Monday, February 27, 2006

Comienza el torneo

Estoy triste. Porque hoy nos separan por idiomas en el curso de profesores y temo se acabe la diversión. Hasta el viernes nos habían tenido a todos juntos con juegos infantiles propios de párvulos y estimulación temprana, con el único fin de que nos conocieramos, amaramos y no nos mataramos a la primera oportunidad. Pero hoy es el fin.

Esta tarde durante una ceremonia secreta, un sombrero de charro parlanchín decidirá a que casa pertenecemos:

.
Como este, pero de charro ¡Si señor!

Pero no se preocupen, el de mi escuela no es tan malencarado como otros sombreros mágicos, es una versión muy mexicana y de ala ancha para acomodar a los alumnos más apropiados en cada casa. No sé como explicarlo, pero imaginense echar en una cazuela:
..
Tantito de magia y tantito de borrachales

Y sale un sombrerote muy Pedrito Infante, muy macho, todo algarabía y mexicanísimos balazos que te acomoda en la escuela y te canta una canción con un guitarrón de esos que tienen toda una orquesta adentro o quién sabe de donde les sale tanta música.
.

Lo peor del caso es que temo los de inglés sean los más tarugos y como yo, hayan aprendido el idioma por ósmosis o lo hayan hablado sin explicación después de fuertes convulsiones o de haber estado en cama con 40º. Voy a extrañar a mis compañeros de otros idiomas, pero los dejaré ir y si vuelven, son míos , si no, nunca lo fueron.

Missing

Friday, February 24, 2006

Jesús

Había quedado de verme en el mural del metro C.U. Y como estaba en C.U. pues no llegué tarde como acostumbro y suele suceder. Aprovecho brevemente para aclarar a todos los alguna vez afectados, que mi impuntualidad no es intencional, aunque así parezca en fiestas, bautizos, premieres y conferencias de prensa, es la pura y natural calidad de estrella hollywoodense que me sale por los poros y se manifiesta de fea manera, un homenaje al trastorno obsesivo compulsivo y la consecuencia de andar por la vida sin un asistente que le recuerde compromisos y le haga las cosas a uno.

Bueno, el chiste es que no sólo llegué puntual, lo hice incluso un par de minutos antes. Ya, caigan de espaldas. Ya, levantense y sigan leyendo. Busqué en una ojeada rápida entre la multitud y no reconocí el rostro de quien ahí me había citado. Decidí caminar de un extremo a otro del mural y no esperar en un sitio, pues eso de estar parado esperando y mascando chicle, no me hace lucir muy elegante quién sabe porqué. Aún no había llegado al final, cuando noté que un tipo me miraba fijamente. No le di importancia. Si me encontrara a mi mismo en la calle también me quedaría mirando, no lo culpo -pensé- Tal vez me recuerde por el blog o por mis películas, como a Troy McClure -concluí- Y seguí mi camino.

Pero el tipo continuaba vigilandome y su actitud era cada vez más extraña. De pronto fue obvio que estaba a punto de estornudar, eructar, transformarse en lobo o decirme algo. Mantuve mi distancia, pero entre la gente comenzó a acercarseme. Mi mente se llenó de imagenes... Edificio Dakota , John Lennon, 1980, Chabelo, chiles rellenos -es que la voz de Chabelo me angustia mucho y tenía antojo de chiles rellenos- Pero no tuve miedo, lo peor que podía pasar era que me agrediera y tuviera que hacer uso de mis superpoderes frente a todos y entonces los testigos tendrían que ser secuestrados por una nave espacial y botados en un planeta poblado por simios inteligentes, para que no hablaran.
Pero el tipo llegó a mi y dijo:


¿Jesús?


Naturamente le dije No. Pero de inmediato una serie de cuestiones ético informativo teológicas me abrumaron. ¿A que Jesús buscaba? ¿Su busqueda era física o espiritual? Sí era esto último, ¿Porqué pensó que era yo? ¿debo cortarme el pelo? ¿Mudarme a Iztapalapa? ¿debí contestarle que si? ¿en tu corazón, hermano? ¿a la derecha del Padre? ¿que no? ¿porqué? ¿La gente busca a Jesús por los rincones... del metro C.U.? Y sí era física y había quedado de verse con un Jesús desconocido ¿Qué descripción le dio el tipo para que pensara que era yo? ¿Cabello oscuro, complexión media, estatura media y lápiz del 2 y medio, igual que otros 50 millones de mexicanos? O tal vez, "Porte principesco y personalidad que arrebatan el aliento y la fuerza en las rodillas" y el pobre al verme no pudo más que jurar que era yo. ¿O qué?



Todo esto en un periodo de 2 o 3 minutos. Como la avena o una sopa Maruchan. Lo bueno es que de repente llegó quien estaba esperando y todo acabó.

בָּרוּךְ הַשֵּׁם!

Thursday, February 23, 2006

Amor a primera vista

Creo que lo supe desde el primer momento. Con sólo verte a lo lejos aquel día. Eres la encarnación de mis más caros anhelos y llegaste a mi cuando menos lo esperaba, cuando creí tanta belleza era imposible, cuando había dejado de buscar.

En tu cuerpo he descubierto los placeres más dulces y exquisítos. Me derrito frente a ti, como cada centimetro tuyo se derrite entre mis labios, dejando tu sabor presente, inolvidable y tu aroma, lacteo y dulzón, cargado de sustancias que enloquecen, que dominan, que arrebatan la razón, que despiertan los sentidos y bloquean el corazón.

El mundo me señalará por quererte, pero no me importa. Qué saben ellos de mi sentir. Qué saben si no te han probado. Te acusarán de arrebatarme juventud y lozanía, de dejar en mi la marca del pecado en forma de barros y espinillas. No me importan, son la seña de mi amor. Supongo así son las grandes pasiones, arrebatadas, inconscientes y sobre todo, dulcísimas como eres tú, de los pies a la cabeza...



Dama de chocolate 100%
.
Mmm! yo si me casaba

.
¿Apoco no está resabrosa?

Wednesday, February 22, 2006

¿Y yo?

Subí al micro y el chofer era el tipo de hombre que al mexicano promedio se le figura un claro ejemplo de vikingo. Ese al que en el mercado y las reuniones familiares llaman seguramente güero y sus amigos apodan el gringo. Y no precisamente por sus rizos dorados, sino por chapeado y rubicundo, además de ser moreno claro, tan claro que a los otros parece casi albino. El mismo que en un reporte policial de COPS sería claramente hispanic, pero a nosotros nos parece el más puro representante de la raza aria.

Atrás de él, en ese lugar reservado para chalanes, amasias y concubínas, yacía una madre con su retoño. Y tras ella, una niña pequeña que jugaba con el bebé. El nene en cuestión era una copia al carbón del señor chofer, por lo que intuí era su hijo o finalmente el gobierno había creado el chofer de microbús genéticamente perfecto y había decidido clonarlo y entrenarlo desde los primeros meses de vida. La piel morena de la madre contrastaba bellamente con la del niño y sobre todo con la de su hija, -la más oscura de los tres- quien subitamente conciente de la diferencia preguntó...

"Mamá, ¿yo tengo la misma sangre que él?"


.

Si a eso sumamos que yo estaba sentado junto a la niña, con la palidez propia de aquellos a quienes beber de una yugular sangrante se les ha negado o han estado muertos por algún tiempo, el resultado era la típica familia mexicana. Esa donde hijos y hermanos son todos iguales pero de diferente color, unos más morenos que otros, unos pecosos, unos chinos, otros lacios, todos con barbitas rojas ocasionales y vellitos rubios que contrastan con una piel morena como el bronce.

Por eso siempre hay un hermano que es "el güero" y otro que es "el o la negra". Y no es que alguno sea propiamente negro o albino, pero es que son producto de esa mezcla riquísima de la que venimos todos, ese mundo futuro del que hablan en otras latitudes y que nosotros vivimos día con día. Yo no soy del color de mi mamá ni mi papá. Ni tampoco del de la caja de galletas en que me recogieron. Ni mis hermanos.

¡Pero callen, insensatos!

Tampoco somos parecidos al lechero. Sucede que como casi todos, mestizos somos y en el camino andamos.

Sunshine

Tuesday, February 21, 2006

Bonita mente

Si, es cierto. Todo lo que aquí escribo suena inverosímil y sacado de un cuento. Ya ni yo me lo creo. Y además últimamente he vivido cosas maravillosas que todavía no termino de asimilar. Y luego eso de que mi compañero de 84 años se llame Octavio y que en mi salón haya un representante de cada color, sabor y cultura como en las películas y que las coincidencias y sincronicidades y los mensajes de texto y los pensamientos se mezclen y revuelvan como si todo estuviera cuidadosamente planeado, da lugar a sospechas.

Así que seguro de ser un típico caso de esquizofrenia, con personajes, situaciones increíbles y gente que no envejece, decidí tomar una foto a Octavio el de 84 años, para ver si es que existía o era sólo un producto de mi imaginación y falta de medicínas.

.
Introducing: Octavio, the 84 year old boy

Helo allí. Resulta que si existe. Lo cual me pone en otro predicamento, pues seguro de ser un esquizofrénico y con sábanas ya listas para los nuevos colchones en mis paredes, no le pedí permiso para tomar la foto. Porque como era uno más de mis amigos imaginarios, pues no iba a salir retratado. Igualito que el Conde Drácula, un amigo que nunca sale en la foto.

Y además, cómo explicar que le iba a fotografiar sin ninguna intención oculta de trata de cabezas blancas y por puro cariño filial. Bueno, les presento con todo respeto a Octavio, mi octogenario compañero de banca. Como verán, la boina de la que hablé está ahí. En esta ocasión vestía todo de verde y por si esto fuera poco, llevaba una anforita con Té verde. Todo verde como un Leprechaun que se adelanta 24 días al San Patricio.

Yo creo que lo voy a adoptar como abuelito, porque los míos están locos, loquísimos, desmecatados y no les miro ni el polvo. Pero les quiero mucho. Con tamaños antecedentes, es una verdadera fortuna que sea yo tan cuerdo y cabal. ¡Aleluya! Por cierto, sí Octavio es de verdad, entonces...

Free at last

Friday, February 17, 2006

Tu mamá es mi mamá

No fui a ver a U2. A la mera hora y con tanta raza aborregada en el estadio azteca, decidí no pertenecía a tan nutrido rebaño y me perdí de esa experiencia inolvidable. Además me acordé que de todos modos un día Bono suplicará por tener una audiencia privada y entradas para mi concierto, y preferí esperar, aunque seguramente se enteró de mi desaire ayer y se ha ido del país echando pestes y pateando guardias presidenciales.

Además hubiera tenido que faltar a clases por segundo día consecutivo y no quería, porque estoy aprendiendo mucho y eso me hace muy feliz. Es como volver al kinder, pero con compañeros más arrugaditos. Y es que sin planearlo y debido a circunstancias fortuitas, he compartido taxi y topado a Octavio, mi octogenario colega en más de tres ocasiones y conocí además a Emilio, otro chico de su generación, que fue "el primer jefe de departamento mexicano en Volkswagen" y hoy, después de años de jubilación, decide que cuando sea grande, quiere ser maestro de alemán.

No sé si un día daré clases en realidad, pero convivir con gente tan diversa, me está enseñando muchas cosas increíbles e inesperadas. Tenemos otro compañero que se llama Buatu. Viene del Congo y ayer nos contó que cuando llegó a México y no hablaba bien el español, con toda naturalidad un día, llamó a la madre de la esposa de un amigo mamá. Como respuesta, obtuvo risas burlonas y una sentencia de parte de la mujer que dictaba "Ella no es tu mamá, es mía"

A Buatu le costó entender la situación, porque para él, efectivamente la madre de esa mujer, era también su mamá. Pero no, olviden la programación melodramática telenovelera en sus cabezas, no es que su madre lo abandonó porque su padre jamás cumplió ni cosa parecida. Sucede que en la cultura de Buatu, mamá es la señora que te dio la vida y pisotea tu autoestima igual que aquí. Pero tu mamá es también la madre de tus amigos, familiares y todos aquellos a quienes te une un lazo significativo.

Y no es que el concepto de suegra no exista en su lengua, es que solo lo utilizan cuando hay un conflicto o quieren hacer una distinción por no haber un vinculo afectivo. Impresionante. Se me hizo algo muy hermoso y profundo, enraizado en una cultura tribal antigua y riquísima, de la cual tengo mucho que aprender. ¿Se imaginan compartir ese concepto? ¿El tamaño de considerar a tu madre mi madre y por lo tanto a ti mi hermano? Perdería sentido todo nuestro sistema de agresión, tan cargado de resentimiento al indio y al español y a nosotros mismos a fin de cuentas.


¿Qué chiste tendría mentar una madre que es tan tuya como del otro?


Por lo pronto y desde el fondo de mi corazón, saludenme a mamá

The inconstant gardener

Wednesday, February 15, 2006

El primer día del amor

Me cae gordo no tener tiempo de postear en plena semana de aniversario, pero en el marco de las celebraciones e incapacitado para ponerle todas esas chulerías de mascotas y cursores, relojes vaciladores y mi propio template mío de mi, aunque sea pongo foto en el profile. No sabía cual poner, estaba entre las que me tomaron Helmut Newton y Richard Avedon, pero ya están muy vistas y en unas salgo muy encuerado, igual con las de Mondino y David LaChapelle.

Pero como me acordé que aquí puras fotos baratas y cuchas de celular, mejor puse la última que me saqué con el telefono a la luz de la luna. De cuando aquella gringa cayó en aquella zanja y acabamos en aquella ambulancia. ¡Qué tiempos aquellos! Creo que rolaré muchas para recordar.

Debo agradecer todas sus invitaciones a celebrar y les propongo hacerlo de manera individual cuando la vida y las circunstancias lo permitan, así puedo comer pastel y ser agasajado en infinidad de ocasiones. Además para la gente en provincia y el extranjero, siempre habrá una gira mundial para promover mi nuevo disco de techno-bolero-reggaeton-ranchero o próxima película y entonces podremos juntarnos y celebrar.

Ya me voy, tengo tantas cosas que contar sobre los últimos días, pero no quería pasar sin agradecer a todos. Pronto volveré a hacer un recuento. Pero ahora no hay tiempo. Tengo que estar en tres lugares a la vez, uno de esos la escuela, la cual tendrá que vivir hoy sin mi. Y ahora me voy a ver si puedo estar en los otros dos al mismo tiempo.

Escojan su foto de entre las viejitas

Cuando el pastel de chocolate sacó las uñas

Terror

Monday, February 13, 2006

1er Aniversario

Así es, hoy exactamente hace un año y de forma inesperada, abrí este blog sin mayor aspiración que conquistar el universo. En realidad no, esa es únicamente mi misión última en la vida, pero este lugar nació sin otro propósito que dejar de ser un anónimo fisgón y tener una identidad para comentar en los blogs de mis compañeros de la escuela.

Por eso Yo no quiero blog. Para qué, si no hay nada nuevo que contar. Para qué, si no escribo ni para hacer la tarea. Para qué si protejo mi espacio incluso de los más cercanos. No tiene caso. Porque yo soy el que yo soy y nada más. Y no tengo nada para dar, más que el amor que me inflama sin motivo ni aparente razón y que corre por mis venas y brota por mis poros sin destino específico ni dirección.

Y así ha pasado un año. Y durante este tiempo, quién sabe como, gente maravillosa de todos los rincones del mundo hispanoescribiente, llegó a dejar su huella en comments y visitas devotas, que de ser yo un santo, hubiera sin duda transformado en estigmas, milagros y flores perfumadas.

Pero no lo soy, antes debo tocar fondo y conocer la oscuridad, las pasiones humanas que parecen animales, la luz y sus matices, el mundo y sus texturas, andar por la inmundicia, ser ruin y despiadado y luego entonces arrepentirme y volver al buen camino y la vida ascética de renuncia y mortificación que tan flaco lo pone a uno.

En eso estoy pero ¡quemad sus estampitas! muy seguramente nunca llegaré a ser santo, si acaso dejaré de ser de madera para ser un niño como todos y al fin del cuento seré un humano bueno, decente y no apolillable como ustedes. Aún no puedo creer que ha pasado un año de que comencé a escribir mis cuitas en este blog y es por eso que no sé por donde comenzar a celebrar ni que decir.

Nunca hubiera imaginado que antes de cumplir un año, alguien llamaría a este "blog chilango por excelencia" y que además aparecería enlistado en una revista. Ese alguien es Jorge Pedro y esa revista es dF, comprenla, leanla y coleccionenla. Y fijense como los medios desvirtúan lo que decimos las estrellas. No es cierto, gracias a Jorge Pedro, quien también dice que mi blog es el mejor, pero se me hace que eso le dice a todos.

¡todos los editores de revista masculina son iguales!

Antes de declarar inaugurados los festejos, no me queda más que agradecerles entrañablemente, o sea desde las entrañas higado, corazón y pancreas, todo lo que he aprendido de mi mismo a través de ustedes, la retribución sin la cual tal vez no hubiera seguido escribiendo, y todos y cada uno de los comments y correos que he recibido y me han tocado profundamente. Hasta los más puercos.

Hay mucho que decir pero mejor ahí la dejo. A lo largo de la semana seguiré como las novias, recordandoles y haciendoles amargos reproches de las cosas del pasado, con el fin de decirles todo lo que aquí ya no puedo acomodar.

Por lo pronto y con los poderes mágicos que me envisten:

"Declaro formalmente inauguradas las celebraciones del primer año de este blog"

México D.F. febrero 2006

Gracias

Friday, February 10, 2006

Que hable ahora o calle para siempre

Ayer tenía que ayudar a Tamara y Raúl en su corto, pero el destino y sus jugarretas me impidieron llegar. Sientolo mucholo, la próxima si voy. Me perdí de mi primera boda frustrada por novia despechada y la consecuente fuga en carro con latas amarradas y también mi primer antro gay, donde tendría lugar la otra locación. Por cierto, siempre he querido entrar a una iglesia cuando el padre pregunta:

"Si alguien se interpone en la unión de esta pareja en sagrado matrimonio, que hable ahora o calle para siempre”

Y ya sea pararme todo elegancia y propiedad entre los invitados o entrar corriendo vistiendo harapos y todo agitación, alegar la novia es mi novia o el novio mi padre o el padre su novio y así. Entonces ya saben, ora que quieran impedir una boda, avisenme por favor. De preferencia tengan un motivo valido como amor verdadero o cosa parecida, para poder quedarnos al banquete.

Afortunadamente las jugarretas del destino me permitieron llegar a clases. Pero como me preocupan mucho mis útiles y aprecio en gran medida mi mochila, mejor no la llevé, no se me fuera a perder. Pero creo esa no es la cosa más brillante. La clase fue en la Biblioteca Central, yo pensé que nos revelarían los misterios y llaves maestras de sus corredores, pero nos metieron en uno de los pisos secretos del edificio.

Ahí existe una realidad alternativa en la que los baños son unisex y los hombres de buena voluntad. Y en vista de la gregaria costumbre de las féminas por ir al baño en grupo y aprovechando la nueva circunstancia del baño unisex, propuse nos invitaran a los chicos a acompañarlas para así fomentar la integración y los lazos en esta nueva comunidad. Pero el silencio fue su única respuesta ante tan desinteresada proposición. Pues que aguadas.

Ya en clase, nos asignaron una computadora y nos guiaron sobre la busqueda de información en internet. Es impresionante la capacidad que tienen algunas personas para transformar algo tan sencillo y de sentido común, en algo tan dificil como el algebra diferencial. Después de un rato de explicación, en cosas que bastaría con apelar a la curiosidad y hacer click, la gente comenzó a perderse y a pedir por favor fueran más lento. Especialmente mi compañerito, el más viejito de todos.

Así que me cambié a su computadora y le dije a la guía, mujer chic que gusta dar la clase con lentes oscuros, que seguiría el proceso con él y así podría explicarle a la vez que iba yo entendiendo. Él se llama Octavio. Es físico y el pasado primero de diciembre se jubiló después de dar clases durante sesenta años. Tiene 84. No quiere mantenerse ocioso y en el futuro quiere dar clases de inglés. Dice que no represento mi edad. Pues claro, pero eso es por el cuadro en el desván y la sangre de las virgenes, además de mi orígen alienigena y el amor que me consume por dentro.

El merito es suyo, que no ha recurrido a las artes de lo oculto para ser inmortal como yo. En el proximo recreo, si llevo mi lonchera, le convidaré de mi sandwich y tal vez me convide de su habano o me cuente por que a cierta edad, conviene usar una boina.

Juan Soriano

Thursday, February 09, 2006

Carrusel de las Américas

Pues fue mi primer día de clases. Y lo único que estrené fue un fuego en el hocico que hacía lucir el otrora botón de rosa en mis labios como una molleja a medio lavar. Todo seguro un mensaje del cielo para que olvide los pecados de la carne y regrese a mi vida monacal de renunciación y pajarillos cantores.

Nada de colores con mi nombre, ni lonchera, ni cuaderno siquiera, pues prometí acabarme el de batman cuadro chico y apenas va como a la mitad de puros rayones y monos que pinto porque nomás no me entra eso de hacer apuntes. Ah, pero que tal está bueno eso de andar pintando encueradas y practicando la firma del rector y de Marthita Sahagún para hacer prestamos en su nombre y firmarle la tarea y los cheques a sus lacras retoños.

Para llegar medianamente temprano tuve que tomar tantos taxis, que me sentí en un capítulo de Sex and the city, nomás que sin tacones altos ni falda rabona. Nos citaron en un pequeño auditorio para una pomposa ceremonia con cohetes y cañonazos que anunciaría la inauguración del curso y el inminente fin de los tiempos, creo. Llegué y me dieron mi folder con muchos papeles que harían las delicias del boiler de una casa pobre.

Me senté calladito y fui discreto. Y esperé a que anunciaran nuestros nombres con fanfarrias como desfile de la ONU, porque parece la Escuela Mundial de Carrusel, pues hay gente de todos los sabores y colores, desde los mexicanos amarillo verdosos, hasta gente de intercambio menonita y hermosas ejemplares que nos recuerdan que negro es un bello color, si señor.

Pero ahí no termina la variedad, también es cosa de edad. Tengo un compañerito que llega con boina y todo y está tan viejito que estoy seguro que si mi abuelita fuera más descocada, podría ser mi abuelito. Total que no hubo cohetes. Lo primero que nos enseñaron fueron los secretos de la biblioteca del CELE, hay una camara de tortura que tiene unos libreros aplastadores. De verdad. Otro día con más calma organizo un tour.

Eso de que nos enseñen a usar la biblioteca parece menso, pero para mi no lo es tanto porque nunca he sacado un libro y ni credencial tengo.

mañana nos llevan a la biblioteca central

ah no mañana, al rato

Tuesday, February 07, 2006

Yo quiero que sea lunes

Como si los mexicanos necesitaramos de alguna ayuda o pretexto para fomentar nuestra modorra y natural flojera, nuestras máximas autoridades, siempre pensando por nosotros como debe ser, han llegado con esta maravillosa idea de Fines de semana largos, prodigio de la estrategia gubernamental que nos evita la fatiga de decidir faltar a trabajar, porque ahora, tres puentes a lo largo del año, cuentan con la bendición y el visto bueno de su graciosa majestad Don Vicente Fox Quezada y de Sahahahagún. Todo esto sólo pensando en "el
fortalecimiento de las relaciones familiares; la disminución del ausentismo en los
centros de trabajo; la generación de empleos y una mayor captación de ingresos"
En pocas palabras, la institucionalización de la flojera nos hará ricos. Yo sabía que eso de faltar a clases unía a las familias y evitaba los divorcios y volvía queridos a los hijos no deseados.

Bueno, esto viene a colación porque si tuvieramos un gobierno que obedece las leyes del universo y la física elemental y se deja de buscarle tres pies al gato para quedar bien con el gen holgazán que todos llevamos dentro, yo habría entrado a clases ayer, como Dios manda y no en martes siete, que como bien dice el dicho ni te cases, ni te embarques, ni entres a clases. O algo así. Y es que hoy empieza por fin el mentado curso de profesores. Ah, por cierto, si me quedé. Si alguien quiere ver la lista, ahí está en la página del CELE, para que conozcan a mis compañeritos y si alguno se les hace familiar, le adviertan el régimen de terror que vivirá bajo mi yugo y de que me gustan las tortas, para evitar discusiones cuando se las quite en el recreo.

Dice mi maestra que son muy poquitos porque quieren que esta generación sea más bonita que ninguna y no dejaron entrar a locos y conflictivos ni que se coman los mocos y nadie con IQ menor a 174. Puro Einstein pues. Entonces estoy muy emocionado de conocer a gente tan brillante que seguro tendrá temas elevadísimos de plática. Aunque su selección no pudo ser tan veráz, porque yo me quedé y aunque no me como los mocos ni cosa parecida, no soy el modelo de estudiante promedio, ni el modelo de belleza aria tampoco por cierto. Bueno, cada que empiezo un año escolar desde que pasé a prepri, ansío conocer gente inteligente y fascinante de la cual pueda aprender y ya entrados en gastos pues enamorarme y así asegurar la continuidad de la especie, pero siempre me sientan con el más burro




O tal vez eso es lo mismo que él piensa

neuer Erfahrungen

Monday, February 06, 2006

Lazos

Además de sus comments en cada post, desde que nació el blog he tenido la suerte de contar con gente que me escribe por correo, siempre con amables comentarios y una que otra cochinada que también agradezco, pues me sube la moral y alimenta mi autoestima aunque recurra a los modos y maneras de los trabajadores de la construcción, no por su influencia masónica, sino por lo puerco de sus conceptos y lo refinado de sus albures.

Es así que siempre que puedo, respondo estos correos y las inquietudes de aquellos que no se atreven a comentar en el blog. Hace poco recibí el siguiente correo, del cual tomo algunos fragmentos esperando su autora lo tome por el lado amable

Hola:
Me encanta tu manera de escribir, soy una mexicana que vive desde hace muuuchos años en Barcelona, España...

Continuaba con agradables comentarios, algunas jocosas peculiaridades que compartíamos y cerraba diciendo:
¡Ah, el tip de tu blog me lo pasó mi mamá!

Cuando leí lo de su mamá, pensé que era una niña muy brillante por lo que decía en su mail y creí también su mamá era muy revolucionaria al recomendar a su hija leer un blog perdido del otro lado del Atlántico, así que respondí con curiosidad y además hice algunas pertinentes preguntas, pues me intrigaba qué habria hecho la pobre niña para que su mamá le dijera ¡No sales de tu cuarto hasta que no acabes de leer gonzalopolis.blogspot.com!

Pensé tal vez el castigo de moda en Europa, era hacer leer a los niños mi blog, para que vieran que cada que se iban de pinta, desperdiciaban horas de escuela que si no aprovechaban, los orillarían a escribir como yo al paso de los años. O para que valoraran la educación del primer mundo y reflexionaran cuan fregados estabamos los de acá. Pero entonces la respuesta me sorprendió:

Hola Gonzalo:

Mi mamá es Gabriela Zayas de los blogs "reinadegrillos" y "arteyliteratura", no sé cómo llegó hasta ti, pero tiene un link a tu blog y el lunes que comimos juntas me dio a leer uno de tus textos y así te conocí yo. Yo no vuelvo de Barcelona, vivo aquí desde hace unos 22 años...


Y yo que pensaba que mi blog era como el programa de Chabelo, para puros niños madrugadores y tan local como el canal 34 de televisión mexiquense. Además si lo leyó a la hora de la comida, significa que tal vez pueda yo salir a la calle a repartir impresiones de mi blog así como Pita Amor, al fin que loco ya estoy y paraguazos reparto donde quiera que voy.

Por si fuera poco, después me preguntó muy amablemente si podía poner un link a mi blog en el suyo. Y es así que aprovecho para decirle que claro que puede y de paso agradecer a todos aquellos que me han linkeado sin siquiera yo saberlo. Gracias a De bolsillo, su mamá y a todos por sus links. Sientanse libres de enlazarme a cualquiera de sus páginas, incluso aquellas de cuestionable contenido erótico.

Sunday, February 05, 2006

Adendum

en la boca no
en la boca no
en la boca mmm

Thursday, February 02, 2006

The Washington Post

Las navidades están lejanas en el tiempo. Las semanas han corrido y el año se vuelve menos nuevo con cada día que pasa. Creo entonces, ha llegado el momento de que revele el oscuro secreto que hasta hoy he guardado. Una conspiración navideña surgida en las más altas esferas de la política, que descubrí por accidente y que estuvo a punto de costarme la entrada al Programa de Protección a Testigos, pero que hoy, seguro de mi mismo porque soy mutante y superpoderoso y masco chicle y bailo tango y tengo viejas de a montón tururú, denuncio ante ustedes, oh pueblo de México.

.

¿Notan ustedes algo raro en nuestro mexicanísimo ponche? Fijense bien...¿Nada?... No, no, la fruta esta apelmazada y recocida, pero no es eso. También se nota que no le dieron ni una enjuagadita a esos tejocotes tierrosos, pero tampoco es eso. Ni las cañas que parecen ya masticadas. Fijense por un ladito... ¿Nada?...

a ver más cerca


.

¡Así es! El ponche, lo último que nos quedaba y que no se habían llevado los chinos, es propiedad del gobierno de Washington y esta hecho con manzanas envenenadas atarantadoras que muy clarito dicen: Golden Delicious 4021 Washington, todo el que se eche un traguito de ponche, es mariquita sin calzones y propiedad del gobierno norteamericano. Bueno eso último no se ve tan clarito, es letra pequeña.

Ahora entiendo todo, seguro la pirata acapulqueña era el mismo George W Bush tratando de robar mi identidad y hacerme desaparecer igualito que a Sandra Bullock en La Red. Con razón ni mi madre me hacía caso, tal vez fue al salón y junto con el cabello lavaron su cerebro. Afortunadamente salí de todo eso y sin que nadie lo notara, devolví la soberanía del ponche a nuestro sobajado y casi desponchado pueblo.

Estoy pensando dejar a Bush creer que controla el mundo, así ya sólo tendré que dominarlo a él y me evitará la fatiga de ir conquistando toda la tierra. Si quieren mientras aprendan inglés, pero si se les dificulta, no se apuren, que cuando domíne el universo habrá dos idiomas oficiales, la música y el amor. Así que con que aprendan a chiflar.