Saturday, May 19, 2007

Matar al padre

Uno ya lo sabe, cada que hay partido de fútbol, el país se vuelca en algarabía y se paraliza como si en el resultado del encuentro nos fuera la vida o la soberanía nacional. Y no queda más que apechugar y pensar en las innumerables ventajas que consigo trae, como tener la ciudad libre para cometer toda clase de ilícitos y el tremendo flujo de millones de dolares que como dueño del equipo llegará a tu bolsillo.

Bueno sí numerables, dos. Aunque si cuentas dolar por dolar...

La otra noche que hubo clásico de clásicos absolutamente todos los choferes con los que tuve el regocijo de viajar venían oyendo el partido en la radio. Por cierto, de chico me conflictuaba sobremanera eso de LA radio y LA sartén. Aún me siento más cómodo tratando a el radio y el sartén acá bien machines, aunque hoy día me conflictúan más los choferes que vienen oyendo el clásico de clásicos en la radio y lamentando con su chalán que el Pachuca le ganó al Cruz Azul, pero respirando aliviados por que "todavía falta el de vuelta"

Y seguro ni saben que Pachuca es una ciudad, pero igual sospechan que Cruz Azul sí lo es y el día que se enteren de la existencia de Pachuca deducirán fue nombrada en honor del ilustre equipo. Así como aquel continente.

Pero no sé que me extraña, sí vinieran reflexionando en la estructura genética de las levaduras o las interacciones de los quarks y el concepto de libertad asintótica en cromodinámica cuántica, seguramente no serían microbuseros o por lo menos serían unos muy interesantes. Lo que me lleva a un éxtasis por revelación al darme cuenta que entre mis lectores no hay americanistas de hueso colorado y de eso puedo estar absolutamente seguro. Porque si así fuera, hace mucho que sabrían de mi oscuro secreto, leed con atención...

Por la selección de México dirigida por Ignacio Trelles, participaron Antonio Carbajal, Ignacio Calderón, Jesús del Muro, Arturo Chaires, Gustavo "Halcón" Peña, Gabriel Nuñez, Ignacio Jáuregui, Guillermo Hernández, Isidoro "Chololo" Díaz, Salvador Reyes, Aarón Padilla, Enrique Borja, Ernesto Cisneros, Magdaleno Mercado y Gonzalo Fragoso.

Gonzalo Fragoso. Gonzalo Fragoso. Gonzalo Fragoso.

Figuras de antaño como Vavá, Arlindo, José Roberto Alves Zague, Gonzalo Fragoso, Enrique Borja, Miguel Ángel Cornero, Carlos Reinoso, Alfredo Tena, Héctor Miguel Zelada, Cristóbal Ortega, Adrián Chávez, Antonio Carlos Santos, Francois Oman Biyik, Kalusha Bwalya, Luis Roberto Alves Zaguinho y muchos más.

¿Figura de antaño, yo? Nunca. Yo he venido a conquistar el universo y a tomar por asalto el mundo futuro. Y todos los Gonzalos Fragosos que llegaron antes serán poco a poco apabullados en los archivos históricos por la aplastante bibliografía de mis logros y conquistas. Es su culpa, pudieron haberme puesto algo más personal y que celebrara mi individualidad como XZT-999, pero en su lugar decidieron bautizarme celebrando su nombre y apellido. Y ahí en Google están las consecuencias...

¿Quién es el verdadero Gonzalo Fragoso?

10 comments:

Mauricio said...

¿Cuántos Gonzaloz Fragosos estarán asomando la vista por primera vez al mundo ahora mismo? ¿Cuantos por minuto? ¿Y por año? ¿En dónde? ¿Cuántos de ellos serán bautizados? ¿Cuántos de ellos serán microbuseros? ¿Cuántos de ellos le irán al Cruz Azul? ... seguro la mayoría le irá a las Chivas, y alguno nace en Pachuca.

¡Saludos!

Rubén said...

Ya puedo decirles a mis nietos americanistas que yo leía el blog de Gonzalo Fragoso.

obtusa said...

wow! ya nos habias dicho que te llamabas igual que tu papá, pero no sabiamos que habia sido futbolista de la seleccion nacional! orale

Anonymous said...

No mames que cagado, tu jefe era futbolista? Y tu que tal eres para el pambol haz de ser bueno para las patadas

catrín lavandín said...

saludos

atte; catrin lavandin

Gonzalo Fregoso said...

Es una verdadera lástima, todo este background que nos dan los medios masivos de telecomunicaciones, nos pintan ante la sociedad como unos analfabetas y entes de pocas resoluciones mentales, adjudicándonos el sólo moviemento de reflejo que conlleva el ver aproximarse un balón y evitar el cruce de nuestro campo visual de frente con un intercepto llamado patada y cambiar así drásticamente su rumbo al contrario guiados sobre la dirección de nuestro palmo de nariz.
Así mismo quiero decirte Gonzalo, que pese a que compartimos el mismo nombre con apellido paterno, no es razón para que seas partícipe de los mismos insultos que nos hacen cargar los albañiles de las Chivas del Guadalajara. La mayoría de mis colegas mexicanos balonpiecistas, somos tan doctos y cultos, que podríamos ser una nacio de ganadores del Nóbel, sólo que entrenar tanto no nos da tiempo para terminar nuestras novelas.

Atte: Gonzalo Fregoso, futbolista profesional.

acomedido que es acomedida;) said...

pues aunque no le vayas al america

¡vamos a ser campeones!


que lo sepan en blogs méxico!

Feyo said...

Já...

No hubo ni habrá partido de vuelta para el Cruz azul...

No seré prejuicioso... al diablo, si lo seré... los maistros albañiles están de luto.

Elizabeth said...

:S la verdad no me gusta tal deporte . Pero me doy cuenta que es muy facil saber de ti si alguien decidiera googlearte.

saludos Gonzalo y presente!

Anonymous said...

¡América campeón!¡América campeón!¡América campeón!¡América campeón!¡América campeón!¡América campeón!¡América campeón!¡América campeón!¡América campeón!¡América campeón!¡América campeón!¡América campeón!¡América campeón!¡América campeón!