Friday, November 30, 2007

Lo bueno es que entonces ya me acabé todo el karma

Estaba pensando que esta sería una noche tranquila y serena, propia para dedicar a la meditación y el recogimiento del espíritu, cuando se me ocurrió cortarme el pelo. A fin de cuentas no sería primera vez. Y por cortarme no me refería a ir a la estética o peluquería, iba a cortarme de la forma más literal, con mis propias y gráciles manos, siempre he dicho que si quieres algo bien hecho debes hacerlo tú.

Así que empecé con mucho cuidadito, pero después de un rato decidí no usar tijeras y en su lugar utilizar la maquinita que uso para rasurarme, esa que usaba James Bond cuando era Pierce Brosnan, todo con la ayuda de un peinecito para no errar el tiro y darme una mordida que me dejara como perro sarnoso con redondetes calvos en la cabeza. Todo era tan fácil que quise ver que pasaría si prescindía del peine...



Eso pasó. Me dejé un hoyo calvo. Y esa es una de esas cosas que como la muerte, no tiene solución, o a ver, háganme crecer el pelo, a ver, a ver. Entonces recordé la fiesta de Elena la próxima semana, y horrorizado pensé que sería el hazmerreir del pueblo y los cortesanos, así que por si las moscas, corrí a verificar la fecha del convite para ver si es que podía conseguir un tónico milagroso de aquí a aquella fecha.

Y así corriendo entré a mis aposentos y al dar un paso sentí bajo mi pie una superficie poco firme. En el corto suspiro de aquel paso, por mi mente pasaron todas las horribles posibilidades y justo antes de soltar todo el peso sobre mi pie, recordé que eso que pisaba podía ser mi scanner. Se preguntarán ustedes que hace un scanner al nivel del suelo y eso mismo me pregunto ahora yo. Sucede que mi incansable labor artística lo había encontrado artísticamente útil en esa posición y y mi más incansable modorra olvidó devolverlo a un lugar seguro.

Aún en medio de ese microsegundo que comprendió mi paso, pensé orgulloso que tenía un scanner muy resistente, pero de cualquier manera traté de dar reversa a mi paso como para no dañarlo. Y entonces se oyó un tímido ¡Crack!... Me arrodillé de inmediato, aún con la esperanza de que fuera sólo la tapa que quejumbrosa se doblaba, lo levanté presuroso como los pastores a Belén y así le encontré:



Lástima, tan bueno que me salió.

Ah, qué de cosas piensa uno en un segundito. Y cuando creía que nada más podía pasar, reviso mi agenda buscando la fiesta de Elena la próxima semana y así es, tendrá lugar el 30 de noviembre. O sea ahora mismo, mientras esto escribo, así que necesito que me sugieran algo para tapar mi calva y que al mismo tiempo sustituya mi scanner. No claveles o ningún tipo de flor. Ya voy Elena, nomás resuelvo esto. Si quieren ir es en el Play de Insurgentes. No se burlen de mi pelona o tendré que matarles suavemente con mi canción.

Algo bueno debe pasar hoy que oficialmente acabé con todo mi karma de un plumazo.

15 comments:

LORENA said...

QUE MAL QUE NADIE PUSO NADA PARA SOLUCIONAR TU CALVA Y AUNQUE YO TUVIERA LA SOLUCIÓN, CREO QUE ES DEMASIADO TARDE, YA DEBES ESTAR EN LA FIESTA... ME INTRIGA CÓMO LO SOLUCIONASTE, ¿HURTASTE PELO DE TUGATO Y TE LO PEGASTE CON KOLA LOKA? ¿ACASO VELLO PÚVICO? ¿TE PINTASTE CON UN MARCADOR NEGRO? ¿TE PUSISTE UN GORRO TIPO CHAVO DEL 8 PARA ASEGURARTE QUE LO CUBRIERA?, BUENO, SI NO PUDISTE SOLUCIONARLO, YA TE DÍ VARIAS OPCIONES, ¡SUERTE! LUEGO NOS CUENTAS CÓMO LO SOLUCIONASTE

LORENA said...

MMM, QUIEN SABE QUE ONDA CON LA HORA QUE PONE EL BLOG, EN REALIDAD SON 12:50 AM...

Caetan said...

Si, creo que Gonzalo tiene la hora de otro lado y cuando postea en realidad es mas tarde de lo que parece, asi que a todo hay que sumarle dos horucas creo

Es la hora de Gonzalopolis

Caetan said...

si creo que por eso dice que mientras esto escribe

y como te fue? fotos!

luisitomx said...

solo fue el vidrio del scanner es reemplazable y a bajo costo...

tu melena pues no... puedes decir que es la moda en gonzalopolis

AnaVitch said...

O puedes agarrar carbón y restregártelo en esa parte de tu cabeza.

O un plumón negro "guerever". Además huelen rico. Aunque no sería una fragancia para utilizar en una fiesta.

Salút

Nena said...

Nooo!! que mal, eso es horrible, un día me senté encima de unos lentes oscuros que me encantaban, y también fue solo un segundo, pero murieron...

Lo mejor, cuando una compañera se sentó en mi lentes y creyó que yo no me iba a dar cuenta cuando ambos cristales estaban estrellados y la armadura vencida, que lista ella!

Nena said...

Oye y si te rapas por completo? al fin que el cabello te crece muy rápido, y para el 19 de enero que esté en el df seguro tendrás tu abundante y segura mata de cabello ejeje

Gyna said...

No Gonzalito, no te vayas a rapar por lo que mas quieras y si lo haces guarda me un ricito de tu cabello!

dick said...

jejeje, me gustan tus historias, te leo desde hace siglos, y en esta me he reido especialmente. :)

un saludo.

Monty said...

Ayyy, a mi me pasó lo mismo y del mismo lado y con la misma técnica jajajaja

Mi solución rascuacha fue cortar el cabello de esa zona más chiquito, que no sirvió de nada... pero nadie se atrevió a decirme algo ^^

amor-amor-amor said...

Yo lo que quiero es morderte esa orejita y meterte la lengua se ve bien rica mmmmmmmmHHh!

Luis Frost said...

...
tu scanner pagó más karma, qué egoísta eres, pensando sólo en ti.

Eduardo / Joselite said...

Ijoles yo ni te cuento, que hace 2 semanas me fui a cortar el pelo pero no literalmente, me fui a parar a una estética que me cobraron 20 dólares y la bellaca me dejo como aleta de cocodrilo... Mal MAL negocio. Sera Karma?

POR CIERTO!
ya me arreglaron mi cámara gratis. Obligue al esperpento y su fétida amiga a pagarme un par de cervezas.

Lo sé, la fétida amiga no tenía nada que ver, pero solo por su fetidez se lo merece.

así que tal vez si es Karma.

Patricia Sánchez Aramburu said...

¡Gonzalo, guarda tu pelambre, que algún día pagaré por él en Christies!

Te lo juro, ya lo tengo planeado. Me consigo a un anciano millonetas, me casó con él, el desgraciado se muere, yo voy a su entierro como una sumanita vestida de novia, consigo los millones, y sí, amor, iré por tus pelitos a los mismísimos New Yoores... Ya con ellos en mi carísima cartera de cocodrilo, te llamo y nos casamos ¿zaz?