Tuesday, May 20, 2008

México lindo y querido

Agárrense que el mundo se nos viene abajo, todo en lo que creíamos se desploma en un instante frente a nuestros ojos, nada de lo que sabemos es cierto, las bases sobre las que el pueblo mexicano se fundamenta no existen.

Ahora resulta que Pepe el Toro nunca gritó ¡ToOoritOOOoOoOoOOooOOo!



Ahí está todo, el muñequito entamalado, las jocosas alucinaciones con el Torito llenando de cola al perro y el ataque de llantorisa que ha aterrado a generaciones de mexicanos.

Pero no el grito de ¡ToOoritOOOoOoOoOOooOOo!

¿De dónde salió? ¿O de dónde lo sacamos? ¿En la cabeza de quién apareció?

Sólo falta que nos digan que Chachita no se cortó las trenzas, que el Camellito está vivo y que Pepe el Toro NO es inocente.

Hablando de nuestra realidad quintopatiera, ya alguna vez me ha pasado eso de venir en un coche lleno de gente hasta la ilegalidad, que nos detenga una patrulla y ser el único que no carga estupefacientes en su bolsa o su sistema. Pero ahora no me pasó a mí. Resulta que hubo una redada y agarraron a una amiga y su banda con las llantas cargadas de hierba mala.

Hasta ahí todo bien, se prepara uno con sus bolsitas del mandado para hacer visitas a prisión como bien hacían los hijos de Raúl Salinas. Pero antes hay que contar con que vivimos en México y tu libertad depende del humor del policía que te agarre. Y sí, éste venía de buen humor. Así que después de desvalijarlos a todos y con el único fin de no perjudicarlos, los dejó ir.

Qué honda alegría. Y qué profunda tristeza.

Es tan oscura y triste por la infinita corrupción de nuestras autoridades y tan luminosa y feliz de pensar que vives en un lugar en el que tu libertad está a una mordidita de distancia.

13 comments:

tiodahustler said...

Locura y emfermedad en estado puro. Eso es México, la ciudad y el país. ¿algien podría cuantificar la cantidad de tristeza y al mismo tiempo alegría que se genera en un solo día en esta bendita ciudad?

Luis Frost said...

¡NOOOOOO!
acabas de matar uno de mis clichés.
te odio por eso, ¡TORITOOOOO!!!

pinche San Andrés chicloso said...

Pues asi es eso de los tamales Gonzalo, a mi me asaltaron el jueves FRENTE a Bellas Artes, FRENTE a 2 muy vaciladores por no decir pendejos policias.


Asì es eso..

Clauminara said...

Ah pero vivimos en la Ciudad de la Esperanza (yo diría que la esperanza de que no te asalten).

eLeNa said...

gonzalillo,
ya postié la experiencia. pinches gordos (ya ves que siemore son gordos)!
muchos eventos. te mando mail.

besos.

Sara Ache said...

El ultimo parrafo es tan... de columnista mexicano cualquiera que te hayas por ahi.
Hasta me dolio y eso que soy tu fan.

Sad Cecile said...

y yo que pensé que la señal del apocalipsis era que Santiago Creel haya reconocido a Constanza como hija de él y de Edith González.
Plop...

j.m. said...

señor: le tengo una propuesta de trabajo que le va hacer dejar la publicidad (por la propuesta economica)no podrás negarte

Elizabeth said...

Uff!! Déjame contarte que cuando era niña, esa película no me provocaba gran cosa pero… resulta que cuando estaba embarazada de Erick la vi y tenia un poco de fiebre, pues me puse a llorar!!!! y apagué inmediatamente la TV. Creo que este video no es recomendable tan temprano :S.
Y de la corrupción…. (suspiro).
Saludos Gonzalo y presente ;)

Sephiroth said...

De chamaco siempre pensé que cuando fuera grande esté país sería ideal, que la corrupción y la gandallez desaparecerían y seriamos mejor que los vecinos del norte.

Entonces tenía ilusiones, desgraciademente el tiempo solo vino a acentuar las malas costumbres y la desilución en mi como en muchas otras personas.

Solo un consuelo me queda: yo no doy mordidas jamás y estoy enseñando a mis hijos a que no lo hagan.

Por otro lado, Esta escena me parte la madre cada vez que la veo, quizá me tiro de los pelos, pero aquí está la mejor representación histrónica de un actor mexicano que yo haya visto y si hay una mejor, pues por favor diganme para verla.

Love doctor said...

Gracias por la feliciteichonnnnn!!!

katia said...

lindo , lindo

Anonymous said...

A Chachita la bolsearon!