aire.

-Galleta del mal said...

Las fotos de Plaque son la onda y este post es más la onda, pero estoy indignada por tu cabello =( te quita toda tu celestial belleza...o algo.

PD: Tus fans dan miedo (tus no-fans también).

Malakatonche said...

Las trajineras tenían su razón de ser cuando aquel desagüe donde te fuiste a meter era liquido pristino y sólo había alhelies, árboles y terreno pelón.

Yo voy a hacer un soporte imposible allá por Xochimilco de vez en vez, y me queda claro que la mancha urbana hace rato que se tragó la belleza exótica, y sólo quedaron pueblerinos en jeans con camisa y gorra, y el ambulantaje más débil de toda la metrópolis.

Mejor se hubieran quedado en las inmediaciones de Coapa, muchamuchamucha diferencia de donde fueron pues no.

Eso si, menos agua puerca.

Siempre quise ser Al Capone : Talía said...

Con respecto a Venecia,Venecia es hermosa, por sus castillos y sus puentes.
Xochimilco es un poco más colorido, sus trajineras tienen lo suyo. Son diferentes , muy diferentes aunque con una belleza distinta.
Hola Gonzalo, decidí inaugurar mi blog, aunque no tengo muchas visitas.
Espero y puedas comentar.
Y que te gustó el Pulque?
Cuéntanos?

Carlos said...

¿Venecia? ¿Xochimilco? Jijiji
De seguro se comieron esa de “la Venecia mexicana”, si, como no.
Pa’ empezar Xochimilco es un pueblito, muy colorido es cierto pero pueblito.
Venecia pos es Venecia y se acabo y no hay punto de comparación. Ni más ni menos.
Gonzalo, envidio el séquito de admiradoras que tienes, pero de que son bien taradas son bien taradas, pero pos que le vamos hacer ya quisiera por lo menos tres de tus taradas.
No entendí lo de Uters, ¿o simplemente es un chiste local?.

Clauminara said...

nunca he podido probar el pulque, el olor me mata :S