Wednesday, September 28, 2005

Trainspotting metrosexual

Las madres siempre se preocupan porque sus retoños estén sanos y fuertes. Y mientras mas gordos y chapeados, más felices de ser la envidia de sus amigotas por los rubicundos cachetes de su bebé. La mía no es la excepción, pero como yo soy flaco y amarilloso, me esconde en un cuartito cuando hay visitas y saca a la salita de estár a mis hermanos rollizos para que las señoras pellizquen sus cachetes y se regodeen en sus carnes.

Mamá, preocupada ante la persistencia del hueso sobre la carne en mi anatomía, recurre a cuanta cosa encuentra para aumentar mi aguayón y su última arma, son unas vitaminas metrosexuales. Pero yo creo la vida me grita que eso no es para mi, porque el primer día que me las dió, procedía a tomarlas por la mañana cuando ¡PUM! No sé como, pero se me cayó el frasco y todas las capsulas acabaron tiradas en el piso, atras de la computadora y adentro de mis zapatos.

Y ahí estaba yo de rodillas recogiendo las preciadas capsulitas de gel cargadas de vitaminas , minerales y aminoacidos esenciales, desesperado por sacarlas de entre la telaraña de cables atras de la computadora, angustiado por perder sus mágicas cualidades. Y de pronto me di cuenta, que era como un trainspotting metrosexual, pero peor, porque todavía ni me las tomaba , y ya estaba comportandome como un adicto. Y como se las chupó el diablo, ya ni me las tomé.

¡Ah! pero había un segundo frasco, al cual decidí darle una oportunidad y por precaución eché a la mochila. Podré tomarlas en cualquier lugar, si siento como que me estoy oxidando... pensé. Pero no fue tan buena idea, porque al poco tiempo mientras buscaba no se qué, descubri a las capsulitas, la mitad sueltas, la mitad reventadas . Ah ! ¡Que ternura! Ahora mi mochila tendrá una larga y saludable vida y tal vez cargarla tenga propiedades antioxidantes.

Hoy es mi examén para el curso de profesores de inglés. Pero para eso ni como estudiar. Digo yo.

De todas maneras

te amo

Tuesday, September 27, 2005

Febrero loco y septiembre otro poco

No sé como llamar a esta temporada. ¿de lluvias? ¿de frío? ¿de calor? ¿de patos?. Digo porque en esta ciudad loca no se puede confiar ni en el clima y en un solo día parece que pasan todas las estaciones del año. En la mañana hace frío, entons uno busca un atuendo calientito y abrigador, dejando de lado la sensualidad y la ropa chiquita.

Pero para medio día, el sol es abrasador y si tienen la mala suerte de estár en el metro, la ropa se pega al cuerpo, sus pliegues se hacen chiclosos y una ardiente necesidad de encuerarse y aventar el sueter de Chinconcuac a las vías del tren crece dentro de ustedes. Pero no lo hacen, porque muy dentro suyo saben que pronto lo necesitarán.

Porque después de un medio día bochornoso y cuando lo pegajoso se ha ido dejando una simple comezón, viene la lluvia que todo lo limpia, pero que no funciona en los mexicanos ya sudados y apestosos por lo que todo el pueblo huele como a perro mojado pero peor. Creo que es la hora más dificil, porque el agua alborota las gotas de sudor con mugre de las caras de los capitalinos, provocando su hedor caracteristico.

Ah, pero en la noche otra vez el frio intenso y horrible de ese que ataranta los sentidos, porque no sientes tu nariz, pero si sientes como que algo escurre. Y revisas y revisas. Y nada. Y cuando menos lo esperas, el moco está ahí.

Si, y que?

Monday, September 26, 2005

Niños, no hagan esto en casa

Acabo de escribir un kilometrico post como pocas veces. Cuando hice click, la porqueria de blogger me dijo que mi maquina no tenía habilitadas las cookies y perdió mi post en el cyberespacio.

CORAJE, FRUSTRACIÓN, RABIA,VIOLENCIA,COMEZÓN,SUDORACIÓN

La próxima recuerden que le tienen que llevar cookies al fuckinblogger como si fuera la abuelita de Caperucita. Cuando encuentre al genio que inhabilitó mis cookies... Bueno tendrán que conformarse con la versión 10 minutos express de lo que debió haber sido mi post. En el original, les contaba que a pesar de que la última vez prometí no hacerlo de nuevo, porque es muy difícil que las cosas salgan bien y muy fácil que salgan mal, no pude evitarlo y caí de nuevo.

Me corté el pelo


¿Y eso qué?... Ah , es que no me lo corté en la peluquería o en la estetica como la gente decente, lo hice yo solito con mis propias manos y mis tijeras punta roma de Cositas , porque no había ningún adulto supervisandome. Y es muy dificil hacerlo bien, porque tendré muchas cualidades, pero ojos en la espalda no es una de ellas, entonces no puedo ver para donde hay que cortar, ni que tal luce mi trasero en esos entallados jeans.

Y es que un amable y anciano microbusero me llamó "señorita" y como los niños y los microbuseros siempre dicen la verdad, me armé de valor y tomé la decisión. En general ese es mi parametro, si las viejitas en la calle me dicen " gracias señorita " cuando las ayudo en algo, signifíca que ya estoy muy greñudo ante los ojos de Dios Nuestro Señor. Y sé que no lo hacen de mala voluntad, es sólo que les cuesta trabajo aceptar que uno vaya tan mechudo por la vida y ellas quieren ver niños correctos con mucha brillantina y olor a lavanda. Y como están muy mayores ya no distinguen la dureza de mis facciones ni la fuerza de mis músculos

Creo que piensan que soy muy fea y bigotona y por eso lo asumen y me llaman "señorita" y no "seño". Traté de subir fotos y no se puede, así que siguiendo con Cositas, tendrán que usar su imaginación. En el fin de semana lo corté tres veces y cada vez termina más chueco y tuzado. Así que cierren sus ojos e imaginen.

Ya me voy, antes de que aviente esta maquina quintopatiera por la ventana

Karma police

¡Arrest this man!

Friday, September 23, 2005

Hoy no puedo postear

Porque es imposible hacerlo cuando dejé para última hora, minuto y segundo una "Carta de exposición de motivos" para ingresar al curso de profesores de inglés . Y no sé ni que poner, porque no entiendo para qué quieren sabér, qué diantres les importa, son mis cosas. Y además no sé si los motivos que he argumentado hasta ahora son validos:

1- Ambición ciega
2- No quiero ser burro
3- Amor al prójimo
4- Quiero mi pizarrón y gises
5- Y mis sellitos de No trabaja, Platica en clase y Si trabaja
6- Fama y fortuna
7- Soy rebelde

Por si fuera poco la bruta de mi impresora se acabó la tinta negra, y aunque tiene lleno el cartucho de color, para ella es indigno publicar un documento formal a colores. Es muy seria ella. Solo imprimió mi curriculum, que tampoco entiendo para qué quieren. Y no he acabado y soy una persona que tiene muy claras sus prioridades en la vida. Por eso es absolutamente imposible que postee hoy. Ni modo.

El único motivo

U

Thursday, September 22, 2005

Noche y dia

En mi afán de pasar por un ser humano normal que duerme como todos y descansa a sus horas, he alterado mis ciclos circadianos y ahora voy durmiendome en cada esquina. Y eso es malo, porque cuando uno anda medio dormido, afloja la moral y pierde el control de sus actos y no se fuja lo que hace.

Van dos días que mientras me rasuro con la maquinita, casi me sigo de largo hasta las cejas. Como tengo mucho sueño, me rasuro en piloto automatico y entons me voy derecho todo por donde hay pelo. Aún no pasa, pero no sé que voy a hacer sin cejas como Gordolfo Gelatino, pidiendo tips a las viejitas en el micro para pintarlas derechas y se me vea el ojo grandote y tapatío.

Y luego me metí al cine club de ingenieria y me dormí antes que empezara la pelicula. Y cuando desperté ya no entendí nada. Si no fuera por que los ingenieros van al cine a platicar y a hacer escandalo no despierto nunca. Y aunque me sentí muy triste de dormir en el cine, me consoló pensar que es como si hubiera dormido en un hotel de 7 pesos. Una ganga.

Decía que el sueño afloja la moral, porque de repente descubrí horrorizado que estaba a punto de besar a alguien así, de piloto automatico. Bueno, no era cualquier alguien, pero YO PERTENEZCO A MI PÚBLICO, A MI PUEBLO, LOS DESCAMISADOS. A punto he estado de caer en las garras del amor humano y todo por sueño. Me iba a seguir de largo como con las cejas pero nomás que aqui me iba a ir de boca.

Me traiciona el inconsciente

under the hide of me

Wednesday, September 21, 2005

La revolución de las chichis

Chichi, chiche

Del nahua chichi, mama, teta.

Este breve post tiene como único fin, que a los mexicanos y mexicanas, nada ni nadie nos quite la chichi de la boca. Más que una defensa a la glándula fuente de nuestro primer desayuno terrenal, es una batalla lingüistico-cultural por la independencia de nuestras chichis y una declaración de la chichi como patrimonio de México para la humanidad.

La chichi ha perdido terreno en las últimas decadas frente a eufemismos tales como senos, pechos, busto y mamas, terminos todos aburridos y simplones, aunque anatomica y etimologicamente correctos. Pero lo más triste y doloroso ha sido la reciente incursión de la nefasta, mocha y mojigata "Bubi"

¿Qué tiene la bubi que no la chichi?¿Por qué nos parece más adecuado utilizar una palabreja anglófona y desangelada, cuando todos tenemos a la chichi en la cabeza? ¿Por qué no es correcto usarla en televisión? ¡Luchemos por nuestras chichis!

Los conmino a partir de hoy a retomar la chichi y volverla parte de la nueva revolución cultural

¡No permitamos que si todo nos han quitado, nos arrebaten también las chichis!

¡Fuera el imperialismo yanqui de nuestras chichis!

¡Abajo las bubis, arriba las chichis!

¡Pueblos de América, uníos en una chichi!

Repitan conmigo:

¡CHICHIS!
¡CHICHIS!
¡CHICHIS!

Si al principio sienten incomodidad, es que el monstruo capitalista había efectivamente lavado su cerebro. Sigan luchando y repitan hasta que regresen a su más tierna infancia y las chichis sean parte de su ser. No se resistan, abandonense a la chichi.

La chichi es México

You´re just too good to be true

Tuesday, September 20, 2005

Mi camisa de Skeletor es mágica, captura las miradas de todos en la calle

.

Es eso o tengo unos senos irresistibles, turgentes e hipnóticos. Yo creo que a la gente le entra la nostalgia , por que ayer todo mundo me miraba las chichis* sin motivo aparente. Ya me voy porque mi maestra de alemán me puso un últimatum. Si llego tarde o falto en los proximos 15 días me corre del curso.

*Si a alguien le incomoda ese termino, favor de exponer sus razones. Mañana, mi defensa y declaración prochichis

Don´t know who you are

but I´m with you

Monday, September 19, 2005

Operación triunfo

En medio de tanto fervor patriotero y muestras sinceras de mexicanidad, recordé con gran amargura la primera vez que canté el himno nacional. Erase una vez, que en una temprana muestra de la estabilidad a la que me acostumbrarían mis padres, nos cambiabamos de casa por tercera vez y por lo tanto comenzaría el curso en un nuevo kinder.

Aunado al natural temor a lo desconocido, un nuevo uniforme que no combinaba con mi desenfadado, pero elegante estilo y unos esfinteres que se resisitían a obedecer, tuve que someterme por primera vez a una formación y distancias por tiempo:

¡UNO!-¡DOS!-¡TRES!

Todo era absolutamente nuevo y horrible para mi. Yo venía de un pequeño kinder en los suburbios que era más una casita con juegos y señoras gordas bonachonas y no tenía nada que ver con esta pequeña escuela militarizada. Pero lo peor estaba por venir.

Por una extraña crueldad del destino, siempre estaba en grupos de niños mayores, así que por estatura quede al principio de la fila y entonces, una voz de ultratumba a traves de una bocina dijo :"Niños, ahora cantemos juntos el himno nacional" Las primeras notas comenzaron a sonar y todos a mi alrededor no dudaron en cantar "Mexicanos al grito de guEEeeEEEeerra..."

¿Qué es eso? pensé yo ¿porqué todos se lo saben? la gendarme frente a mi hacía gestos y me impulsaba a cantar... Y muy dentro de mi sabía que por esta afrenta contra la patria, podrían fusilarme a la hora de la siesta o desterrarme del almuerzo en el mejor de los casos.

Así que hice como que cantaba y esa es la historia de mi primera y exitosa incursión en el playback

I can´t find the words to say

how much I love you

.

Friday, September 16, 2005

No me gustan los puentes

De alguna manera siempre me las arreglo para postear en horas impropias y poco decentes. Primero lo hacía de madrugada, llegando de salvar al mundo y antes de dormir. Ahora lo hago muy temprano, previo a ir a clases. Siempre antes de salir el sol. Esta semana estoy experimentando qué es más conveniente, escribir antes o después de bañarme. Debo confesar que rinde más el tiempo si me baño antes y posteo después, pero en el fondo temo que aún envuelto en humedad y escurriendo agua, vaya a hacer tierra o cosa parecida y muera electrocutado pegado al teclado como Rosario Castellanos.

Bueno, sería menos malo, porque ella murió conectando una prosaica lampara y en cambio morir en el teclado debe ser la fantasia de cualquier escritor. Como morir en escena. Pero como yo no soy escritor mejor me seco bien y muero en circunstancias más elegantes, o mejor aún, no muero nunca y cuando me canse invento mi propia muerte y vivo para siempre en sus corazones, haciendo apariciones eventuales como Elvis y Pedrito Infante para alimentar el mito y seguir vigente.

Bueno, todo esto vino a colación, porque este puente patriota y quintopatiero alteró mis habitos de posteo e hibernación, y entonces por primera vez lo hago con luz de día y con resultados adversos. Mi post de ayer se perdió en el cyberespacio y estoy esperando que este desaparezca de pronto en medio de una gran explosión o algo así, todo a causa del sol y sus rayos que no me dejan en paz. Por eso ayer no hubo post. Porque si hubo, pero el sol lo reclamó en sacrificio y como no tenía humor de pelearme con él, pues dejé que se lo comiera y mejor me fui a buscar una nueva manera de dar el grito. Y la encontré .

Y mientras estaba en tan maravillosa compañia a la hora del grito, llegó aquí una "Anónima discipula" para dejar un comment que agradezco en el alma y que me ha iluminado la mañana de hoy.

Si este post desaparece échenle la culpa al sol

I want you back

Wednesday, September 14, 2005

No más

En mi afan por ser breve, no les pude contar ayer que ya casi me corren del alemán. Y es que la semana pasada falte tres días y llegué tarde los otros dos. Y antier lunes llegué al final de la clase con un bonito y abigarrado pretexto, lleno de fantasía y realidad virtual, pero mi pobre maestra esposa de Santa Claus, perdió la paciencia y me amenazó con sacarme del curso y no traerme mis juguetitos esta Navidad.

Así que tenía que llegar temprano al día siguiente por lo menos, cosa dificil, casi imposible, por que carezco del gen 39-16 que controla la puntualidad y regula las funciones del carisma y la personalidad arrolladora, lo cual hace muy dificil que llegue temprano y que no resulte encantador. Así que luché contra mi naturaleza y traté por todos los medios de llegar a clase. Lo logré, pero la vida muy pronto cobraría esa traición.

Lo pagué en forma de aburrimiento crónico y sueño persistente, las horas se volvieron largas como un chicloso y me salió un barro junto a la naríz. Todo por traicionar mi naturaleza. Tenía 6 horas perdidas entre el alemán y la mentada clase de salsa y siempre me las había arreglado para ocuparlas en algo productivo, pero ayer todo se juntó para volverlas una laguna de aburrimiento y desesperación que me hizo renegar de la salsa y reflexionar sobre la vida y el hecho de que me cae gordo que me saquen a bailar en las fiestas y que si entré a este cochino curso fue solo por si acaso me hacen cantar una versión salsa de mi nuevo single en la entrega del Grammy Latino.

Estuve al borde de la locura por sueño y a punto de no entrar a salsa. No lo soporto más, fue demasiado y si Emilio Estefan insiste, le voy a decir que me quedo con la versión Metal-bolero-ranchero o que se busque alguien más para su circo. Me dio tiempo de revisar y debatir la teoría de la relatividad, la cuantica de campos, la de grafos y la breve historia del tiempo de Hawking, que no fue tan breve. Y me sobró tiempo. Y ya me voy porque tengo examen de alemán y la maestra me dio una oportunidad basada en los resultados del mismo. ¿Pero qué se piensa? ¿Cómo voy a saber algo si no voy a clase?

Something in your eyes

capture my soul

mate

Tuesday, September 13, 2005

Mi proposito de medio año, es hacer posts cortitos para no quitar tanto tiempo a los lectores y que puedan lavar los trastes y acabar su quehacer

Es que creo que mis posts ya están muy largotes y no hay nada como la brevedad y la pequeñez, sobre todo hablando de cinturas y posts. Es así que hoy le pongo un corsette a este post para que sea chiquito. Perdón pero no me di cuenta cuando empecé a escribir tamaños chorizotes, al rato los iba a tener aqui sentados 3 horas como los discursos de Fidel Castro. Lo que me lleva a concluir que son la edad y el poder que me están poniendo seníl. No me odien por ser viejito.

Como se ven me vi y como me ven se verán

Ya me daba pena que tuvieran ese tiradero en su casa y que agarraran de pretexto blogs tan chorilargos que leer. Hoy el mio no lo será más y podrán teminar su quehacer. Lo que me recuerda que siempre me ha incomodado esa palabra quehacer, sobre todo el uso que le da la gente que dice que "va a hacer quehacer" o "está haciendo quehacer", porque no estoy seguro si es un verbo o un sustantivo o que cosa. Yo quehago , Tú quehaces, Vosotros quehaceis. Pura confusión. Sin más por el momento, los dejo para que dejen de hacerse y hagan su quehacer.

Brevemente suyo

Gonzalo Micro

Sin cruzar palabra

Tarumba

Monday, September 12, 2005

Confessions Part I

Siento vergüenza de mi mismo. Sé que lo que siento no está bien. Que es antinatural. Pero cada día lo quiero más y guardo silencio para que la sociedad no me juzgue ni me llame perverso y enfermizo. Pronto no resistiré y tendré que confesarlo al mundo, porque además la gente se da cuenta, he notado como me miran diferente mientras camino por el supermercado, como murmuran a mis espaldas y lo peor, de pronto el deseo se apoderó de mi y he sucumbido a su encanto . Por eso hoy debo revelar mi secreto.


Quiero comer Gerber


Si, todo comenzó por accidente. Caminaba sin rumbo en el supermercado, cuando el destino me llevó al pasillo de bebés y en un arranque de nostalgia, decidí ver que había de nuevo en la comida para infantes. Lo que vi me dejó helado. Cuando yo era chico, las opciones eran carne y zanahoria, zanahoria con carne y zanahoria sin carne. Algo así, pero ahora los niños tienen opciones gourmet que incluyen lasagna, carnes en todas sus presentaciones, deliciosos juguitos con yoghurt y además igual que los gatos, tienen bocadillos, snacks entrenadores y mil cosas más.

De inmediato revisé los ingredientes seguro de que sería una tomada de pelo aprovechandose que los bebés no saben leer y que la lasagna estaría hecha de glucosa, harina y agua. Grandota sería mi sorpresa al ver que tenía queso, pasta, carne, albahaca, oregano y todos y cada uno de los ingredientes que tiene la lasagna para adultos, y así pasó con todo lo demás. Obviamente se me antojó, pero debi ser fuerte y controlarme. ¿Por qué yo no gocé de los mismos privilegios? ¿Era un pecado buscar los sabores que me habían sido negados en mi más tierna infancia? ¿Por qué yo tengo que masticarlo todo y para ellos es tan facil? Como pude contuve el llanto y seguí mi camino.


Pero cuando vi los bocadillos entrenadores, no pude más que retorcerme de la envidia ante lo afortunadas que eran las madres de hoy, que podían enseñar a sus niños a saludar, a sentarse y a dar la patita sin batallar tanto como las pobres mujeres del siglo pasado. Y atormentado porque sé que nunca aprendí a a dar la patita ni nada, me compré mis bocadillos entrenadores, para echarle ganas y aprender todos los trucos y gracias que la vida me arrebató. Y si, son deliciosos. Y quiero más. Y caben perfecto en mi mano chiquita y regordeta. Y cuando las como casi ni babeo. Y tienen como un millón de calorías para que me ponga bien chapeado y cachetón. Lo malo es que son muy poquitas

No me juzguen

Confessions Part II

Me quité la costra

Confessions Part III

I love you more than you´ll ever know

Friday, September 09, 2005

Dos raspados un camino

Tenía muchas ganas de un raspado. Pero no en la rodilla. De los de hielo. Y no decidía que sabor escoger. Por un lado quería uno de tamarindo con chile y limón y por otro se me antojaba uno de leche quemada. En el fondo los quería a los dos, a uno por dulce y al otro por irritante. Al fin no pude decidirme y tuve que pedir ambos, sin importar el riesgo inminente de explosión atómica, ni la cara de asombro de la gente del lugar que pensaba que tomaba un raspado con mi amigo imaginario. Lo que no saben es que él no toma hielo porque es cantante, así que se sentó calladito junto a mi , en lo que yo terminaba mis 2 raspados.

El raspado solo alborotó mi necesidad de lacteos y llegando a casa busqué una rapida y efectiva manera de satisfacer mi ansiedad. Encontré por casualidad una Leche Multiactiva 40 y tantos de alpura, dirigída a los ancianitos y que promete la felicidad eterna, además de facil digestión con 7 antioxidantes, vitaminas , minerales y Omega 3. Es como un licuado de fuente de juventud. Tenía que probarla, estaba seguro que con tantos ingredientes mágicos, me devolvería la lozania y belleza de mis 5 años, perdidas hace ya tanto. Me paré frente al espejo con mi vaso de leche mágica y me preparé para ver la frescura e inocencia de la infancia volver a mi.

Oh desilusión, la leche no es mágica y además sabe horrible a medicina. No me hizo joven. No me hizo feliz. No volveré al kinder a defender las afrentas del pasado. No la compren para sus papás. A menos que les tengan mucho resentimiento. Si es así, comprenla y obliguenlos a tomarsela como hacían ellos. Ya después con más calma me di cuenta que una leche con grasa vegetal, deslactosada, y sin colesterol NO ES LECHE, será jugo de vaca o agua de calzón pero no mi amada LECHE. Además revisando los ingredientes mágicos descubrí que incluía Aceites marinos. ¿¿¿¿Qué???? O sea que en el año 2005 , la innovación en nutrición es echarle pescado a la leche. Mejor que le pongan murcielago y lagartija y esas cosas que SI son mágicas

Hoy quiero más raspado y leche de verdad

Dazed and confused

M.U.

Thursday, September 08, 2005

Fui a a correr a los viveros

Para todos aquellos que piensan que correr es una actividad aburrida, repetitiva, cansada y hasta cierto punto mensa. Todos los que se llenan la boca ridiculizando a la gente deportista, emprendedora y luchona que se levanta temprano y sale a correr. Todos esos que se atreven a decir que NUNCA correrán...

Estoy con ustedes

Aparte de mi querida corredora que tiene una depurada tecnica y una elegencia innata, el resto de los atletas dejaron en mi una honda huella que no y que no. Para empezar eso de salir a correr me llena de conflictos y debates internos. Por un lado me quiero arreglar por si conozco al amor de mi vida entre las pistas y por otro no tiene mucho caso hacerlo si de todas formas volverás bañado en sudor.

Además salvo honrosas excepciones, cuando la gente corre pierde toda elegancia y compostura, se pone roja, hinchada, humeda, abotagada y la baja temperatura mañanera unida al sudor intenso los hace oler de una manera muy caracteristica, como a recalentado navideño recién salido del refri. Definitivamente esta no es mi actividad favorita y la guardaré en el cajón de los recuerdos junto a la bonita espada de mi abuelito el coronel. Pero si ustedes son gente necia y retobona y quieren intentarlo, les paso algunos tips.

1.- Lleven billetes grandes

Si se les ocurre llevar cambio y morralla, se volveran una sonaja humana entre llaves, dinero, celular y los estoperoles de sus pants, además afuera de los viveros venden todo tipo de monerías y artilugios para el corredor.

2.-Nunca tomen atajos

Yo tomé uno y fui a parar a quién sabe donde. Los viveros pueden ser un lugar cruel e inhospito. Y estaba muy emocionado de ver a las ardillitas, pero resulta que ya perdieron el respeto y en lugar de ser lindas, inocentes y cautivadoras, te piden un peso para un taco.


3.-Laven sus dientes tres veces al día

Los dientes de arriba se cepillan hacia abajo, los dientes de abajo se cepillan hacia arriba y sus muelitas deben cepillar con un movimiento circular.

No sabe fallar

Todo empezó cuando me diste esa pluma y te toqué. Electricidad.

MAGIC

Wednesday, September 07, 2005

Why do fools fall...?

Resulta que me caí. Bueno, no me caí, pero como me gusta trepar a las bardas de C.U. iba corriendo y al subir la rodilla, me pegué con la barda a la que iba a dar el brinco. O sea que me caí al reves, o me caí pa´tras, como dirían en spanglish. El chiste es que se me hizo una raspada de esas que uno se hace de niño en la mera rodilla, pero que se vuelven improbables con el paso de los años. Creo que la integridad de las rodillas , es una prueba de madurez, porque mientras más viejo, menos raspadas y viceversa. Y lo que más gusto me da, es que se me esta haciendo una costra increible como no había tenido en años.

Tengo una fascinación por las costras, me gustan por rasposas, por duras y más porque se arrancan. En el pasado, eso angustiaba a mi pobre madre que temía me volviera el Hombre cacarizo de las alcantarillas por andarme quitando la costra. Una semana santa, me pico un mosco en el cachete. Y me rasqué y me rasqué, hasta que me quite el pedazo y me salió una costra. Mi mamá entonces recurrió al terror psicológico-religioso y me advirtió que si me la quitaba, por ahí me iba a entrar la lepra como a las hermanas de Ben-Hur y los leprosos de la serie de Zeffirelli esa que pasan todas las semanas santas.

Pero supongo era yo un niño de mucha fe, porque no le hice caso y me la quité hasta dejar una bonita cazuela en mi cachete. Que queda como testimonio de mi alianza con Dios en contra de las enfermedades dermatológicas.

Hoy voy a cambiar. Pretendo en adelante, hacer cosas que nunca he hecho por asco, repugnancia y flojera. Tal vez me esté perdiendo de algo interesante. La actividad repugnante de hoy es:

Salir a correr

En estos momentos me preparo con pants, tenis y gorrita para ir a desempeñar tan apestosa y horrible tarea. Aprovecho que no tengo alemán y que me invitó una persona que ama correr, así que ya me voy o no llego. Confieso por último y en medio de fuertes sollozos, que no he visto Charlie y la fabrica de chocolates y eso es algo que tengo que resolver hoy mismo.

in love

Tuesday, September 06, 2005

Todo yo

Pues que desde el viernes perdí mi mochila, que es como una extensión de mi ser y mi ego y en la que cargo todos mis efectos personales y también mis efectos especiales, y que está llena de polvo de galleta y dulces ya muy viejitos que no me como pero sin los cuales me siento muy solo. Y una botella de alcohol del 96 para acabar con los germenes patógenos invisibles a mi alrededor y por si tengo que hacer una cirugía de emergencia y por si me siento muy solo echarme un trago y para acabar con los germenes patógenos invisibles a mi alrededor. Bueno no la perdí pero la olvide en el coche de alguien muy amable que me la guardó unos días.

Y entonces llegué al alemán sin mochila y sin libros. Y cuarenta minutos tarde. Pero tenía el pretexto ideal. Lo malo es que no había ido en dos días. Mi nueva maestra de alemán es un sueño hecho realidad del que no había hablado porque aún me costaba creerlo. Es una señora tan dulce, comprensiva y tan alemana, además de cotorra. Se me figura a la esposa de Santa Claus. Sucede que después de un rato me dijo... Gonzalo ¿y tus libros? y por el tono de su voz, pensé que por fin la vería enojada frente a mi... Es que no traigo mochila, la perdí... Si le digo que la olvidé, tal vez me mande a un campo de concentración de burros... pensé...

Ah bueno, entonces no hay problema ¡Yo también olvidé mi bolsa! ¿¿Pueden creerlo?? por fin, una maestra que me comprendería, una que no me juzgaría, una tan extraña como yo. ¡Oh ahora sería tan feliz en la escuela y así seguramente un día hasta me titularía y tantas cosas! Un mundo de posibilidades se abría ante mis ojos. Y cuando estaba haciendo planes con mi brillante porvenir academico y regodeandome en lo afortunado que era, escuché que le decía a un alumno que no olvidara que el jueves no habría clases. Cuando le pregunté a mi compañerito de banca, me dijo: Ah si, es que como la maestra ya va a renunciar porque se va a regresar a Alemania

¿¡QuuUUuuUuUuUuUUuUuEEEeeEeEEeeEeeEeeEeeEeeEEE!?

Primero mi cuchara, luego mi mochila ¿y ahora esto? ¿Qué estoy haciendo mal para que mis maestras favoritas, mis útiles escolares y mis utensilios de cocina me abandonen asi? Por si fuera poco alguien me dio Mole Kryptonita Verde con pollo y me sentía muy raro, así que tuve que regresar a mi guarida con las pocas fuerzas que me quedaban y desde entonces estoy en mi camita y aún estoy decidiendo si voy a la escuela o no.

if

Monday, September 05, 2005

Mi vida es marca A.C.M.E.

Así es, una serie de eventos en los últimos días ha confirmado mis sospechas de que soy un personaje de caricatura, si no me creen aquí les traigo muchas pruebas.

1.-Sólo en los cartoons suben pianos por las ventanas.
.
Eso es un piano. Ya sé que no se ve claro, sucede que mi telefono no tiene flash

2.- En las caricaturas el personaje va a dormir a la escuela y no hace la tarea.

.
Como podrá ver en esta imagen, estoy durmiendo y NO haciendo la tarea. Todo a la vez.

3 .-Tengo un Sweater de prostituto marca A.C.M.E.
Bueno eso digo yo, porque el día del piano un imbecil me estuvo siguiendo en su coche, primero gritando preguntas como ¿Eres de por aquí? para proseguir con la finísima y siempre halagadora ¿Cuánto? Además se aparecía cada vez que iba a cruzar la siguiente calle de manera inexplicable. Eso nadamás en las caricaturas. Y como no llevaba yo un top o minifalda, ni botas de ramera o peluca rubia, lo achaco a mi sweater de prostituto marca A.C.M.E., cuyo destino será el bote de la basura, pa que no siga desprestigiandome.

4.- Todos los días hay una nueva aventura.

5.- Tengo archienemigos y villanos.

6.- Mis amigos son animales.

7.- Quiero aventuras que al mundo asombren.

8.- Y colores en el viento descubrir.

9.-Siempre con mis amigos , nunca me encuentro solo y algo en el horizonte voy a buscar.

10.- Te amo con la fuerza de He-Man, la intensidad de Remi Remi y la prepúber inocencia de Candy Candy

11.- Y a veces me siento un Porky por eso

I just wanna love you

But I don´t know how

Friday, September 02, 2005

Cucharita

Sabedora de mi natural tendencia a comer basura y conciente de que últimamente no puedo hacerlo en casa y me veo obligado a buscar comida en las calles, la señora que me recogió de aquella cajita de galletas Marías cuando la lluvia de meteoritos y me ha tratado como su hijo desde entonces, trata incansablemente que consuma cosas medianamente sanas y que me hagan sentir en casa. Pero a mi me cuesta trabajo andar cargando lunch y fruta y todas esas cosas que a las mamás les gusta echarnos en la mochila.

Y eso es porque no me gusta batirme y las cosas siempre se me aplastan y los cuadernos se me llenan de grasa y frutsi de uva y están manchados el resto del año y las hojas pegadas retostadas que no se puede ni escribir. Además tampoco es bueno llevar comida cuando tienes deficit de atención. Antier me dieron un yoghurt, que tuvo su respectiva explosión en mi mochila y cuyos restos me comí todos tibios, parecia licuado de requesón con frutas y cereales, pero el caso es que llevaba una de las finísimas cucharitas postreras de mi mamá y ya no me acuerdo donde la dejé

.
Si ve una como esta ¡Aviseme!

Lo peor es que después de hacer memoria, y esas cosas que hacen las viejitas cuando no se acuerdan de algo, he llegado a la conclusión de que con todo el batido y tratando de deshacerme de todo lo embarrado de yoghurt, la eché a la basura. Y seguro la tiré con la inorganica y toda la cosa. Y ni cuenta me di. Pobre cuchara.

Es por eso que sólicito su ayuda para localizar mi cucharita, es pequeña como verán en la foto de su hermana, la de atras es mi mano para que se den una idea, se perdió en las inmediaciones de CU. Si la ve no sea malo y regresemela que la extraño mucho y no tengo con que romper el caramelo de mi crème brulèe

I trust in you

Heart

Thursday, September 01, 2005

Los hijos del Huracán Ramírez

Era una tarde soleada como cualquier otra en la Ciudad Universitaria. Dantés y yo nos dirigiamos a la Filmoteca. Pero al entrar, sucedió lo inexplicable. La señora de la puerta, una mujer ya mayor, hizo una cara de asombro como si San Martín de Porres y el Señor de las Maravillas se le hubieran aparecido y luego procedió a colmarnos de piropos y halagos. Dijo que estabamos muy guapos y que Dios era bueno porque le mandaba tamaños rorros y además hizo el comentario extensivo a otra señora que estaba con ella y a dos mocosas despistadas, que tuvieron la amabilidad de darle el avión.

Me arreglé un poco el pelo, pero los de la camara escondida nomás no salían por ningún lado, así que tenía que ser cierto ¡Qué amable señora! pensé en mis adentros, tal vez las entrenan para distinguir la baja autoestima de los estudiantes y acabamos de ser victimas de un experimento en Terapia express. O quizas hizo una apuesta con las otras señoras y dijeron: a los proximos que entren, nos los vacilamos. Y así lo hicieron. Aunque seguramente esta sabia mujer estaba en lo cierto y estamos que nos caemos de sabrosos. Pero... esperen, algo anda mal... ¿por qué si estamos tan sabrosos, nuestras contemporaneas no caen tan facilmente?

Y entonces lo entendí todo

Tenemos todo lo que una mujer podría soñar. En 1950. Por eso tenemos pegue con las viejitas. Y mientras ellas nos ven como a David Silva, las chicas de hoy no tienen idea de los logros descomunales del Huracán Ramírez y no nos valoran. Es como ser una carismatica Rockola, en la era del MP3. Solo las viejitas echan un veinte. Me voy a empezar a fajar el pantalon muy alto, arriba del ombligo, con polainas y sombrero y me peinaré con brillantina y usaré aroma de lavanda para oler como viejito y corresponder con mi extemporaneo encanto. Y ser el azote de las chorreadas descontinuadas. Antes de que se extingan.

deep

So deep in my soul