Friday, February 15, 2008

Pernod Fils

No entiendo a la juventud anoréxica y alcohólica de hoy que se conforma con que en sus fiestas haya cerveza barata y se sienten afortunados si en su mesa tienen Sabritones rancios, esos horribles chicharrones de harina que dicen tener limón pero sólo están retacados de ácido cítrico suficiente para corroer las tuberías de la ciudad y exfoliar los rostros grasientos de tres generaciones de adolescentes acnéicos.

Qué les costaría tener una cena ligera con sus tres tiempos y entonces sí, un baile de máscaras y convite para que sus invitados gozaran departiendo a la luz de las velas mientras el faisán y el aspic de foie gras les hace digestión. Pero no, en la facultad esa en la que estudio y en la que por cierto no me he parado últimamente, les encanta celebrar en lodosos terrenos baldíos y brindar con vasos de unicel. Qué digo vasos, contenedores, tambos en los que puedan tomar aquella cerveza barata que mencioné antes por litros. Los mismos litros que nunca en su vida tomarían de agua, no se les vaya a recargar el riñón.

Pero en fin, que en últimas fechas me he enfrentado a un problemita propio de las fiestas en las que sí hay comida, pues cuándo pregunto que sería bueno llevar, invariablemente me dicen que "lo que vaya a tomar". Y claro, como hombre de mundo que soy, deben pensar que llegaré con una extraña botella de absenta o una antigua cosecha de vino francés, pero sucede que no acostumbro el alcohol ni los estimulantes del sistema nervioso central. Aunque tampoco me gusta el agua simple, así que no haría la ridiculez de llegar con mi garrafón de Electropura, y tampoco voy a llevar mi propia infusión de hierbas como viejito loco, ni té en una botella de refresco como ese pobre compañero de la escuela que llevaba una botella de plástico verde con una extraña infusión que el llamaba té y estaba cargada de cuerpos extraños y natas que flotaban muertas en el centro de su botellón.

De ninguna manera me creo capaz de ser como esos niños kermesseros y aparecerme con una cazuela de chicharrón en salsa verde, o como otro compañero de la escuela, una de arroz con huevo duro. ¿En qué estaba pensando su señora madre? ¿Saben qué pasó con esa cazuela de arroz con huevo duro?

¡Nada!

Estoy seguro que si regreso al salón de mi escuela primaria encontraré el esqueleto de la señora Morales, mi maestra, y la cazuela de arroz con huevo duro aún intacta. Pobre señora, imaginen que tantísimos años después yo sigo aquí injuriándola en mi blog por su infame cazuela de arroz con huevo duro. Por eso yo no me arriesgaría.


¿Qué debo llevar?

20 comments:

Elizabeth said...

Holaa Gonzalo!!!

Saludos y presente ;)!

Eduardo / Joselite said...

Sha..

Yo creo que yo llevaria un tinto, sugeriría un buen merlot.

Realmente es lo que llevo a las fiestas aun que la gente me ve como bicho raro... Pero eso es normal.

Pero tu no tomas... no entiendo entonces el fin de concatenarse allí en medio de un campo en el que todo mundo estar haciéndolo...

A donde fueres has lo que vieres.
(pero con clase).

Anonymous said...

pues no lo se, la verdad es que a mi siempre me dicen que llevar...
y eso es justo lo que llevo en tiempo y forma...

o llega nada más con dinero y compra lo que haga falta...


yaaaa lleva unos sandwiches o una ensala y si quieren !!!


¬¬

c r i s

Di. said...

Pues es que depende de la gente que estará en la fiesta. Cuando son amigos, llevo una botella de vino o cervezas para ellos y una botella de agua para mí, que rara vez bebo alcohol.

Anonymous said...

Ah! una de esas llamadas fiestas "de traje", donde todos "traen" lo que buenamente consideran adecuada.

Nunca olvidaré aquella alma incomprendida que llegó engalanada de saco y corbata. Cosas de la vida.

acomedido que es acomedida;) said...

yo creo que con que vayas tu es suficiente, creemelo

te voya anunciar a blogs méxico

Patrulla said...

Fragoso:

Lleva un niño envuelto, ese no falla.

Mira te levantas muy temprano y vas a alguna escuela de niños nice en Tlalpan, una escuala de varonsitos güeritos y católicos. Cuando el chófer abra la puerta de la camioneta, mientras la cirujeada mamá habla por teléfono, tú sólo tomas al chamaco y corres.
Ya después lo destazas en tu casa y lo puedes envolver en un lindo tapete, pero uno caro, o sí de plano andas bruja pues en una toalla.

Todos van a quedar muy satisfechos, házme caso.

Besos.

Acomedida: ¿qué onda?, sigo esperando tu blog.

Anonymous said...

lo ideal a llevar, para alguien que tome o no tome, siempre son HIELOS! siempre haran falta, y nadie querra ir a comprar mas. Yo creo que con 100 pesos, puedes llevar suficiente de lo que siempre hace falta 4 cocas de 2 lts, un paquete de vasos (rojos de 16oz son los mejores) y 2 bolsas de hielos.

Anonymous said...

Dos Sixs de Chaparritas en su version Fée Verte, naranja, uva y piña.

carlos

Clauminara said...

Hay unas charolas muy monas que venden en algunos centros comerciales que traen selección de quesos, jamón serrano, salami y algunos otros fiambres. Si no pues lleva helado, casi a todo el mundo le gusta.

katia said...

pues lleva unas cazuelas de guisado de picadillo , tinga y chicharon ...

Ruga said...

Yo diría que no lleves nada. Es más sencillo y más barato.

Jimena said...

Pues si, es un gran conflicto. Yo, que presisamente hoy voy a tener gente invitada a la casa, tuve el eterno conflicto de que voy a servir a la gente. Me encantaría poder recibir a todos con con carola en mano de deliciosos canapés hechos cuidadosamente a mano y en espera de una comida completa incluyendo algún postre que yo no comería porque no me gustan mucho.
Pero siendo que yo estoy preocupada con cosas como empacar maletas, todo se reduce a que tengo sabritones, refrescos y el telefono de las pizzas más cercanas.

urs said...

Y siempre qué llevaste? Porque supongo que ya fue. Yo voy de acuerdo con los hielos y los vasos rojitos de 16oz jaja! Saludos

pinche San Andrés chingón said...

"Estoy seguro que si regreso al salón de mi escuela primaria encontraré el esqueleto de la señora Morales, mi maestra, y la cazuela de arroz con huevo duro aún intacta..."


Jajajajajajajajajaja esto va directo a la mejor frase del mes en mi bló, jajajaja no mamar, sigo riendo...


Lo de llevar hielos, vasos y cocas no suena nada mal ó si no, ya de perdis unos tres litros de malteada de fresa del Barracuda, puro exito garantizado Gonzalito!


jaja saludotes!!



XXX

Ginger said...

Comentarios a post pasados:

A mi tambien me encantaba la serie esa de los saltos cuanticos, aunque no recuerdo mucho donde la veia, de seguro en el canal 5, despues de la vida sigue su curso o algo asi jajajaja.

Extraño definitivamente es una extraña palabra, pero es mas extraño todas las formas y significados extraños que le podemos dar.

Y si el iphone suele ser el centro de atencion a todos lados, por esoo yo no tengo uno jajaja, mejor me compre el itouch, que da la impresion de ser el iphone, pero al darse cuenta los fans se desilucionan y dicen "ahhh nada mas es un reproductor, no pos' ta chido".

Y con respecto a este post, para la proxima te invito a la proxima fiesta de degustacion de quedos y vinos tenga sale? besos

la que lee y no comenta said...

Agua de horchata o un frutsi.

Loana said...

Niños kermesseros... ajajajajaja

katia said...

Pues, la verdad por lo que te he leído no te me haces de l tipo fiestero, pero te adoro .

galleta said...

tienes razón, llevar vino ni al caso porque no te lo vas a chupar tú, llevar solamente tu botellita de agua te hará ver como un auténtico weirdo, llevar un termo o bote con té o alguna infusión extraña te hará ver como un freak, por lo tanto apoyo la moción de los hielos, es un excelente detalle y ya sea que tomes agua, chesco o lo que sea, también podrás consumirlos.

Eso si te indicaron que llevaras bebida. Ahora que si te indicaron que llevaras algo pero no especificaron si era de comer o de beber, puedes dejarte ver fresón y darte una vuelta por el costco, tienen charolas de diversos bocadillos como "sandwiches" de croissants, wraps de jamón con queso crema, sushis, carnes frías, etc. y no son caros.