Friday, February 22, 2008

Esto es el SMS más largo que verán en su vida

Mi computadora no sirve por enésima vez desde que tengo blog y les escribo esto desde ese teléfono que me alegra la vida como deberían hacer los hijos que la vida me ha negado. Y María José pregunta por comment si estoy despierto y dice debí hacerle una visita estando tan cerca de sus viveros. Y tiene razón, pero es que no conoce las oscuras circunstancias que rodearon ese hecho y que de repente creo correcto compartiros.

Llegando venía yo desde muy lejos y la noche del sábado asistí a una fiesta donde ocurriéronme los encuentros más insólitos e inesperados. Encuentros sobre los que no abundaré, pues en ello me irían tres posts. Otro día lo sabrán. Salimos de ese antro de vicio y perdición y después de una breve discusión sobre drogas con una mente tan lúcida y brillante que prendió un cigarro por el lado del filtro, el sol me sorprendió en la calle, así que corrí a cambiarme de ropa y quitarme el olor a cigarros y copas y mota que no fumé, bebí, ni me administré y me enfilé a dar la primera clase privada con una eminente doctora en economía con quien estaría tres horas.

Fue al salir de ahí, que recibí el mensaje de alguien a quien me une un profundo lazo afectivo que una vez fue de carne, pidiéndome le acompañara a una meditación en los mentados viveros. Armándome de toda la paciencia y buena voluntad que pude encontrar en este cuerpo que es fuente infinita de luz y bajos placeres, me dirigí a los viveros. A fin de cuentas, ¿Qué más grande regalo que ese tan simple de la meditación? Siempre resulta conmovedor contemplar a tan fútiles criaturas tratando desesperadas de acercarse a lo divíno y disfrazando su angustia como la paz más profunda.

Así que llegué y una vez en los viveros, nos dirigímos al grupo. Y ahí estaba él. Y con sólo verlo supe que eso sería todo menos meditación. Un ejercicio de manipulación, un bocadillo para el ego de un perdedor de esos que juran que los ángeles les dictan coplas y en resumen, nada interesante. Uno de esos charlatanes grandilocuentes que conozco tan bien y con los que vengo lidiando desde que tengo
uso de razón y discutían si mi extraño proceder tendría un orígen oscuro o de revelación.

Y así, unos trataban de sacar el mal de mis entrañas con acusada violencia y otros sólo me alentaban a caminar hacía la luz. Los conozco a todos. No por nada soy una deidad encarnada que no quiere blog, pero que a través suyo les revelará la única verdad. Los hay bienintencionados, otros con una genuina capacidad, pero los hay como este gusano a los que no es divertido seguirles el juego. Así que
me hice a un lado y escribí el post de las ardillas mientras escuchaba al tipo diciendo disparates espiritualoides y a un par de niñas regordetas, solitarias e ilusas que llenaban sus vacíos con una supuesta conexión karmática con el mezquino aquel que seguía vociferando conceptos y datos de los que no tenía la menor idea.

Y mientras yo me preguntaba qué tan profunda podía ser la estupidez humana. O qué tan profundo el vacío para tener que llenarlo de lo que de cualquier manera no encontrarán afuera.

Y yo tengo un examen temprano y ni por eso procuro dejar de bloguear a deshora.

23 comments:

YO SOY EL QUE YO SOY said...

Sí, el orden de los renglones es deplorable, pero es culpa del teléfono.

Anonymous said...

Pues para que sea congruente comento desde mi celular también dejando embarrado de chocolate

Lorena said...

Jaja, sí, también me he preguntado el grado al que llega la gente cuando tienen pedos en su vida que recurren a ese tipo de cosas, o van a la tontería esa de "pare de sufrir" donde sólo les lavan el cerebro y les toman la cabeza con la mano mientras gritan cuanta jalada se les ocurre y parece más exorsismo que otra cosa.

Lo de los renglones... yo siento que salen bien.

Anonymous said...

jajaja, desde que se inventaron las escusas... se acabaron los...

((mejor shh kitten antes de que te metas en problemas)) como bien dijera mi madre... Grrr ¬¬

mejro tu te hubieras puesto a dirigir a esos incautos mortales...
por que no has cambiado la foto de tu perfil por una más actual?? esa incognita me surgió cuando te dejaba mi comentario y vi tu cara verde, como enojada y coqueta a la vez... bueno me voy byebye


C R I S

Kaleidoscopico said...

perdon ese primer anonimo soy yo, solo que desde mi celular quiensbae que paso que no se registró, saludos de chocolate, feliz navidad...

Sadako said...

Hola!! He pasado las últimas 2 horas de mi vida leyendoT.. ¿Y? Ya me aficione a tu blog y al olor a chocolate que hay por aquí.

Oaxaca said...

No me chingen.


¡Yo quiero que comente el clon de la acomedida!... haber con que pensamientos xxx nos sale ahora.


Muy bueno, deberia de hacer un blog.


jajaja!

urs said...

Pues yo creo que deberias de tirar tu compu... aqui por mi casa =P igual y le doy uso. Ni note lo de los renglones, pero mientras sea del dios de los celulares se acepta lo que sea. Saludos!!

Anonymous said...

Andas medio amargocillo ultimamente

Mata said...

Ese último "Anonymus" tiene razón. Antes eras más relajado

Eminente doctora en economìa said...

mocoso de pieles pecaminosas... sìguele balconeàndome ehhh.

oaxaca said...

Pues a mi me parecieron muy buenos los ùltimos posts.



Clon de la acomedida!.... ¿dònde estàs?

oaxaca said...

Bueno, tal vez le hagan falta fotos de personas comiendo en el metro, o de maniquies con problemas de personalidad.




No lo se.

pinche San Andrés chingón said...

u_u ayyyyy Gonzalo debiste agarrar a una de esas ratas, ejem, perdón ardillitas coquetas con rabia y aventarsela en la jeta al guru de pacotilla para luego tomarle una foto! Jaja -not-

Ni hagas corajes, hay miles de personas igual de nefastas a él dirigiendo al mundo.


Abrazos!!!


* y patrulla?

pinche San Andrés chingón said...

otra cosa, por qué ya no comenta gente con blog?

Puro anonimo chingaos :_____( por lo menos sean "originales" como la no acomedida caray!

ai' se los dejo de tarea.

Anonymous said...

ya ves lo que sacas escribiendole a estos pendejos? Hora resulta que no eres suficientemente positivo como su changuito cilindrero tiene que ser. No mamen. Ya no desperdicies tu talento con este publico mierdero, te quedan chicos.

Elizabeth said...

Hola Gonzalo !!!

Como siempre Presente! ;)

katia said...

creo que borraste mi comentario , o no sé que sucedio.
De todas formas aquí estoy Gonzalo

Nell said...

No exigimos un changuito cilindrero, creo más bien que encontramos una especie de morbo insalubre al descubrir que nuestra Inmaculada e Intocable Alteza Serenísima tiene alergia a la charlatanería: parece que nos le pinta el ánimo de rojito. Y tal vez, si su lado humano exige sus derechos, debe de potencializarse el efecto al saber que alguien a quien apreciamos, aprecia lo que nos castra. Eso volatiliza a quien sea.

Anonymous said...

no entendi que dijo Nell pero salve Gonzalo, su Alteza Serenísima!

K. said...

Si de ese modo te altera ver a cualquier charlatán con "inspiración del antiguo oriente" en la calle, no sé que sucedería si conocieras a cierto "yogui" que aparece en cierta señal de televisión y que anuncia ciertos productos para preparar tus alimentos sanamente.

Gonzalo, por piedad no mires los programas de barra matutina de la tele nacional ni por error, ya una vez nos dejaste sin luz en un arranque de espontaneidad, quien sabrá lo que suceda en un arranque de auténtica furia.

Ginger said...

Pues la vdd que sono bastate mal eso de "Y mientras yo me preguntaba qué tan profunda podía ser la estupidez humana. O qué tan profundo el vacío para tener que llenarlo de lo que de cualquier manera no encontrarán afuera"...aunque tienes razon, porque buscar afuera, pero hoy quiero ser mas positiva y mejor pensar asi "perdonalos padre porque no saben lo que hacen"...asi que nos perdonen porque no sabemos lo que hacemos! besos

Patrulla said...

Padre Fragoso, que estás en los viveros, santificado seas bloger, ven algún día a los nuestros, y hágase tu voluntad aquí en la red, como allá en los víveros. Danos hoy nuestro post de cada día, y no nos dejes caer en meditación y líbranos del zen.

Amén.

¿Te has dado cuenta que tengo una ligera idolatración por ti?