Friday, May 04, 2007

El mundo dice que los mexicanos no leemos

Quesque ni un libro al año. Y que en esa cuenta van incluidos el Libro Vaquero y la Guía Roji, que nunca leemos completa, nomás donde está el mapita del reven y párale de contar. Temo es verdad. Debo hacer una terrible confesión. Me confieso mexicano hasta las cachas. No he leído un libro en mucho tiempo. Hace un montón me regalaron ese del ensayo sobre la ceguera y no lo he comenzado. Es que no los quiero interrumpir a medio ensayo.

Ah, pero qué tal me la paso escribiendo aquí, esperando exigente que me lean y me comenten. Si no lo hago por cultura, debería hacerlo siquiera por cortesía. Han de pensar ustedes:

"es que está estudiando y los libros de la escuela no le dejan tiempo para la literatura"

Lo malo es que se equivocan, no he leído uno solo de los libros que me dejan en la escuela. Y mi argumento en ese caso es que los libros cuestan mucho dinero. Aunque por alguna razón, el hecho de que un hindú con turbante maneje mi Bentley y me llame amo, ha mermado mi credibilidad en ese aspecto. Ah, pero que bueno estoy para participar en clase y callarle la boca al maestro como si supiera deveras, nomás improvisando lo primero que se me ocurre.

No me juzguen, padezco síndrome de déficit de atención y nunca me lo trataron. Es que antes no se usaba, a los niños se nos dejaba ser tan tontos como la naturaleza había dispuesto. Hoy día, las señoras hallan consuelo en llamar a su taradito "niño índigo" y adivinen qué, ahora dicen que también soy un niño índigo no tratado. Yo digo que eso de los niños multicolores son unas índigas patrañas, todos en México somos más o menos amarillos tirándole al verde, pues cruzamos el estrecho de Bering y el sol de aquí nos acabó de dar color.

El chiste es que no me puedo concentrar lo suficiente para leer más allá de la etiqueta del shampoo y aún en ese caso no paso del Aplique sobre cabello húmedo.

Ayuda

14 comments:

Mauricio said...

amarillo tirándole a verde ... no sé mucho de colores y de como se mezclan, pero si me parece un comentario muy ingenioso y atinado.

Con respecto a la lectura (sobre todo con lo que respecta a la suya propia),yo diría que tiene y no tiene usted razón. Yo creo que lee, y lee mucho: rostros, personas, actitudes, lugares; recreando y reinterpretando - creo que es en éste punto en el que puede hablarse de "lectura" propiamente dicha, puesto que no sólo mira, o describe, sino que inserta cada ente y cada cosa en un marco de interpretación, con el objeto de hallar una significación mas profunda al "ese algo" de lo que escribe -, enriqueciendo el imaginario colectivo, dotando a cada cosa de una perspectiva, un lugar y un sentido (aunque sea éste el sinsentido mas cabal).

En fin, que ya este comentario parece carta de felicitación o tratado mediocrón sobre las posibilidades de espacio de análisis psico - socio - cultural de un blog y no es la intención. En todo caso es agradable encontrar una hipótesis agradable que de razón de mi color de piel.

Jorge Pedro said...

yo sólo leo revistas, ¿debo avergonzarme?

acomedido que es acomedida;) said...

yo te leo a ti;)


que lo sepan en blogs méxico

A. said...

jejejeje oh bueno, pienso que no es que tengas deficit de atencion (o si?) o que seas nene indigo, yo creo es que no has encontrado algo que te llame la atencion para leer. Leer se hace por gusto, no por obligacion. Yo si leo un monton. Pero eso porque no tengo nada mejor que hacer :S
Chale.
Saludos!!!

Sunflower said...

Pues yo si leo; espero no sonar anormal :) ja, ja!!

Leo las mentiras que publican los periodicos, los excelentes articulos de politica en la revista Vanity Fair, un libro de poemas que solo leo cuando me pega la inspiracion, y por supuesto leo tu excelente blog!

Me choca que hayan tomado el concepto de Big Brother de la novela 1984 para hacer un programa tan horrible. Ah y no conforme con eso tambien hacen una novela basada en El Conde De Montecristo.

Bueno espero que tengas buen fin de semana.

Saludos!!

Pixie said...

Concuerdo con lo que dicen, ubica un libro que deveras te atrape y léelo. El problema es que muchas veces, uno se forma en la cabeza un estereotipo de cómo debe (uno) ser, qué libros leer, etc. Y acabas pensando que debes leer X libro cuando en realidad te aburre a madres. Lee tus gustos culposos, lee cosas que te llame la atención leer.

Por otro lado, leyendo se aprende a escribir, y tú escribes como si leyeras harrrto.

Y ps ya, qué pinche metiche soy dándote consejitos personales jaja chale. Pero es sólo mi opinión.

Ginger said...

Presente!!!

Y como comentario extra, yo si leo, de toda clase de cosas, y no solo porque en la escuela tengamos que leer mucho, también leo novelas, libros de cultura general, creo que el ultimo que lei fue "La gran rebelion" de SAW...bueno adios :)

FAUSTO said...

no te creo.

tu eres de esos que apenas ven puesto de periódicos ya estan leyendo cuanto encabezado pueden... mucho más si ya tienen la revista o el libro en las manos...

yo fui un niño indigo y ahora soy un niño mendigo...

ja

saludos..

obtusa said...

estoy de acuerdo con los otros comentarios

si lo unico que lees (o leés?) es la etiqueta del shampoo entonces has de lavarte con el shampoo don quijote de la real academia de la lengua española porque escribes como nadie. A veces visito un blog de un "escritor" publicado y dizque muy bueno y me dan ganas de ponerle un link a tu blog para que vea lo que es escribir como los grandes je je

Anonymous said...

a mi me encanta ese color que tienes

Nell said...

Ensayo sobre la ceguera es un muy buen libro. Por ahí acabo de hacerme de un libro titulado "Todos los Nombres", tb de Saramago... aunque el "acabo" viene a decirnos una mentira bien grande pues lo compré hace un año y nadamás no puedo pasar del primer capítulo.

Te propongo unas carreritas a ver quien se engulle al premio nobel más rápido! seehhh!

duda razonable said...

Perdón por el atrevimiento pero pensando en eso que a usted se le da eso de los mensajes cifrados estaba pensando si eso de "un corazón que muere por amar" tan cerca de la palabra ayuda no será un grito desesperado buscando el amor? (si así es aqui estoy yo para responder)

ikktus said...

el hábito hace al monje y los libros al lector.

yo también soy víctima de ese sindrome...mmmm, cuál era???

www.doce.org.mx hay buenos libros.

Rubén said...

Es que lo que nadie toma en cuenta es que a través de los siglos las etiuetas de shampoo han cambiado mucho. Seguro es la razón de tanto conocimiento.

Yo sólo leo blogs. ¿Debo avergonzarme?