Thursday, May 29, 2008

En mi trabajo hay un tunante

Hay un ladrón suelto en Uglyville. Y eso de tunante además de ratero, pícaro y taimado, significa miembro de una estudiantina. Porque hubo un tiempo en que los chicos malos y rebeldones se unían a una tuna en lugar de a la Mara Salvatrucha. Y el símbolo de rudeza no era un tatuaje de lagrimita por cada tipo que mataste en prisión, sino los moños y listones que colgabas de tu ropón.

¡¡¡MEROL!!!

Los tiempos han cambiado y hoy los tunantes son esos muchachos gorditos de lentes que limitan su vida social a la tuna y la romántica a su pandero. La verdad es que los admiro en silencio y sueño con meterme a sus ensayos en la iglesia y que me den un panderito y entonar los dulces versos de La guadalupana, la guadalupana, la guadalupana baja al tepeyaaaaac.

Pero el tunante de la oficina es uno de la vieja escuela, pícaro y taimado. Su primera picardía fue robarse una cámara, luego una tarjeta de esas de internet inalámbrico, al día siguiente una computadora, porque sin una, su tarjeta wireless no le servía para nada. Después una película, "Temporada de patos" para verla en su computadora y tomarse una foto y mandarla por internet inalámbrico. Todo tiene sentido.

Aquí iba a poner los chistosísimos correos de la gente que llena de buena voluntad pide al tunante que devuelva sus pertenencias pues confían en que las tomó por error, pero seguramente firmé alguna cosa en la que me comprometí a no ventilar los correos y la inocencia de mis compañeros de la agencia y ahorita no tengo tiempo de ir a prisión, ni espacio en los cachetes para más lagrimitas. Lo bueno del caso es que hay un complejo sistema de cámaras que vigilan 24 horas que no te robes nada o que postees en tu blog, así que ya tienen al ladrón bien amenazado con que van a revisar los videos y lo van a descubrir.

Creo que un giro emocionante en la historia, sería que revisaran los videos y encontraron con que...

¡Fuiste tú!

Pero no lo sabes, como en medio de episodios de sonambulismo y cleptomanía. Y cuando te enseñan el video te entra un tremendo vahido al descubrirte un vulgar tunante ¿Se imaginan? Sin duda un caso para Scooby-dubi-Doo.

10 comments:

tere hime-chan (Vaquita) said...

Hola, creo que cantarías bien :) y esta muy mal eso que ya en todos lasos se roban todo, ¿me pregunto si ya saben quien fue el ladrón?

Tirana said...

Seguro es alguno que antes fue asesor en la oficina de la presidencia de la república de macehuales. ¡Aguas con sus blackberries!

██ said...

Todo es posible en las oficinas.
Quizás yo sea la ladrona.
No lo se.
Mis lagunas mentales crecen a tal grado, que hoy al querer iniciar sesión, así sin más, había olvidado la contraseña. La misma que uso para todo. ¡¿Cómo es eso posible si la escribo más de 90 veces al día?!
Estar encerrado más de 8 hrs diarias, afecta la salud mental.

calacacloaca said...

ese cuate(a) vivió en algún edificio de Tlatelolco, ¡seguro!. Revisen las credenciales del IFE, porque no la ha cambiado, tal vez ni se ha mudado.
Tura tura ¡que diversión!

Anonymous said...

Has un concurso para descubrir al ladron! Y descubrelo en tu post!

Clauminara said...

se siente horrible cuando te roban algo, hace tiempo me robaron la cartera y además del robo lo que sentí más feo fue que el ladrón, por los datos de mi credencial de elector y de la del trabajo sabía donde vivo, dónde trabajo, en la cartera tenía un recibo de pago, en fin... fue peor que el robo lo vigilada e invadida que me sentí

Di. said...

Unos amigos míos trabajaban en una agencia de publicidad donde también uno de sus compañeros robaba desde cámaras, pasando por celulares, engrapadoras y monederos de chicas descuidadas. ¿No será la misma agencia?

said...

Soñé con la Señorita Teschmacher.
Y me gruñía.
Y mi comentario no tiene nada que ver con tu post.
Pero quería decirlo.

Anonymous said...

fue la inche vieja de sistemas

davit said...

jejejeje alguien ya vino a acusar