Friday, May 02, 2008

Gordo

Cuando era chiquito era yo un gordo feliz. Gustaba de sentarme frente a la televisión y en lugar de poner atención a la gloriosa programación del Tío Gamboín, gozaba contemplando la carne que colgaba generosa de mis muslos, tocándola, golpeándola suavemente para escuchar ese sonido que sólo producen los muslos gordos cacheteados.

Solía hacerlo a las dos de la tarde, sentado en un inmenso sillón de pana color vino como las capas de Súper Cristo en las iglesias, viendo la enésima repetición de Los Pitufos, y bañado por los tibios rayos de sol que entraban por la persiana. Así me veía yo, como un gordo de esos felices que enseñan el ombligo porque la panza les levanta la camisa.



Hasta ese aciago día, cuando revelaron el rollo fotográfico de algún festival escolar, y me mostraron mi propia imagen en uniforme de Educación Física. Mi mundo se derrumbó. Era yo flaco, flaquísimo, entelerido. ¿Dónde estaban esas carnes que me hacían tan especial? Debí dar una concienzuda revisada a mis muslos. Y ahí estaban, las mismas carnes con las que yo jugaba, así que no estaba completamente loco ¿Pero por qué la cámara retrataba esa figura escuálida en lugar de mi exhuberante turgencia?

Porque sólo yo podía verla. Por eso entiendo a esos pobres que se ven gordos al espejo. Y hacen de todo para bajar sus kilos imaginarios. Nada más que yo quería que mis kilos imaginarios se hicieran realidad, los necesitaba, eran parte de mí. La parte sabrosa. Así que comencé a usar dos gruesos suéteres abajo del uniforme, horribles y grandes como un perro gigante de los pirineos, pero que encimados, cumplían la función de hacerme parecer más gruesecillo. Cuando hacía frío era soportable, pero en época de calor era yo un gordo muy abochornado.

Después entendí que estar flaco como un cabrito es lo de hoy y ya me acostumbré y empecé a amarme así como soy.

Tal vez demasiado.

20 comments:

tere hime-chan (Vaquita) said...

eh!!! Creo que soy la primera al fin!!! en fin que te puedo yo decir, estoy tan buena como una vaquita así que..., pero tienes toda la razón lo de hoy es estar flaco hasta los huesos así como las vaquitas de la india que estan todas flaquitas no como las de aqui.

Gonzalo said...

Tere Hime-Chan Vaquita;

No hay nada mejor que tener buenas carnes.

Sad Cecile said...

Lo tuyo es autoestima y no chingaderas.
Y lo celebro.
Saludos, Gonz!

katia said...

Enontonces si res flaquito, Flaquito pero sabroso.

katia said...

Entonces si eres flaquito.
Eres flaquito pero sabroso

calacacloaca said...

Eso, mi querido Gonzalo, se llama ANOREXIA. Y el viejo truco de que te quieres ver gordito y todo está muy bien, es mentira y nadie te lo cree. ¿No es cierto, muchachos?. O ¿alguien ha visto alguna vez a Gonzalo comer algo sólido en su vida?. Yo lo conozco desde hace 5 años y sólo una vez para destantearme se comió una tartaleta enfrente de mí. ¡Lo vamos a meter a una granja de transtornos alimenticios!

YO SOY EL QUE YO SOY said...

Tienes razón, el único sólido en mi dieta es la óstia consagrada y hasta eso, me la dan remojadita en vino.

Simon said...

yo si era gordo y luché toda mi adolescencia para ser el relativamente delgado que soy ahora (digo relativamente porque no soy tanto como para la portada de Mens health). Y yo si te he visto empacar muy a gusto y en cantidades respetables que nos han hecho pensar que tienes un pata hueca, así que no puede ser anorexia calaca, igual bulimia je je

rfr said...

ese desorden debe tener un nombre... hoy en día todo tiene nombre...

calacacloaca said...

bueno, tanto la "óstia" como lo que simón dice, me quitan un peso de encima.

Nisha said...

...creo que no tengo nada que decir, pero como estoy aki, me declaro presente. Saludos

urs said...

Puro ego, jaja, me encanta. Saludos

melissa said...

yo estaba acomplejada en la secu por flaca
odiaba el verano, pues me tendria que kitar el encimadero de ropa, y me verian cual flaca era
hoy añoro estar asi jaja

melissa said...

no lo puedo creer!! estas contestando comments!!!
yo q siempre te lo he reprochado, y justo cuando me alejo de tu blog, lo haces :P

jessica_luna_púrpura said...

ah, jajjajajaja, yo daria mi reino por ser flaca como cabrito, caray!!!
pero noooooooo, yo tengo los mismos muslos rellenotes de cuando tenía 8 años, solo fui flaca hasta los 3, jejejejeje. pero soy pura carnita antojable...o eso me digo pa no sentirme tan mal
como siempre, un placer leerte
chau pescau

Anonymous said...

pues es que a los niñitos de por si asi se les mueven sus carnes... si lo sabré yo que parecia gelatina humana... ya con el tiempo llega la adolecencia y el tiempo nos hace justicia!!! lol!

ya hay más carne en donde deve de haber y todo se acomoda de una forma muy coqueta...!!!

;)

un beso

ciao!

cris

Elizabeth said...

En-vi-dia, me encantaría poder comer todas esas cosas que acostumbraba en mi juventud :P

Saludos Gonzalo y Presente ;)

Clauminara said...

pues yo engordo de sólo oler un chocolate, creo que no soy flaca ni de la mente, saludos leyendote y comiendo una gelatina light para ahorrar unas poquitas calorías :P

masterblog said...

Hola ya con esa afirmacion no hay nada mas que decir: "yo soy el que soy" esa afirmacion la dicen los maestros ascendidos. Muy bueno!
Saludos Ale
http://www.hagodieta.com

cielo said...

hola como estas me gusto tu blog tengo un blog tambien sobre mi gordura te dejo mi direccion por si quieren entrara
sergordacomoyo.blogspot.com