Friday, November 30, 2007

Lo bueno es que entonces ya me acabé todo el karma

Estaba pensando que esta sería una noche tranquila y serena, propia para dedicar a la meditación y el recogimiento del espíritu, cuando se me ocurrió cortarme el pelo. A fin de cuentas no sería primera vez. Y por cortarme no me refería a ir a la estética o peluquería, iba a cortarme de la forma más literal, con mis propias y gráciles manos, siempre he dicho que si quieres algo bien hecho debes hacerlo tú.

Así que empecé con mucho cuidadito, pero después de un rato decidí no usar tijeras y en su lugar utilizar la maquinita que uso para rasurarme, esa que usaba James Bond cuando era Pierce Brosnan, todo con la ayuda de un peinecito para no errar el tiro y darme una mordida que me dejara como perro sarnoso con redondetes calvos en la cabeza. Todo era tan fácil que quise ver que pasaría si prescindía del peine...



Eso pasó. Me dejé un hoyo calvo. Y esa es una de esas cosas que como la muerte, no tiene solución, o a ver, háganme crecer el pelo, a ver, a ver. Entonces recordé la fiesta de Elena la próxima semana, y horrorizado pensé que sería el hazmerreir del pueblo y los cortesanos, así que por si las moscas, corrí a verificar la fecha del convite para ver si es que podía conseguir un tónico milagroso de aquí a aquella fecha.

Y así corriendo entré a mis aposentos y al dar un paso sentí bajo mi pie una superficie poco firme. En el corto suspiro de aquel paso, por mi mente pasaron todas las horribles posibilidades y justo antes de soltar todo el peso sobre mi pie, recordé que eso que pisaba podía ser mi scanner. Se preguntarán ustedes que hace un scanner al nivel del suelo y eso mismo me pregunto ahora yo. Sucede que mi incansable labor artística lo había encontrado artísticamente útil en esa posición y y mi más incansable modorra olvidó devolverlo a un lugar seguro.

Aún en medio de ese microsegundo que comprendió mi paso, pensé orgulloso que tenía un scanner muy resistente, pero de cualquier manera traté de dar reversa a mi paso como para no dañarlo. Y entonces se oyó un tímido ¡Crack!... Me arrodillé de inmediato, aún con la esperanza de que fuera sólo la tapa que quejumbrosa se doblaba, lo levanté presuroso como los pastores a Belén y así le encontré:



Lástima, tan bueno que me salió.

Ah, qué de cosas piensa uno en un segundito. Y cuando creía que nada más podía pasar, reviso mi agenda buscando la fiesta de Elena la próxima semana y así es, tendrá lugar el 30 de noviembre. O sea ahora mismo, mientras esto escribo, así que necesito que me sugieran algo para tapar mi calva y que al mismo tiempo sustituya mi scanner. No claveles o ningún tipo de flor. Ya voy Elena, nomás resuelvo esto. Si quieren ir es en el Play de Insurgentes. No se burlen de mi pelona o tendré que matarles suavemente con mi canción.

Algo bueno debe pasar hoy que oficialmente acabé con todo mi karma de un plumazo.

silverlight

Monday, November 26, 2007

Bosteza

No se tiene la total certeza del porqué la gente bosteza, pero cuando ésta lo hace, inhala una gran cantidad de aire y exhala otro tanto desde la profundidad de sus entrañas, resultando entonces poco amable, hacerlo en la cara de otra persona, pues aunque estuvierais rellenos de chocolate o menta inglesa, nadie tiene porque fumarse el aroma de vuestros entresijos.

Tan no se sabe la causa, que ahora mismo podrían bostezar tan sólo porque yo se los ordeno, mas no lo hago pues sería una tremenda afrenta a mi ego que se dijera que alguien con mi blog bosteza. Y porque no es necesaria otra razón para bostezar que ver a alguien más hacerlo y si yo les ordenara bostezar, su compañero de la ratonera, quise decir, del cubículo contiguo, bostezaría también y se generaría una cadena interminable de improductividad que echaría a dormir a todo el reino hasta que lo despertara el beso del verdadero amor.

Por no ventilar sus interioridades es que la gente se cubre o se voltea, por eso y porque el bostezo es buen momento para que el alma se escape del cuerpo por el hocico o el diablo se cuele hasta los intestinos. Pero dicho esto, debo contarles que el otro día venía aplastado en una esquina del metrobús, cuando junto a mí apareció un tipo con un gran fleco que le cubría la frente, las cejas y le picaba los ojos con las resecas puntas de un orzueludo cabello que cuidadosamente acomodaba para conservar la belleza de su tocado.

Y en eso empezó a bostezar, abriendo sus fauces en toda su dimensión y de forma tal que algún interesado habría podido contar sus muelas picadas y sus amalgamas, todo sin importar la pobre gente que estaba a su alrededor. Porque de su boca no provenía un fresco aroma a bosque, ni chocolate, ni cosa parecida, de ahí emanaba el fétido aroma de una tumba mal cerrada, sepulcro molar que se abría una y otra vez perfumando todo el ambiente y generando el horror y la impotencia de unos pasajeros que no hallaban para donde escapar.

Pero que al poco tiempo bostezaban igual.

Ya, ustedes también bostecen, sólo cubran su boca con un pañuelo bordado como una dama del siglo XIX.
Este era un Rey que tenía tres hijas, las metió en tres botijas y las tapó con pez

¿Quieres que te lo cuente otra vez?

Saturday, November 24, 2007

Auxilio, mi gato gusta de las telenovelas

Había escuchado que a los gatos les complace ver la televisión, pero no entiendo por qué el mío debía tener gustos tan poco refinados.



No pierde un detalle y sólo aprovecha los comerciales para hacer pipí.



Prefiere las de época y se emociona mucho en el final de viernes.



Snif, mi gato es una gata.

900 - 81

Thursday, November 22, 2007

F.A.Q. Tienes el mismo template desde que empezaste ¿Por qué no lo cambias ?

Respuesta rápida:

Porque estoy esperando a que se vuelva vintage.

Respuesta larga:

Porque no me interesa impresionar a nadie con mi cursor de hada madrina que va dejando estrellas y corazoncitos a su paso, ni mucho menos con mis dotes de diseñador de páginas web egresado de las Academias Vázquez, que de esos ya hay muchos enchinchando en la red. Ni compensar mis pocas habilidades para redactar con hartos colores y trastes y animalitos. Quien aquí venga será a leer y si acaso a ver la pornografía barata que ocasionalmente publique. Lo que menos importa es donde lo haga, igual será aquí o en un rollo de papiro o de papel del baño con alóe y vitamina E.

Además somos mexicanos y tenemos un servicio de internet tercermundista y subdesarrollado, aunque con precios de primer mundo y dignos de cualquier monarquía europea, así que el más mínimo lucimiento implica una página atarantada que tardará horas en aparecer a través de su conexión telefónica, mientras su abuelita amoratada trata de llamar a su linea ocupada para avisar que el oxigeno se le terminó. Pobre cabecita blanca.

Y lo del vintage también. Ya saben que hay ropa en su closet que tiene tanto tiempo que de pronto es tan vieja y ridicula que vuelve a estar de moda. A diferencia de la ropa, que no podrían traer puesta hasta que se haga vintage pues acabaría maloliente y hecha tirones, los templates o plantillas o esas cosas que sirven de fondo y sobre las que escribimos, no necesitan Vel Rosita para acabar como nuevos, sólo un poco de tiempo y un montón de blogueros desesperados por innovar.


Así que no lo cambio a menos que me ofrezcan algo increíble y no muy pesado. O en 3-D. O mucho dinero.

om shanti om

Tuesday, November 20, 2007

Por el lado amable

El otro día iba en un trolebús cuando me fijé que de la bolsa que cargaba un hombre escurrían gotas de sangre. Era una de esas bolsas blancas de plástico tejido como para uso rudo y cuya textura recuerda a un costal. Es poco amable para los demás pasajeros cargar cadáveres en el transporte público sin importar si el muerto es un pollo o tu esposa, peor aún, pescado, junto con el característico aroma que todo aquello implica.

Pero curiosamente sólo yo podía verlo y cuando buscaba complicidad en la mirada de algún otro pasajero, nadie parecía notarlo, ni siquiera la mujer a la cual le caían las gotas casi en el zapato.

Me enojó mucho porque no podía dejar de pensar en la posibilidad de que el trolebús cayera al mar y que por culpa del viejo este y su bolsa sangrante, los tiburones nos encontraran y devoraran a toda la tripulación.

Lo único que calmó mi furia fue la idea de que tal vez lo que traía en su bolsa era una cabeza de cordero y en ese caso, si el Di_s de los judíos decidía matar a todos los hijos primogénitos o los pasajeros de trolebús, estaríamos salvados. Sólo necesitaba un manojo de hisopo para marcar la puerta. Afortunadamente siempre cargo uno en la mochila.

Hashem

.

Friday, November 16, 2007

Yo, el que se levanta tarde

Sí, vengo de la calle. No me refiero a que nací en el arroyo, ni me las doy de muy barrio como el Maromero Páez, es que de verdad vengo llegando de la calle a estas horas de la madrugada en que la gente decente duerme, aunque sea en un motel con jacuzzi y abrazando a su secretaria. Ya mis vecinos me tienen miedo, juro que me han de llamar El que se levanta tarde, como aquella pobre suripanta de Nosotros los Pobres cuyos vecinos, muy pobres, pero muy honrados y al no hallar mejor manera para nombrar su modesto negocio de venta de placer, llamaban así.

Lo que ellos no saben es que yo no duermo, así que en mí no aplica su mote ofensivo en contra del sexoservicio. Y tampoco me dedico a eso, aunque ya que el tema ha salido a colación, el otro día que hacía un frío insoportable y hasta banco de niebla y aeropuerto cerrado teníamos, las pobres prostitutas de Insurgentes, en su mayoría hombres, andaban medio encueradas enseñando esas cosas que tanto dinero les han costado sin siquiera tiritar tantito del frío. Y de un golpe entendí que era la cosa más natural, en México hay que ser muy macho para ser prostituta.

Y si se ponen esos implantes inmensos es sólo porque el plástico retiene el calor y así se vuelven térmicas, igualito que un Tupperware, sólo que con más maquillaje y no tan herméticas. Acaba de amanecer horriblemente gris, así que si pasaban por un momento difícil y habían contemplado la idea del suicidio, regresen a la cama y no salgan de ahí hasta que se les pase porque el Sol dice desde su escondite ¡Muere infeliz!

Pido una disculpa a aquellos que me han escrito correos preguntando por la revista, en algún momento de esta era geológica les contestaré con una sorpresita, es sólo que no tengo tiempo ni siquiera para contestar las cartas que envía mi padre desde prisión, me cuesta mucho leerlas con eso de que el muy marica se pone a llorar mientras escribe y las deja todas borrosas. Ay papá, de todo te quejas. Lee mi blog y confórmate.

Y a todos los otros que vienen a leer y no comentan ni siquiera con un presente y se esperan hasta tenerme enfrente para hacerme todo tipo de comentarios que deberían hacer aquí, les exijo comenten y se dejen de cosas o se las verán con el mismísimo Dios que todo lo ve y que a ustedes los mira leyendo y no comentando.

¡Castígalos Padre, que bien saben lo que hacen!

Atmâ-Vichâra

Wednesday, November 14, 2007

La mentira

Presentan Hugo y Guardado el nuevo uniforme del Tri

Notimex
El Universal
Ciudad de México
Lunes 12 de noviembre de 2007

23:20 El técnico nacional Hugo Sánchez y el delantero del Deportivo La Coruña, Andrés Guardado, presentaron la noche de este lunes, en el Pabellón del Palacio de los Deportes, el nuevo uniforme que vestirá a la Selección Mexicana para los próximos años.
Asimismo, vistieron la nueva casaca nacional los ex jugadores Aarón Padilla, Fernando Quirarte, Enrique Borja, Luis Roberto Alves, Ricardo Peláez, Alberto García Aspe y Gonzalo Fragoso, entre otros.





Muchas gracias a todos, la portaré con honor y pundonor y...


¡¡¡Mentira!!!


Nunca estuve ahí. Este Gonzalo Fragoso no viste camisetas de futbol ni siquiera cuando da un concierto en Brasil o Buenos Aires para quedar bien con la turba enardecida, depende sólo de su talento y apabullante presencia escénica. Tampoco habla de si mismo en tercera persona, a menos que haya que distinguir entre varios Gonzalos.

De cualquier manera respeto a esos señores que salen los sábados por la mañana con sus calcetas guangas y uniforme de primera a jugar con su equipo de segunda, aunque luego pasen el resto del día con su uniforme lodoso y chorreado de mole, como niños con juguete nuevo.

Y ruego a mi papá y a ese futbolista que dejen de usurpar mi identidad, este pueblo es demasiado pequeño para los tres.

Yo soy el Sí Mismo

Monday, November 12, 2007

Mercancía oficial

... y después de cuatro horas a Nueva York, dos más hasta Boston y otro tanto a Cambridge, llegas por fin a tan respetable institución, cuna de grandes hombres y malandrines gobernantes mexicanos ¿Qué será propio como recuerdito aparte de un apócrifo diploma? ¿Venderán llaveros con alacrán? ¿Con qué te llevarías una parte del corazón y el alma de esta escuela que hoy te abre sus puertas y a la que algún día regresarás? ¿Cuál es su platillo típico? Necesitas algo que venga del corazón mismo de Harvard.



Claro, nada mejor que una camiseta.



Con su sello holográfico de producto oficial bajo licencia, faltaba más.

Ahora sí, es tuya una parte del alma de ese templo del saber, fruto del trabajo de su gente, su historia y su prestigio intachable...

Pero esperen, ¿tendrán una talla más chica?...



Honduras, Massachussets ¿verdad?

Dawn

Thursday, November 08, 2007

Se me acabó la fuerza de mi mano izquierda

Ora resulta que no siento la mano izquierda, cosa muy chistosa porque si siento mis dedos y la palma de mi mano, la única zona insensible es el dorso, y ya ven que casi no lo usamos más que para... pues para nada, creo... así que no me di cuenta hasta una mañanita en que me lavé las manos y a la hora de hacer espuma, sentí muy raro, como si le estuviera lavando la mano a quién sabe quién. También es muy extraño cuando la meto a mi bolsillo para buscar algo y no siento que la metí. Hay muchas posibilidades:

-Tumor cerebral
-Hipotiroidismo
-Diabetes Mellitus
- Practicas de hechicería
-Síndrome del tunel carpiano
- Pacto con el Diablo
-Ataque isquémico transitorio
-Esclerósis Múltiple
-Envenenamiento

En la antigüedad si te sospechaban brujo, te picaban todo y si te encontraban una zona insensible lo consideraban señal inequívoca de que estaban frente a un hechicero. Decían que el diablo te daba un pellizco para marcarte y cuando te sanaba, quedaba sin sensación, así que te buscaban todo y de paso te torturaban para ver si es cierto que no sentías. A mí me pasó por primera vez por ahí de 1348, pero ya en la hoguera me desaté y provoqué una hecatombe estilo Dragon Ball Z que acabó con el pueblo. Y mi regalo para los que quedaron fue la peste, negros y divertidos bubones que les brotaban de cuello, ingles y axilas.


¿Qué será que tengo?

V

Monday, November 05, 2007

Corran

Disculparán ustedes la tardanza, tengo mucho que contarles, pero en este momento hurguen en los bolsillos de su padre, esposo, amasio o concubino, rompan ese cochino, roben el gasto a su santa madre y corran a comprar El Especial de los 70 de Conozca más, en él escriben las mejores plumas de México:



Wearever
Pilot
Uniball
Staedtler
Unas que tienen tinta rascahuele
Inoxcrom
Las esas de tinta gel que venden en el metro
Bic, la que no sabe fallar

y yo.

Apúrense porque se acaban.

Çatal hüyük.