Monday, April 21, 2008

Sleeping beauty

Ha llegado la hora de contarles la historia del aciago día en que mi iPhone murió.

Era una tibia noche de primavera y salíamos del concierto de unos amigos, cuando el hambre tomó nuestras tripas y atacó nuestras entretelas. Así que antes de ir a la fiesta post show, decidímos buscar alivio a nuestras ansiedades en la forma de tacos de perro bien rellenos y baratones.

Llegámos ahí y después de pedir los tacos, nos hicieron la pregunta obligada:

¿Y de tomar...?

Curiosamente fui el único que pidió algo, un agua de horchata que vi a lo lejos en una de esas ánforas botijonas. Todos los demás se conformaron con sus tacos de perro y guardáronse para el despreciable alcohol que fluiría en la fiesta que ya nos estaba esperando. La horchata fue lo primero que trajeron. Un vaso de plástico lleno de un agua muy blanca y espesa, pero insípida y sin ninguna gracia después de haber estado toda la noche llena de hielos que para entonces ya se habían derretido y llevado consigo cualquier traza de sabor.

-Bastante mala -pensé- pude haberla evitado.

Sólo había dado el trago del juicio, cuando me dispuse a escribir uno de esos mensajes que se mandan después de la fiesta para confirmar que el número que diste es verdadero y no tratabas de salir del paso entregando el número de la PROFECO. Así que apoyado en la mesa escribía presuroso, cuando sobre mí cruzaron unos expresivos brazos franceses, que en ese momento y por accidente, derribaron el vaso pletórico de agua de horchata.

Frente a mis ojos, la inmaculada pantalla del iPhone se cubrió entera por una ola blanca que enturbió su luminosa interfaz. Lo veía pero no lo creía. Podía distinguir claramente el mensaje que estaba escribiendo a través de la espesa capa de agua que seguía fluyendo y que caía entre mis bien formadas piernas, las mismas que no sentían nada a pesar del baño helado y pegajoso.

Cualquier acción podría empeorar las cosas. No había quedado esquina libre, todo él había sido generosamente bañado, no sabía por qué lado tomarlo para evitar un daño mayor. Esperaba que explotara o salieran chispas o se apagara la pantalla, pero nada pasó. Así que lo tomé y con la parte seca de mi pantalón, quité el exceso de agua y lo apagué. Pensé que era la mejor forma de evitarle más dolor, pero en el fondo sólo trataba de evitarme la pena de verlo morir.

Fue una verdadera prueba para saber cuán apegado estoy al apestoso pero divertido mundo material. Recibí todas las disculpas que la lengua francesa ha conocido. Y como cualquier hombre al que le rayan el coche, le ensucian las vestiduras o le agreden cualquiera de esas prolongaciones fálicas, pude haber perdido los estribos, pero no lo hice. Fue sorpresivo, pero volví a comprobar que sólo somos dueños de la forma en que reaccionamos ante nuestras circunstancias, por amargas que estas sean. O sabor a horchata, como en esta ocasión.

Así que lo apagué y le agradecí por todos los buenos momentos. Lo di por muerto. Recordé incluso que el iPhone está equipado con una lengüeta interna que cambia de color cuando ha sido expuesta al agua, para que no trates de hacer mensos a los de la garantía, así que le di un profundo beso y lo dejé descansar el sueño de los justos.

Y me dediqué a disfrutar y a ahogar mis penas en comida porque no tomo alcohol.

Una vez terminada la fiesta, cuando el sol amenazaba con sus primeros rayos y encontré un momento de intimidad, decidí encenderlo para saber qué habría sido de él. Y como si nada despertó. Aún con la pantalla pegajosa y llena de agua de horchata seca. Y ni siquiera se quejó.

¿Resucitó de entre los muertos o ni siquiera murió?

¿El iPhone es a prueba de agua?

¿Suerte, milagro o casualidad?

30 comments:

eLeNa said...

creo que soy el comentario numero uno y no sé que decir... creo que no era mi intención. a dónde juiste que no me invitaste? ya entendí lo de la inflamación que me contabas, aunque no lo creas me paso lo mesmo y además iba acompañado.

cómo va eso estar en casa todo el día esperando al señor, jojo

un beso y no te olvides de mi en los afters.
beso

tere hime-chan said...

Seguramente fue un lapsus brutus de tu iphone, realmente espero que viva

Anonymous said...

resucitó de entre los muertos y al tercer día subió a los cielos...

Elizabeth said...

A mi me ocurrió algo perecido pero con una cámara digital me pidieron que la apagara por unos días y la asoleara peero solo me duro el gusto unas semanas... después murió.

Saludos Gonzalo y presente!

Yoda said...

jaja ya te imagino tragando tus tacos emputado y queriendo chillar con tu lagrimita remi por que se te murio el juguetito.... y ya en la fiesta todo preocupadote y emputado..... cuando revivio seguro que hasta corriste a darle sus besos al frances

calacacloaca said...

este ha de ser tu año.

calacacloaca said...

y tu bebida la horchata.

MaJo said...

Q onda gonzalo, me topé con tu blog por casualidad y me pareció interesante...
Siento lo de tu iphone, dale unos días a ver si sobrevive o solamente es un enfermo terminal disfrutando de sus últimos días de vida...
Aunque te deseo todo lo contrario, esperemos que sea un milagro tecnológico!!!

K. said...

Es bien sabido que no son los aparatos adquiridos en las mejores tiendas o con la mejor garantía o las mejores reseñas en revistas especializadas los que alcanzan una vida longeva. Ni tampoco los son los que a uno les provée de mayores cuidados y les llega a tener un afecto casi humano (es muy bien sabido también que ésos son los que mueren mas pronto) por desgracia. Sólo esos aparatos tan feos, tan corrientes, que dan tanta pena mostrar en público, ésos si sobreviven por varias generaciones in - tac - tos. Haga la prueba con la maquina de coser de la abuela, la máquina de escribir (electrónica) ochentera de la tía que no sabe ni prender un CPU, el bíper del tío odontólogo o el discman azúl - neon comprado en el tianguistengo.

Cuando uno era un niño a un Thundercat lo destruía en un año cuando mucho, y lo quería mas que a la propia madre; pero que tal las garras (a las que les debemos nuestros principios de artritis a los veintitantos) y espadas de plástico de Leono que vendían en los mercados ambulantes y las inmediaciones del lago de Chapultepec, seguro todavía tienes tres de esas.

Las cosas mas feas y gachas que compramos siempre nos sobreviven, como si el premeditado descuido y (ab)uso sistemático de que los que son objeto por lo ridículamente horribles que son los hiciera aferrarse mas a la vida.

¿Quiere que su iPhone sobreviva? ... Quizá sea tarde, pero como medida desesperada trátelo como a un calcetín. Muy posiblemente no sirva de mucho, si acaso para disimular la honra perdida al hacerlo morir en una forma que explícitamente libera de cargos de conciencia y responsabilidad a su empresa creadora.

Leon O said...

Gonzalo: ahorita voy a sacar mi I-phone para impresionar a estos franceses tan guapos.
Frances: (mmm que buenos estan los tacos pasenme unas cebollit.....ups verga! le tire la leche al iphone de este flaquito)
Publico en general: Jojorojojo pobre chamaco quien lo manda comprarse eso tan caro

Paulina Primera said...

Sufrí sufrí y sufrí cada línea de este post! mi idealización por el iphone se hacía cachitos porque pus no resistir una horchatita?...

pero uff!! que bueno que está sano y salvo.

p.d. este jueves premiere en cinemex universidad. 8.00pm. Peli: cásate conmigo otra vez. Si te animas, avísame mediante un bello mensaje de tu hermosísimo y pagajoso iphone. sale? muac.

Anonymous said...

casulidad...

tal vez un golpe de suerte...


por lo menos yo si le hubiera mentado su madre al francés.

que bueno que no le paso nada!

un beso!


cris

KATIA said...

No podía escribierte porque tengo que hacer trabajos finales para la escuela. No creo que te ionterese mucho pero bueno presente .
Y si está muy padre tu post , pero no nos has dicho dónde trabajas .
ATTE
TU ADMIRADORA DE SIMEPRE
KATIA

urs said...

Pues igual la malévola horchata no tuvo oportunidad de llegar hasta las entrañas de tu iPhone y sólo haya conseguido dejarle una lesión renal que no altere sus funciones vitales... o no.

Como sea, qué buena narrativa. Saludos! =P

Clauminara said...

Yo creo que después de todo el chamoy que anteriormente tuvo que chutarse tu iphone, pues el agua de horchata simplemente le quitó la sed. Si muere el iphone, puedes conmemorar el 5 de mayo con una recreación del pasado ;)

baikal`s said...

huuhuu trés mauvais, le iphone mourtoir, jejeje au revoir telephone jajaja gonzalo c´est très mâlade.....

pacomemo said...

Gonzalo puede matar dos pajaros de un tiro

pacomemo said...

Gonzalo puede estornudar con los ojos abiertos

Anonymous said...

Gonzalo no escribe, las palabras se acomodan a su paso

pinche San Andrés chingón said...

SUERTUDOTE.



eso fué lo que pasó.

]|I{•------»Sexorcista«------•}I|[ said...

Este post estuvo de wevos carnal. ME gustó mucho y yo opino ke fue un milagro si... cubre todos los rasgos de un milagro.

Saludos.

Anonymous said...

y yo que soy tan fan de las aguas tradicionales mexicanas.
no puede ser que halla gente que halla gente que haga auas tan insipidas

bueno en fin que bueno que no paso a mayores.

Eduardo / Joselite said...

Tu narrativa es como fuera de este mundo.

Un saludo.

Ginger said...

Siempre me ha sorprendido lo pseudo paralelo de nuestras vidas, ya que mi ipod tambien fue bañada por una ola de agua de piña, eso sii no fue ningun frances, aunque dudo que el acento hubiera alivianado el golpe, solo se que por mas que lo quise, reacciones igual que tu, porque solo somos dueños de nuestras decisiones, en fin, yo no corri tanta suerte, el mio si esta descansando en paz! :(

Luis Frost said...

pero, pero entonces ¿cómo sigue?

gaby moving on said...

Ese pedazo de plastico coqueto al que nadie se puede resistir....

Anonymous said...

Woаh! I'm really enjoying the template/theme of this site. It'ѕ
simρlе, yet effective. A lot of times іt's very hard to get that "perfect balance" between user friendliness and visual appearance. I must say you have done a awesome job with this. In addition, the blog loads extremely fast for me on Firefox. Exceptional Blog!

Feel free to visit my homepage ... increase boob size

Anonymous said...

Woah! Ι'm really enjoying the template/theme of this site. It's sіmple,
yet еffectivе. A lot of times іt's tough to get that "perfect balance" between superb usability and visual appeal. I must say you have done a great job with this. Also, the blog loads very quick for me on Chrome. Exceptional Blog!

Feel free to visit my web blog natural breast enlargement story

Anonymous said...

Howdy! This ρoѕt couldn't be written any better! Reading through this post reminds me of my previous room mate! He always kept chatting about this. I will forward this article to him. Pretty sure he will have a good read. Thanks for sharing!

My homepage :: guitar tips for beginners

Anonymous said...

Howdy! Would you minԁ if I ѕhare your blog wіth mу zynga group?
There's a lot of folks that I think would really appreciate your content. Please let me know. Many thanks

Also visit my site ... wood projects that are easy