Tuesday, April 01, 2008

No lo van a creer pero...

La perra sigue sin nombre. Y no crean que es una estrategia para tenerlos en suspenso, aquí en el mundo real donde habita la gente pellizcable, todos me miran con recelo y se resisten a darme más sugerencias pues dicen que de cualquier modo ninguna me va a gustar. Y tienen razón, porque me sugieren puras babosadas, obviedades y ñoñerías que me llenarían de vergüenza cuando aplicara el fino arte del ligue con perro en el parque. Ustedes en cambio son harto creativos con sus propuestas, síganle, que ya casi junto nombres como para bautizar a toda mi cuadrilla de puras sangre, al día de hoy a todos les llamo caballo y no parece molestarles.

Pero esta pobre perra sigue sin saber cómo se llama. Y antes de criticarme deberán detenerse pues en mi familia existen graves antecedentes de indecisión bautismal, y sobre ello me permitiré abundar a continuación. El año que venía corriendo es lo que menos importa, pero mi madre estaba recién parida y yo había dejado de ser el primogénito, aunque seguía siendo el primero en la sucesión al trono. Tenía yo 2 años 6 meses, el tiempo que me separa de mi hermano el pequeño y urgía encontrar un nombre para el chiquillo. Como tal vez sepan por el nombre de este blog y porque me quejé al respecto cuando se murió mi señor abuelo, a la hora de mi bautizo nadie lo pensó dos veces y me pusieron su mismo nombre, que también era el de mi padre, a que no adivinan cuál. Pero como sólo tenían un nombre entre los dos, no supieron qué hacer con el siguiente retoño.

Conforme los meses pasaban, mi hermano seguía sin nombre y todos se habían resignado a llamarlo Bebé, sin considerar que con los años podría llegar a oírse ridículo, sobre todo pensando que la familia era de hueso grande. La verdad es que yo no lo conocía muy bien, lo mantenían en lo alto de un moisés para evitar que le arrancara la nariz de una mordida como ya había hecho con otros sabrosos niños y sólo alcanzaba a verle los pies que pateaban a una triste realidad que le negaba un nombre y sólo le llamaba bebé.

Por aquellos entonces, cuando no estaba arrancando narices pasaba mis tardes mirando la televisión, y uno de esos días transmitieron un capítulo de Don Gato que al ser yo tan joven, me pareció como nuevo.



En el mentado capítulo, Don Gato y su pandilla encontraban un bebé perdido y después de esconderlo del Oficial Matute y guardar su mamila en la caseta telefónica, decidían llamarlo Carlitos. El bebé nunca se veía claramente, sólo aparecía una canastita de la que salían balbuceos y unos piecitos pateadores. Y entonces fue muy claro para mí, el bebé tenía que llamarse Carlitos. A pesar de mi juventud, era yo un niño muy resuelto y ya estaba acostumbrado a que se hiciera mi voluntad, así que mi hermano se llamó Carlitos. Y de hecho se sigue llamando, aunque le remendaron pegándole el nombre de un antepasado perdido que lo hace sonar muy elegante y no como una caricatura. Qué poco sentido del humor.

Pudo haberse llamado Matute. O Espanto.

17 comments:

Di. said...

pues te sugiro lo siguiente: toma un diccionario, abrelo en una página cualquiera y escoge una palabra. Asunto resuelto!

Elizabeth said...

Ponle ... mmm Duna!!!

Saludos Gonzalo y presente ;)

Phantom said...

Tu hermano pudo haberse llamado Laszlo Loszla, cuestión del programador del canal 5.
Sugerencia para la pirris: Lala.

Rebeca Cessa said...

Ponle Pepa

urs said...

Ya imagino el problema en el que te verás inmerso cuando debas nombrar a tu heredero.
Pues sugiero que nos ayudes, porque eso de andar lanzando nombres a diestra y siniestra nomás no. Así, si quisieras que suene refinado y monárquico, ponle Lady o Di o LadyDi. Si quisieras que suene a novela ilustrada 'de estilo marcadamente gótico, romántico y melancólico', ponle Favole, o Ebony. Si quisieras que suene a un españolizado alemán ponle Chone (Shöne). Si quisieras que suene a celebridad canina de los años 20's ponle Rintintina. Si quieres otra sugerencia de estilo jocosa, llamala 'Pregúntale' o'Como Tú' y así cuando pregunten por su nombre blablabla... o ya sé, en el último de los casos, busca su pedigree y que también herede su nombre. =P
Saludos.

hugo said...

hola, que suertudo con tu cachorra weimaraner, esta preciosa! ponle galaplacidia o algo asi rimbombante.

abrazos.

Anonymous said...

Creo que lo de la perra se empieza desgastar.

katia said...

si ya ponle un nombre , mi querído amor platónico

RoKoLiTa said...

Heey! Es la primera vez que leo tu blog y me gustó mucho! Me divertí mucho con tus posts... Mmm una sugerencia para el nombre de tu perra: vodka... si si si?? ponle así por faaaaas!! es que así le quise poner a la mía pero mi sueño se vio frustrado por mi madre, quien no quería parecer briaga cada vez que le hablara o regañara, jaja! En fin, por faaaaas!

calacacloaca said...

Ja!!!!, saludos a "Carlitos". Yo creo que el mejor nombre siempre será : Sorba el perro, y después de un año: Son Sorba.

Clauminara said...

Bueno en honor a la caricatura de Don Gato ponle: Benita, Lazla, Matuta o Arabella.

Chupandia said...

ya chole con la perra! mejor ponte a insultar a la gente del metro que es lo tuyo o a hablar de putitos que es lo tuyo....jojorojojo

Anonymous said...

Gonzalo ,soy uno de los tantos lectores que tienes pero asi como varios soy mudo de dedos pero tanta intriga por el nombre de tu mascota me ha insitado a no dejar la ya un cuanto menospreciada anonimidad pero si a comentar por primera vez , mi sugerencia en vista a tanta negativa que has tenido ,es PERRITA un nombre elegante , valiente y prudente , no como un acto de ensalsar el genero reguetonero si no el genero propio del animal.

Eduardo / Joselite said...

O demóstenes. Aún peor.

K. said...

"Te presento a mi hermano Cucho", éso hubiera sido jocoso.

Yo no puedo aplicar la táctica de ligue con perro en el parque porque mi estúpido perro y su aún mas estúpido dueño nunca aprendimos a sincronizarnos al salir, de manera que siempre va haciéndome correr de un lado a otro (y yo tengo que fingir que lo hago intencionalmente para conservar mi dignidad) o cortando mi paso con sus constantes prácticas perrunas de marcar territorio, o peor aún, echarse un cake enfrente de la mas linda vecina de la colonia el día que te salió lo responsable y sacaste tu bolsita de plástico para levantarle sus gracias - a veces creo que lo hace a propósito -. Eventualidades que puede causarle gracia o pena ajena a las damas pero no estimular su libido. Eso pasa cuando se es demasiado condecendiente con los perros.

Para no sentir que no contribuí a nombrar al can que lleva siendo objeto de 3 post consecutivos: si tuviera un perro nuevo yo le pondría de nombre "Cigarro".

¡Saludos Gonzalo!

charbel said...

"Cucha" o "Carlita"

Vicky said...

Por que no le pones a tu perrita Ío... no es una diosa, pero tiene que ver en la mitología griega. Hera la mando a matar porque estaba celosa de las infidelidades de su marido Zeus. Pero Zeus la convirtió en una vaca (sí, una vaca) para mantenerla escondida de su mujer Hera. Después de tanto vagar huyendo por el mundo mediterráneo, Ío llegó a Egipto y se convirtió en una sacerdotisa adoradora de Isis y regresó a su forma natural.